EL BLOG

La reina de los hackers se pasea por la feria de tecnología de Las Vegas

10/01/2017 12:26 PM CST | Actualizado 10/01/2017 12:26 PM CST

Instagram: Mr. Robot
Carly Chaikin, una de las protagonistas de la serie "Mr. Robot".

LAS VEGAS, Nevada. "Soy más dark que punk", me dice Carly Chaikin en uno de los pasillos de la feria de tecnología más importante del mundo, el Consumer Electronics Show (CES), cuando le pregunto si en la vida real es igual de impulsiva que en la televisión.

Esta joven apenas es reconocida por las multitudes que recorren los interminables pasillos repletos de dispositivos que muy pronto adornarán los escaparates de grandes almacenes de todo el mundo, como el slogan del futuro de la televisión, la telefonía, internet, autos y cualquier categoría que entre en productos de consumo. Carly es mejor conocida como Darlene Alderson, hacker y líder de la fsociety, un grupo de ciberdelincuentes que atacan corporaciones basados en Coney Island, Nueva York, además de ser la hermana de Elliot en la hoy serie de culto entre los nerds de todos los rincones de este planeta, Mr. Robot.

Me cuenta que lo que cree que hace tan exitosa esa serie entre los iniciados del mundo de la tecnología es que es una historia honesta y todo se puede comprobar. El año pasado, uno de los escritores de Mr. Robot nos contaba que para realizar las escenas de hackeo utilizan asesores que hacen posible que aparezca parte de intrusiones reales en las pantallas de televisión, en lugar de solamente meter a un sujeto tecleando rápidamente frente a una pantalla que ilumina su rostro de cansancio como si lo que hiciera fuera ciencia espacial.

Ellos en realidad demuestran que es ciencia espacial a través de ejemplos incompletos de hackeo, que cortan a tiempo para que ningún televidente quiera copiar los métodos y arrasar con alguna empresa local o tratar de espiar a algún enemigo. Reproducen los pasos de un ataque y dejan ver que saben de qué están hablando.

A normal life. A life without Him. Could it ever be possible? #MrRobot

Un vídeo publicado por Mr. Robot (@whoismrrobot) el

"Es muy real y todos los personajes están muy bien armados, creo que realmente emulan muy bien las emociones humanas y relaciones, ya sabes, la forma en que el mundo es hoy en día", dice Carly Chaikin mientras la gente pasa como si estuviera apresurada por consumir con la mirada los últimos adelantos de los laboratorios de grandes y pequeñas empresas que apuestan por cambiar el mundo y darle a las masas una necesidad que los haga millonarios de la noche a la mañana.

Le recuerdo a Darlene que en la primera temporada de la serie era notable cómo tomaban historias de las noticias, de la vida real, y las adaptaban al guión inmediatamente, a veces como si apenas una semana separara la realidad de su mundo de hackers con ganas de generar el caos y destruir al mal, en este caso una empresa llamada E Corp. Las críticas y adaptaciones son notables. Le pregunto qué pasará con su nuevo presidente electo, Donald Trump. ¿Serán capaces de ser tan críticos como lo eran hace unos meses? ¿Aguantará tanta libertad de su parte?

En nuestro mundo Trump no existe como presidente.Carly Chaikin habla de la serie "Mr. Robot"

Darlene se ríe y me dice que eso no es un problema ahora, pues la segunda temporada de la serie fue grabada hace un año, no podrán estirar la liga de la paciencia de Trump con sus críticas y probables ataques masivos al orden establecido.

"En nuestro mundo Trump no existe como presidente", reitera la señorita que destaca por ser una genio del código y tener muy poco miedo, toda una psicópata capaz de liderar a los locos de fsociety cuando Elliot anda perdido en su otro universo paralelo.

Lo bueno, lo malo y lo nada revolucionario

Sobre eso platicamos exactamente con el hombre que desde hace unos años hace posible el show de Las Vegas, Gary Shapiro, presidente y director general de la Consumer Technology Association (CTA). Le recordamos que hace exactamente ocho años platicamos sobre la llegada de Barack Obama a la presidencia de Estados Unidos. Él me dijo en ese entonces que no era un movimiento afortunado, pues el demócrata había hecho muchas amenazas durante su campaña en contra de las empresas.

"El presidente Obama fue muy bueno con la industria tecnológica, tuvimos buenos canales de comunicación y fue muy respetuoso", reconoce quien representa los intereses de más de 2,200 empresas de tecnología que generan a su vez más de 15 millones de empleos. "Pero hablando de negocios, metió nuevas reglas y regulaciones, que no ayudaron a hacer negocios".

Trump, recuerda el hombre que representa los intereses de la industria tecnológica, tiene la oportunidad de dejar de asfixiar a los negocios con regulaciones y cortar los impuestos para que las empresas continúen innovando, construyendo y creando.

