EL BLOG

Premio Tv y Novelas para Delcy Rodríguez

22/06/2017 8:00 AM CDT | Actualizado 22/06/2017 1:36 PM CDT

Carlos Jasso / Reuters
Delcy Rodríguez, ex ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela.

Después de lo que vi en la Asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA), me queda claro que la parodia es la forma óptima de explicar las crisis que ocurren en el extranjero.

Delcy Rodríguez es una gran actriz de una telenovela venezolana. En verdad, muy buena. Se requiere de un guion perverso para esconder, por lo menos cuatro atentados contra la democracia. Uno: la no celebración de elecciones para elegir gobernadores de todo Venezuela, la fecha límite fue el 31 de diciembre. Dos: la no celebración del referéndum revocatorio constitucionalmente organizado por la oposición, la fecha límite fue la segunda semana de enero. Tres: el cierre de la Asamblea por órdenes de la Suprema Corte, es decir, Nicolás Maduro. Cuatro: impedir la libre manifestación a punta de balazos, el saldo, más de 70 muertos desde el primer día de abril.

Más allá de la parodia queda algo muy lamentable en el guion de doña Delcy: hacernos creer que la OEA se conforma de países modélicos.

Y aún, con sus manos cubiertas de pólvora, doña Delcy llegó al hotel Moon Palace de Cancún con la crema de broncear, harto maquillaje y un repuesto de lentes para interpretar el protagónico del culebrón "La reina de la democracia".

Difícil que me puedan rebatir que lo que vi no fue una parodia. El martes, en conferencia de prensa, doña Delcy eligió mediante un "sorteo" a tres medios para que la cuestionaran. No vi el sorteo. Simplemente escuché a los "afortunados" medios que tuvieron la enorme suerte de ser elegidos: Xinhua, Al Yazeera y El País. ¿El País? Su portada de ese día de la edición América (que no es la misma a la española) decía: "Venezuela da un portazo a la OEA y califica de "infantil" a la diplomacia mexicana".

Arriba de la nota, una fotografía con familiares de estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa. Y para que no faltara un guiño editorial, la introducción de la nota era: "La canciller de Maduro anuncia que no volverá a la Asamblea y asegura que otros países también estudian dejar la organización". ¿Será que con la publicación de esa nota se ganaron el derecho de preguntarle a ella?

Carlos Jasso / Reuters
"Más allá de la parodia queda algo muy lamentable en el guion de doña Delcy: hacernos creer que la OEA se conforma de países modélicos".

En verdad, difícil no pensar en una parodia cuando la famosa actriz venezolana se hizo rodear de varios guaruras dentro de lo que parecía ser una caja fuerte, porque el centro de convenciones fue amurallado por el Estado Mayo Presidencial. ¿Pensó doña Delcy que un reportero iba a sustituir pregunta por un golpe? La presencia de guaruras siempre trastoca la armonía del entorno. En esta ocasión le tocó a Blanche Petrich: la pobre señora tropezó al finalizar la conferencia de prensa, justo el momento cuando los guaruras tienen que sobreactuar para justificar su presencia.

Una parodia cuando países del Caribe violaron su compromiso de apoyar una resolución con la que un grupo de países solo pedía la excarcelación de presos políticos, la cancelación de la Asamblea Constituyente con la que Maduro oficializará su dictadura y permitir la ayuda humanitaria.

Una parodia cuando la actriz dice que se va de la OEA, pero permanece en ella para descargar en contra de Honduras, Perú, Costa Rica, México, Estados Unidos y Luis Almagro.

De su retórico guion aparecieron frases como "analfabeto político", "histérico", "perro simpático". Fragmentos de una pieza de la gran Gloria Trevi.

Una parodia escuchar a Maduro decir que su país le ganó la partida a la OEA. Pero si ya se fue de la cancha, ¿a quién le metieron la goliza?

¿En verdad es una victoria cuando la actriz llegó derrotada?

Más allá de la parodia queda algo muy lamentable en el guion de doña Delcy: hacernos creer que la OEA se conforma de países modélicos. Que México trata de esconder lo de Ayotzinapa cuando la realidad la Corte Interamericana de Derechos Humanos han lanzado críticas al gobierno de Peña; que Guatemala es la Suiza centroamericana cuando la realidad es que Naciones Unidas ha hecho las veces de Ministerio Público durante años, y gracias a ello personajes como el expresidente Otto Pérez Molina, se encuentra en la cárcel.

Pero sí, yo le daría el premio TV y Novelas a Delcy Rodríguez.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- Por medio de la OEA y la crisis en Venezuela, México le apuesta al liderazgo regional en América Latina

- 4 claves para entender la crisis diplomática entre México y Venezuela

- Delcy Rodríguez dejará la cancillería