EL BLOG

7 propósitos para este año, cortesía de Michelle Obama

"La ex primera dama de EU ofrece 7 verdades para las mujeres que quieren soñar en grande, trabajar duro y cambiar sus comunidades de origen".

26/01/2018 7:00 AM CST | Actualizado 26/01/2018 10:41 AM CST
Kamil Krzaczynski / Reuters

Por Bailey Greenspon

A fines de 2017 en Toronto, miles de mujeres jóvenes y sus aliados se reunieron para ver a la mujer que ha inspirado a muchos en todo el mundo a soñar lo imposible. De parte de G(irls)20, una organización que trabaja para crear redes de liderazgo para mujeres jóvenes, tuve el honor de pasar la mañana escuchando a Michelle Obama en una divertida, cándida y, por supuesto, inspiradora conversación sobre la marca que ella está dejando en este mundo. Rhiannon Traill, directora general del Economic Club de Canadá, y un ícono feminista de suyo propio, moderó el evento y, sin tapujos, realizó preguntas duras.

La ex primera dama de EU ofrece siete verdades para las mujeres que quieren soñar en grande, trabajar duro y cambiar las comunidades de las que provienen. Así, mientras yo inicio 2018 a tambor batiente y con una agenda ambiciosa, me apego a las lecciones que aprendí aquí y que, en realidad, son mis resoluciones. En 2018 ofrezco estas nuevas resoluciones para el año, a las que llamo: la hoja de ruta de Michelle Obama para una vida más plena.

No te achiques tú porque otras temen ser grandes

Obama no llegó a donde está ahora pidiendo disculpas o quedándose callada. Hay gente que nos retiene, que espera que pidamos perdón por atrevernos a soñar en grande. Algunas veces eso nos lleva a cargar con el síndrome del impostor, o a evadir tomar un empleo, o nos impide levantar la mano.

Para ser líderes y empujar cambios verdaderos, nos sentimos más felices y más efectivas en medio de redes de apoyo. En 2018 quiero aplicar este consejo literalmente y ligarme en una red inspiradora y solidaria, para que todas juntas podamos crear el cambio.

Usa las redes sociales como una plataforma, no como un diario

¡No escribas la primera ocurrencia que te llegue a la cabeza! Obama habló de esto en broma al tiempo que echaba sus puyas en contra de la nueva gente al frente de la Casa Blanca, pero luego enfatizó la importancia de este punto. Es difícil trazar una línea en redes sociales entre lo "ser auténtica" y "saturar". Su consejo es que si quieres tuitear, lo hagas de manera colegiada, o sea, somete a consideración tus posteos con otras personas ¡antes de publicarlos para siempre en el universo!

Michelle Obama no llegó a donde está ahora pidiendo disculpas o quedándose callada.

No te olvides de dónde vienes

En G(irls)20 nos esforzamos por generar oportunidades para las jóvenes, desde experiencias globales a puestos en los consejos de administración, así como participaciones en consultas de gobierno. Les ayudamos a crecer como líderes inspiradoras para que sus comunidades de origen sean más fuertes y resilientes. Cuando inició su carrera en la abogacía, Obama se podía asomar por la ventana de su oficina, frente al río, y ver su casa en la parte sur de Chicago. Nosotras, como líderes, contamos nuestros éxitos, pero también debemos recordar que para que una mujer sea exitosas, todas debemos ser exitosas. Eso inicia con recordar de dónde venimos y a quién servimos.

JIM YOUNG/AFP/Getty Images
Michelle Obama y la poeta Elizabeth Alexander el 1 de noviembre de 2017 en Chicago durante una de las actividades de la Fundación Obama.

Pasa más tiempo con tus amigas

¿Qué hace Obama en su tiempo libre? "¡Me la paso con mis amigas!", dice. Nuestras amigas hacen que las cosas no pesen. Ellas nos entienden y nos ayudan a mantener los pies en el piso. Están ahí cuando las situaciones se ponen mal, o para echarnos porras cuando todo nos sale bien.

Seamos honestas: ser líder nos puede dejar aisladas. Nos ocupa, nos hace viajar, nos quita esos momentos para poder salir a cenar... Obama me hizo recordar que necesitamos hallar tiempo. Por ello, hagamos mandados juntas; entrenemos juntas. Como todas nosotras, Obama dice que ella no podría encontrar el éxito sin tener una serie de amigas para pasar el rato o para hacer cosas reales.

El compromiso con la educación, nuestra mayor arma contra la desigualdad

La educación de las mujeres detona la seguridad económica, política y social para comunidades enteras. Es el tema más urgente y relevante para nuestra generación. El tema no es la "tendencia" de la década. Es un derecho humano por el cual debemos luchar pues se relaciona con todo el tipo de trabajo que realizamos. Obama nos recuerda de la urgente necesidad de luchar por la educación de las niñas en todo el mundo. En casa, esto significa exigir más oportunidades educativas para que las mujeres jóvenes brillen. En consecuencia, un compromiso con la educación será lo que guíe nuestra apuesta en la programación en G(irls)20 este año.

Seamos honestas: ser líder nos puede dejar aisladas. Nos ocupa, nos hace viajar, nos quita esos momentos para poder salir a cenar... Obama me hizo recordar que necesitamos hallar tiempo. Por ello, hagamos mandados juntas; entrenemos juntas.

Exige cuentas a tus modelos a seguir

A Michelle le preguntaron con quién le gustaría cenar alguna vez, fuera alguien vivo o muerto. Ella respondió: con Jesús. Que ella lo encerraría en un cuarto y que sin más le preguntaría que si está de acuerdo en cómo se han dado las cosas, en especial con el horrible estado de la política y la escalada violenta que se ha detonado desde 2017.

Eso me hizo recordar que nuestras relaciones con nuestros modelos a seguir, nuestros entrenadores y mentores tiene que ser una vía en doble sentido. Nuestra ruta al éxito está pavimentada con las enseñanzas de mujeres consolidadas. En nuestro camino, tenemos una responsabilidad de mantenernos humildes y honestas.

No hay que venerar a nuestros héroes

Muchas de nosotras caímos en la trampa de que solamente necesitamos de una figura heroica, algo que Michelle se encargó de recordarnos al afirmar que nos gusta venerar a los héroes. Esta lección final fue de lo más aceptada por quienes creo que se consideran líderes y tiene que ver con el trabajo que hacemos en G(irls)20.

Nuestras amigas hacen que las cosas no pesen. Ellas nos entienden y nos ayudan a mantener los pies en el piso. Están ahí cuando las cosas se ponen mal, o para echarnos porras cuando todo nos sale bien.

A ella le preguntaron lo que todas esperábamos respondiera: "¿Será que podemos pegar nuestras calcomanías de 'Michelle para el 2020' de una vez?" No, respondió. Y sus argumentos fueron de los más claros. Entonces nos compartió lo que ella ha aprendido en la política en la última década: el cambio no viene de una sola persona. Michelle y Barack decidieron dar un paso atrás para apoyar a una nueva generación de líderes comunitarios para detonar cambios a nivel local, en juntas escolares, en organizaciones civiles y movimientos sociales por todo EU. El cambio se tiene que dar desde abajo.

En G(irls)20 y a lo largo de toda mi carrera con jóvenes líderes he visto esa fórmula poderosa. Ya quiero que en este año podamos seguir ese liderazgo tan luminoso.

* Este texto se publicó originalmente en inglés en 'HuffPost' Canadá y posteriormente se tradujo.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.