Trump tiene la oportunidad de dejar de asfixiar a los negocios con regulaciones y cortar los impuestos para que las empresas continúen innovando, construyendo y creando.Gary Shapiro, creador del CES.

"En la industria de la innovación no somos políticos, pero sí somos innovadores, y cambiamos y nos adaptamos. Como dice la genética, a lo largo de la historia, no es el más fuerte el que sobrevive, sino el que se adapta más rápido al cambio", me responde durante una conferencia de prensa, la mañana de este viernes 6 de enero. "Nosotros nos sabemos adaptar y nos adaptaremos a la nueva administración".

Una empresa que parece que no se está adaptando al cambio es Sony. La firma japonesa llegó nuevamente al show de tecnología de Las Vegas con poco que presumir. En realidad, su CEO y presidente, Kazuo Hirai, parecía que quería evitar a toda costa conversar con los expertos de tecnología y clientes. Llegó a su tradicional conferencia de prensa y apenas habló 20 minutos, pero al final del día, no presentó nada novedoso o innovador, como se espera en esta reunión que se realiza cada año desde hace medio siglo.

La apuesta fuerte de Kaz Hirai fue una nueva serie de pantallas Bravia OLED A1, en resumen es mejor calidad de video y un audio potente, pero nada que vaya a cambiar al mundo de la noche a la mañana. Tecnología para el placer de quienes pueden pagar antes que nadie unos miles de dólares para tener el mejor espacio de entretenimiento en su hogar.

Mientras que Sony parece que no se está adaptando al cambio, Samsung no presentó nada nuevo y LG destacó.

"Hay algunos cuestionamientos sobre la viabilidad de Sony, en un ambiente rápidamente cambiante", aceptó el CEO de la firma japonesa venida a menos. "Ahora, como sea, estamos en la senda del crecimiento sustentable".

Lo cierto es que ese crecimiento sustentable no se ve por ningún lado.

De Samsung, por lo menos, Sony no se debe preocupar. Durante el CES la coreana no presentó nada nuevo. Al contrario, su piso de exhibición estaba lleno de gente que estaba buscando un pretexto para recordarles que sus teléfonos que se incendian los dejaron tendidos en la lona. Se presentaron, seguramente, para tratar de dispersar las críticas, aunque consiguieron ganar más golpes al presentarse sin nada que presumir en las manos.

La que destacó fue LG, otra coreana que había estado en silencio durante años. Se llevó las palmas y algunos premios durante la feria de tecnología por una pantalla OLED que tiene de grosor menos de 3 milímetros y es flexible, tiene alta calidad de video y audio, y pesa menos de 10 kilos. Es una especie de papel que se pega en la pared y que ofrece la sensación de una ventana que mira hacia pasajes hermosos o películas animadas en muy alta definición.

LG Electronics
Las delgadas y flexibles pantallas de LG.

También, la otrora Lucky Goldstar, dejó ver al mundo dos robots industriales, uno para lavar los pisos del aeropuerto de Corea del Sur, que puede dejar brillando los espacios sin quejarse. Y otro, como de un metro de altura, que sirve para que los viajeros consulten hacia qué sala dirigirse con su pase de abordar en mano. También, no menos llamativa, fue la bocina que flota y ofrece el audio en 360 grados, y el refrigerador con una pantalla transparente que se conecta a Alexa, de Amazon, para pedir comida.

LG Electronics
Robotinas evolucionadas.

La tecnología confía en Trump

Entre el martes 3 y el domingo 8 de enero, la ciudad del pecado recibió a más de 170 mil visitantes de todo el mundo, ansiosos por conocer lo último que las grandes marcas ofrecerán a lo largo del año para ganarse un lugar en el corazón de los clientes y a su vez, generarles necesidades y recibir sus dólares a cambio de satisfacerlas.

Innovaciones en audio, muchos drones, vehículos verdes o inteligentes y muchas pantallas transparentes se presumieron durante las sesiones y los pasillos de Las Vegas Convention Center, el hotel Mandalay o algún otro rincón rentado para ese fin por alguna de las más de 3,800 empresas que estuvieron presentes.

En este 50 aniversario del CES, pocos inventos, si no es que ninguno, amenaza con cambiar nuevamente a la sociedad.

En el CES, hay que recordar, se presentó en los 70 la VCR, el láser disc en 1974, el CD en el 81, el DVD en 1995, la Xbox en 2001; el Blu-ray en 2003; la OLED en 2008 y la realidad aumentada en 2016. Bueno, en realidad han sido cientos de inventos, pero esos son algunos de los que han cambiado la forma de hacer negocios y consumir contenidos en el mundo moderno. Lo cierto es que, en este 50 aniversario del CES, pocos inventos, si no es que ninguno, amenaza con cambiar nuevamente a la sociedad.

