EL BLOG

Lo apocalíptico, lo grotesco y lo cómico del debate presidencial en Francia

04/05/2017 3:07 PM CDT | Actualizado 04/05/2017 6:13 PM CDT
XXSTRINGERXX xxxxx / Reuters

Las batallas ideológicas se "tangibilizan" a través del espectáculo mediático. Y cuando las ideologías son tan distantes como sucede entre Marine Le Pen y Emmanuel Macron, los dos finalistas que el domingo disputarán la presidencia de Francia, el insulto apocalíptico embona a manera de tuit.

La narrativa alegre de: lo bueno, lo malo y lo feo no cabe en el debate que vi el jueves. La traducción más cercana, no literal, sería: lo apocalíptico, lo grotesco y lo cómico.

En poco menos de dos horas y media los franceses vieron debatir el odio frente al 'establishment' que promueve la Unión Europea.

Lo apocalíptico: los primeros 15 segundos de Le Pen fueron suficientes para fabricar y descargar sobre Macron rasgos de una película gore.

"Usted es el candidato del cierre de fábricas, hospitales y estaciones de policía; lo único que no cierra son las fronteras. Usted es el candidato de la globalización, uberización generalizada, la devastación económica, la desmembración de Francia".

Lo grotesco: Le Pen eligió el camino de la mentira para intentar poner contra las cuerdas a Macron. El periódico Le Monde contabilizó 19 mentiras de la candidata ultraderechista lo que la hace hija del entorno: "Make France Great Again", o si se prefiere, "Faites de la France encore mieux". Todo pasado fue mejor, regresemos a él.

Lo cómico: "Soy nerd, pero amo a Francia". Para la hija del fundador del Frente Nacional, el amor a un país representa vaciar una botella de miel maple sobre el nacionalismo miope y/o ramplón.

via GIPHY

Macron ganó el debate gracias a la estrategia de Le Pen. Su participación tuvo como objetivo no la presidencia de Francia, sino ganar un espacio importante en la oposición. Marine sabe que no ganará la elección del domingo, pero quiere mantener cautivo a la demografía del odio.

Lo mejor del debate fue el formato. Los dos moderadores no se preocupaban por ver el reloj. Lo importante era el tiempo acumulado y no por intervención. En poco menos de dos horas y media los franceses vieron debatir el odio frente al establishment que promueve la Unión Europea.

La batalla Trump-Obama fue llevada a la cancha francesa. Lo peor para Le Pen es tocar la sinfonía Trump. Su imagen en Francia es detestable. Algo más, el Brexit que también gusta a Le Pen no juega a su favor. Los problemas de Gran Bretaña ya comenzaron, por ejemplo, con el bajo crecimiento económico durante el primer trimestre.

Le Pen utilizó la retórica típica y apabullante de las redes sociales, el insulto, para rascar el rating electoral. Macron simuló estar contra las cuerdas, y ganó el debate.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

-Francia no debe subestimar a Le Pen en la segunda vuelta

-Después de una campaña tan rara, la segunda vuelta en Francia también será insólita

-Le Pen dice que los controles de capital son una opción para una salida de Francia de la UE

-¡Qué historia, esta de las elecciones en Francia!