EL BLOG

¿Hijos después de los 40?

03/08/2017 6:03 AM CDT | Actualizado 03/08/2017 6:03 AM CDT
Hero Images

En la actualidad, el número de personas que posponen la decisión de tener hijos ha aumentado. Los motivos son múltiples. Muchas personas quieren desarrollar una vida profesional, algunas buscan alcanzar ciertos objetivos antes de tener hijos, otras desean lograr una mayor estabilidad económica, o simplemente el deseo de formar una familia les llega más tarde en la vida. El tema que quiero abordar hoy es entorno a la decisión de postergar, más allá de la edad de fertilidad idónea, el hecho de tener hijos.

Como ya he señalado en diversas ocasiones, la edad es un factor clave para lograr un embarazo sano. La capacidad reproductiva de las mujeres comienza a reducirse a los 35 años, justo en un momento crucial para el desarrollo profesional. Por su parte los hombres comienzan a sufrir afectaciones a sus sistema reproductivo a partir de los 40 años.

Dada su exposición a medios, las celebridades son el ejemplo más visible de cómo nuestros estándares de edad reproductiva han cambiado: George Clooney se convirtió en papá hace unas semanas, a la edad de 56 años; Janet Jackson tuvo su primer hijo a los 50 y Salma Hayek a los 40; Ron Wood y Mick Jagger, integrantes de los Rolling Stones, se convirtieron en papás a los 68 y 73 años respectivamente. En muchos de estos casos el desarrollo científico ha sido la "herramienta milagro" que ha permitido a hombres y mujeres lograr tener hijos sanos pasando los 40 años.

Getty Images
"La capacidad reproductiva de las mujeres comienza a reducirse a los 35 años, justo en un momento crucial para el desarrollo profesional".

Hay una gran diferencia en la reproducción tardía de hombres y mujeres. Esta reside no solo en factores biológicos, como la edad en la que comienza a reducirse la capacidad reproductiva, sino en factores sociales y emocionales. La responsabilidad asociada con el cuidado de los hijos tiene una mayor carga en nuestra sociedad, al igual que en muchas otras, hacia las mujeres. Este hecho aunado a los factores biológicos crea una "presión" de tener hijos. Por ello no es raro escuchar comentarios negativos hacia las personas que deciden tener hijos a una edad tardía. "¿Podrán cuidar a sus hijos cuando sean mayores?" o "¿no les da pena que los confundan con los abuelos?" Estas son algunas de las críticas que reciben las personas que tienen hijos pasando los 40 años. Sin embargo, la decisión de tener hijos es algo personal y solamente tú debes tomarla.

Sin importar si eres hombre o mujer, si estás soltero/a o con pareja, si decides tener o no hijos en tus veintes o treintas está bien, es tu decisión. Sin embargo, como toda elección, es mejor si se toma de manera informada.

Hay una gran diferencia en la reproducción tardía de hombres y mujeres.

Si tu decisión es no tener hijos (nunca o por el momento) lo primero, desde luego, es informarte de los métodos anticonceptivos. Pero también es igual de importante que conozcas las implicaciones que conlleva tener hijos después de los cuarenta, especialmente en el caso de las mujeres. Es fundamental conocer los antecedentes genéticos y familiares que pueden ser causantes de deficiencias y malformaciones en el nacimiento, ya que la posibilidad de que estas se presenten aumenta con la edad. Existen exámenes médicos que analizan tus genes para determinar posibles riesgos y enfermedades para el bebé.

Si bien los desarrollos científicos han aumentado significativamente las posibilidades de tener hijos después de los cuarenta, es FUNDAMENTAL que te informes con un especialista de cómo funcionan y si son para ti. Entérate de los métodos que puedes o debes utilizar antes de los cuarenta para poder tener hijos como la vitrificación de óvulos, popularmente conocida como "congelar óvulos".

Los procedimientos para aumentar las posibilidades de tener hijos pasando los 40 años son varios, no obstante no todos funcionan igual y se requiere encontrar soluciones específicas para cada caso. La mayoría de los procedimientos de reproducción asistida para mayores de cuarenta se enfocan en las limitaciones biológicas que surgen a partir de esa edad en las mujeres. Sin embargo no importar si eres hombre o mujer, tienes 20, 35 o 40 años, la mejor decisión que puedes tomar es informarte. Conoce qué le pasa a tu cuerpo y al de tu pareja con la edad, qué opciones médicas existen, cuáles son tus predisposiciones genéticas, infórmate inclusive antes de querer tener hijos.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- La lección que nos deja la pelea por los embriones de Sofía Vergara

- Una dulce (y peligrosa) tentación

- Esta pareja anuncia su embarazo con un homenaje a sus problemas de fertilidad