EL BLOG

La incompetencia de Ricardo Monreal

16/06/2017 6:00 AM CDT | Actualizado 16/06/2017 10:11 AM CDT

CARLOS MARURI /ALDF/CUARTOSCURO.COM
El jefe delegacional de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal.

¿Qué tan difícil es hacer las cosas bien? En esta ciudad al parecer es muy complicado. Para ejemplo es suficiente darse una vuelta por la colonia Condesa para ver como muchas de sus calles se han convertido en un lodazal, literalmente. ¿Se necesitan 5 meses para hacer arreglos a una calle y remozar las banquetas? En la delegación Cuauhtémoc sí y probablemente más.

Hace unos cuatro meses unos trabajadores abrieron una brecha justo frente al edificio donde vivo en la Condesa y, literalmente, quitaron las banquetas. No es difícil suponer que una zanja frente a donde uno vive, supone maniobras medio complicadas para entrar y salir, con una carriola, un coche o ante la torpeza que sorprende. Supuse que las obras de repavimentación y decoración serían cosa de unas dos o tres semanas, a lo mucho un mes. Pero no he dejado de sorprenderme.

Como ciudadanos de esta ciudad debemos estar acostumbrados a que no se nos consulte o pregunte. Ni siquiera se nos avisa y pone al tanto. Simplemente llegan los camiones de volteo y listo. Tantas son las complicaciones cotidianas que poco hacemos al respecto. Luego las lluvias transforman la tierra en arenas movedizas. Hace un par de semanas, apenas, los trabajadores comenzaron a trabajar en la cuadra en la que vivo, ¡casi 4 meses después de haber iniciado! Abrieron la calle para sustituir el sistema de drenaje y los olores conocidos inundaron mi departamento. Después, uno de estos camiones, tuvo el tino de destruir, no sé cómo, el sistema de energía, por lo que llevo un par de días sin luz.

Es lamentable que una obra pública tan básica y elemental, como repavimentar una calle y sus banquetas, se ejecute tan mal.

No tengo problema, naturalmente, con que se hagan reparaciones a las calles. Al final, es en beneficio de todos. Pero 4 meses es entre absurdo y burlón. Me reconozco ignorante en temas de ingeniería civil, pero supongo que un proyecto bien estructurado, definidos los cronogramas con etapas precisas, no debería de llevar más de un mes, a lo mucho, para arreglar una calle. Sobre todo, porque afecta en exceso a los ciudadanos que ahí viven. Entre otras cosas, cierran los accesos.

No sé si es falta de sentido común, capacidad mínima, descaro o corrupción. Pero resulta increíble que una afectación a residentes y visitantes de una colonia de la delegación Cuauhtémoc le resulte tan irrelevante al delegado Ricardo Monreal. Debo confesar que me decanto, sobre todo, por la incompetencia y la ausencia de mínimo respeto por los ciudadanos. ¿En verdad es tan difícil hacer las cosas bien? Por ejemplo, repartir circulares a los domicilios que se van afectar, explicando el proyecto, las implicaciones viales, el presupuesto y los tiempos de ejecución. Parece ser que es muchísimo pedir. El delegado es responsable por acción u omisión.

En fin, quizás esta obra y su retraso, sea parte de una estrategia electoral. Algo así como su inauguración a tiempo, para ganar algunos puntitos. Es lamentable que una obra pública tan básica y elemental, como repavimentar una calle y sus banquetas, se ejecute tan mal. Como siempre, somos los ciudadanos los que salimos perdiendo. Llevamos 4 meses y contando.

Quien quiera ver el desastre, dese una vuelta por la calle de Atlixco.

other
AOL

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- El metrobús en Reforma: de la suspensión de la obra a la furia de Mancera

- La pesadilla de los grupos de WhatsApp

- Los mercados gourmet sacian algo más que el hambre en la Ciudad de México