Cruisin' around #CES2017

Un vídeo publicado por CES (@cesofficial) el

"El lado positivo de esta nueva administración –continúa Gary Shapiro– es que esperamos inversiones en infraestructura, que es algo que no se había hecho, fueron rechazadas por el presidente Obama, pero también por su antecesor. Ustedes pueden ver qué bello es el aeropuerto de Las Vegas, pero es uno de los pocos que se ha renovado en los últimos años. Así que esperamos inversiones en infraestructura, también como la red 5G y carreteras que nos ayudarán a estar mejor conectados".

Gary Shapiro, es decir, las empresas de tecnología estadunidenses, se sienten más confiadas con Trump. La queja de muchas es que los asiáticos han tomado el control de un negocio que ellos llegaron a dominar. Ese control es evidente al caminar por la feria de Las Vegas cada año.

Gary Shapiro, es decir, las empresas de tecnología estadunidenses, se sienten más confiadas con Trump.

"Aceptamos que está bien tener regulaciones del gobierno, para cumplir con objetivos específicos. Pero hoy hay cientos de miles de páginas de reglas que es imposible seguir para cualquier empresa. El presidente electo Trump, hemos visto, está poniendo líderes de negocios en los puestos de mando. El presidente Obama tuvo el menor número de líderes de negocios en su gabinete que nadie en la historia de la presidencia de Estados Unidos, hablando de presencia en los puestos de poder. Y el presidente Trump está mostrando que está cambiando de dirección muy rápido", dice Shapiro en entrevista.

Hay problemas con el nuevo presidente, aclara Gary Shapiro, el más grave probablemente es qué hará en materia de intercambios comerciales. Las leyes de inmigración y los acuerdos de cooperación.

"Debemos promover hacer negocios en este país, en lugar de quitar las ganas de hacer negocios", ataja.

Entretanto, dice que Donald Trump podría ayudarlos a ver caer el creciente dominio de China y aminorar los golpes que reciben las empresas tecnológicas, como Google, Facebook e Intel, en la Unión Europea. Le pide defender a sus empresas de ataques de otras naciones, buscar el equilibro en las relaciones comerciales, pues siente que en algunas partes del mundo algunos abusan en sus regulaciones en contra de los americanos.

Sobre México, dice que se habló mucho del país durante las elecciones, temas poco cómodos. Pero el país del sur no puede dejarse de lado, aclara Gary Shapiro. Es un gran vecino, igual que Canadá.

"No creo que Trump, por sus propuestas de campaña, tire el Tratado de Libre Comercio, creo que buscará la manera de modernizarlo. Además, no creo que nadie tenga interés en cerrar la frontera de Estados Unidos a México", dice el representante de las tecnológicas estadunidenses.

Lo que es muy loco es que vamos delante de las noticias, muchas de las cosas que hacemos en el show pasan después en la vida real.Carly Chaikin, una de las protagonistas de la serie "Mr. Robot"

Mientras esto pasa, en foros paralelos se habla de nuevos teléfonos celulares, de gadgets que nos ayudan a entender mejor a las mascotas e incluso se aborda el tema del hackeo de automóviles. Expertos en ciberseguridad y coches debatían en un foro hasta cuándo el gobierno estadunidense hará como que no sabe que los autos de esa nación, de Ford, GM y otras marcas locales, son vulnerables a ataques cibernéticos.

Pidieron a la audiencia exigir que las autoridades hablen del asunto, pues ven que en un futuro cercano un ataque masivo a las grandes marcas, que incluyan asesinatos a distancia bajo órdenes de hackers a sueldo, se podría convertir en una crisis geopolítica para Trump o el presidente que lo sustituya. Advierten que eso que vemos en las series, como Mr. Robot, no está tan alejado de la realidad y realmente se puede convertir en un conflicto internacional. Imaginen que alguien toma la flota de camionetas de algún mandatario, como Vladimir Putin, y les quita los frenos en una carretera llena de curvas. Y que esas camionetas sean Suburban de GM. El riesgo es elevado, pero no imposible.

"Lo que es muy loco es que vamos delante de las noticias, muchas de las cosas que hacemos en el show pasan después en la vida real", dice Darlene en uno de los pasillos del CES de Las Vegas. "Sabes, durante la primera temporada, todo lo de China, el hackeo de Sony, muchas cosas pasaron, parece que vamos adelante en el juego. Creo que eso es lo que hace tan cool a Mr. Robot".

En realidad, es lo que hace tan cool a los hackers y este mundo en el que más allá de pantallas ultra delgadas y bocinas flotantes, realidad virtual y robots, estamos cada vez más en riesgo de vivir bajo el yugo de la próxima gran tecnología.

via GIPHY

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.

También te puede interesar:

- La pesadilla de Samsung

- Los hackers pueden volver a usar tu refri, y no para guardar chelas

- Punto para México: GM no moverá inversiones y atrae producción de su producto estrella al país