EL BLOG

La razón por la que debes tomarte una selfie ahora mismo

03/11/2016 11:30 AM CST | Actualizado 03/11/2016 1:48 PM CST
gpointstudio

No publico mucho sobre mí en mis redes sociales. Llevo cinco años admirando a los valientes que cruzaron la línea para convertirse en selfieros. Cuando veo a alguien en la calle auto-grabándose es normal que me cause pena ajena, nervios y risa interna, lo que demostraba que yo no iba a ser nunca un selfster.

Corrección

Escribo esto porque hoy lo hago mucho y en todas partes. Aparte, es probable que si tú aún no lo haces y continúas leyendo esto, mañana empezarás a grabarte. Esperemos que la pena ajena se nos quite rápido a todos, porque esto de auto-grabarse no va a parar.

via GIPHY

Premisa

Tengo 37 años y nunca voy a poder ver a mis bisabuelos en video. Me perdí la mejor oportunidad de conocer su esencia debido a que el equipo cinematográfico existente de la época era escaso. Los videos de mis abuelos serán limitadísimos y en diversos formatos, como 8mm, beta, VHS. Videos de mis papás, mi hermana y yo, y casi cualquiera que tenga mi edad estarán en algún DVD, y las nuevas computadoras ya dejaron de tener esos lectores. Puedo conseguir digitalizarlo todo y guardarlo en la nube, pero va a costar tiempo y requerirá confianza en el servicio que lo logre.

Hoy me encantaría ver videos de mis papás y sus pláticas cuando eran novios, de mis abuelos sobre sus viajes y poder escuchar cómo yo mismo razonaba cuando era adolescente. No solo sería entretenido, sino totalmente enriquecedor. ¿A ti no?

Hoy quiero grabar y dejar suficiente contenido para abarcar aprendizajes en video, viajes, pensamientos, recetas, discusiones, ideas...

Solución

Necesitas empezar a grabarte hoy. Y no solo a ti, graba todo, la tecnología lo permite. ¡El mejor contenido no es para las redes sociales, es para ti y para tu familia, es el mejor regalo para quienes vengan! Lo puedes y debes guardar en privado únicamente para quien lo merezca.

Mi fórmula

Hoy quiero grabar y dejar suficiente contenido para abarcar aprendizajes en video, viajes, pensamientos, recetas, discusiones, ideas y otras miles de cosas que se atraviesan todos los días que ayuden a mi legado a entender y conocerme a mí, mi familia y mis amigos de una forma como ninguno de mis antecesores lo pudo hacer para nosotros. Incluso creo que grabar partes de mi carrera profesional ayudará inmensamente a mis hijos. Hoy ya tengo grabadas conversaciones entre mis hijos de nueve y siete años que, estoy convencido, serán extremadamente útiles en su educación.

Regla de oro

Auto-grabarse necesita ser un proceso sencillo para evitar el abandono, por lo cual decidí dejar de preocuparme por la parte técnica de las cámaras y la belleza de la imagen; capturar la historia es la prioridad.

Uso Google Foto como servicio para guardar fotos, videos y GIFs. Todo se ordena cronológicamente, y con las herramientas de reconocimiento facial y de objetos va a ser muy fácil que mis nietos encuentren contenido que valga la pena ver, ya no es necesario editar nada. Por 10 dólares al mes, aproximadamente, tengo 1TB de espacio en su nube, probablemente nunca tendré problemas de espacio para almacenar todo lo que grabe en tamaño original.

Realmente solo uso dos cámaras. La principal es la de mi celular, un Samsung Galaxy S7, lo elegí porque también la duración de la batería es clave. En el celular tengo la app de Google Foto y todo se sube directamente a la nube. Más sencillo, imposible: dos clics al botón frontal del teléfono y empieza a grabar, un clic más y el contenido está guardado y distribuido.

Además, uso las cámara GoPro Hero Session para viajes y fines de semana cuando mi teléfono está en peligro. Tiene un solo botón de apagar y prender. Mis hijos la usan para hacer sus videos —los más valiosos que tengo, para mi gusto— y es casi indestructible: hasta la fecha el lente no se ha rayado. Su sencillez vale oro, no tiene pantalla para revisar la imagen que estás grabando, quizá no logra la toma perfecta, pero la historia siempre queda y yo dejo de preocuparme para poder ver lo que quiera con mis propios ojos. Suficientes tarjetas de memoria para las cámaras, una laptop con enchufe USB y automáticamente todo se sube a la nube, para unirse a todo lo que grabo con mi teléfono.

(VIDEO: Así funciona la Go Pro)

Listo. Así de fácil logro añadir a el álbum que tengo compartido con toda mi familia. También es genial que cualquier persona a la que le haya dado acceso a los álbumes, puede descargar y añadir más contenido.

Te recomiendo empieces lo antes posible. Si te gusta mi fórmula, adelante, úsala; si se te ocurre algo que ayude a facilitar y mejorarla, comenta, este tipo de ideas solo en comunidad pueden mejorar.

¿Quién iba a pensar que ser selfstar tiene tanto valor?

También te puede interesar:

- La selfie más famosa (y multitudinaria) de la campaña electoral en EU.

- Obama: fotógrafo de Bush.

- Una catrina captada en el cielo con una GoPro.

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.