EL BLOG

WikiLeaks se atribuye ataque masivo contra EU

23/10/2016 8:50 AM CDT | Actualizado 23/10/2016 9:48 AM CDT
Getty Images/iStockphoto

Entre los clientes de Dyn se encuentran Twitter, Netflix, Pfizer, Sodexo, Salesforce, Trip Advisor, LinkdedIn, The Guardian y muchas empresas que basan su existencia en internet, en la promesa de estos expertos en tecnología de mantener sus datos protegidos en la nube, disponibles en cualquier momento, en cualquier lugar. Son los administradores de la estructura que los clientes no ven. "Dyn es el proveedor líder de Administración de Desempeño en Internet (IPM, por sus siglas en inglés) de las empresas más grandes y de las propiedades web más visitadas del mundo", dice a manera de presentación en su página de internet.

Esa es la empresa de la nueva economía que sufrió este viernes un ataque que afectó a varios de sus clientes y que se hizo noticia global, por el tamaño del impacto de las fallas en el servicio que provee y proveen. "Los principales websites eran inaccesibles a la gente a lo ancho de Estados Unidos el viernes, después de que la compañía que administra partes cruciales de la infraestructura de internet dijo que estaba bajo ataque", informó The New York Times, una de las firmas afectadas. "Los usuarios reportan problemas esporádicos al utilizar muchos websites, incluyendo Twitter, Netflix, Spotify, Airbnb, Reddit, Etsy, SoundCloud y The New York Times".

Dyn hizo lo mejor que saben hacer las firmas de tecnología cuando hay un problema grave: esconderse y decir que están trabajando en el problema.

La empresa, Dyn, le explicó al diario que comenzó a experimentar lo que los expertos en seguridad llaman "ataque distribuido de negación del servicio" justo después de las siete de la mañana del viernes. Así, hizo lo mejor que saben hacer las firmas de tecnología cuando hay un problema grave: esconderse y decir que están trabajando en el problema. Ofrecieron una conferencia de prensa telefónica, pero no dejaron muy en claro qué es lo que harán para evitar este tipo de golpes.

Lo que queda claro es que no fue un problema técnico.

Josh Earnest, secretario de prensa de la Casa Blanca, dijo que el Department of Homeland Security (DHS) está investigando el ataque "malicioso", pero que no iban a especular en quién estaba detrás de él. Esto se presenta justo después de que el mismo New York Times ha publicado varios reportajes en las últimas semanas sobre el conflicto cibernético que crece entre Estados Unidos y Rusia, lleno de acusaciones de ataques y la conformación de ejércitos de hackers para ofender y defender el ciberespacio y sus intereses en él.

Sean McBride, uno de los expertos de la firma de ciberseguridad FireEye (misma que trabaja muy de cerca con el gobierno de Estados Unidos), dijo que el ataque puede se parte de un marketing pitch. Nadie quiso en esta ocasión, al menos hasta este momento, acusar a Rusia o a China como los autores del ataque a algunas de las propiedades más preciadas de los estadunidenses.

Los voceros de empresas y gobierno estadunidenses explicaron el ataque como el golpe de un grupo desconocido que quiso demostrar su poder y nuevas tácticas. La negación del servicio fue interpretada como una demostración de lo que son capaces como grupo para pedir dinero o vender herramientas de destrucción. De hecho, algunos medios reportan que el grupo detrás de este ataque le pidió a Dyn muchos miles de millones de dólares en caso de no querer ser afectados. No pagaron, y les pegaron, es la hipótesis de algunos. McBride, de FireEye, dice que el ataque proviene de hackers que quieren llamar la atención y así vender estas nuevas herramientas de destrucción masiva.

Pero además de estos mensajes e interpretaciones, está un mensaje que mandó Julian Assange a sus seguidores, en donde les pide cesar los ataques contra la infraestructura de internet estadunidense.

Los hackers de Anonymous y New World dijeron este viernes por la tarde que ellos atacaron a Dyn.

El fundador de Wikileaks, quien se refugia en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012, ha amenazado en las últimas semanas con revelar documentos que harán que las elecciones de Estados Unidos se sacudan. Revelaciones que tienen que ver con Hillary Clinton, la candidata demócrata que parece llevarle unos puntos de ventaja al republicano Donald Trump en su batalla por el control de la potencia. Antes del 8 de noviembre, de las elecciones en ese país, amenaza con liberar los secretos que cambiarán el sentir de los votantes.

En ese contexto, Assange y su equipo han denunciado que les han intervenido la red, les han cortado el servicio e incluso, se especula que un ataque en contra de este personaje puede estar en marcha. Incluso, se ha comentado que ya lo asesinaron, con tal de que deje de filtrar documentos secretos que pueden dañar la reputación y poder de los estadunidenses.

Los hackers de Anonymous y New World dijeron este viernes por la tarde que ellos atacaron a Dyn, como venganza por cortarle internet a Assange. "El target específico es cualquier cosa grande", dijeron los New World Hackers a POLITICO: "Primero estamos probando nuestro poder".

WikiLeaks soltó un tuit que dice: "Mr. Assange está vivo y WikiLeaks sigue publicando. Le pedimos a nuestros seguidores que dejen de tirar el internet de EU. Ya probaron su punto". Y otro más: "La administración de Obama no debe atentar con utilizar mal los instrumentos del Estado para frenar la crítica contra el candidato del partido en el poder".

También te puede interesar:

- El teléfono que le estalló a Samsung.

- Pokemon Go y su ejército de espías.

- El ataque tecnológico masivo que sacudió a Estados Unidos.