EL BLOG

Este multimillonario cubanoamericano le dijo no a Trump y sí a México

Y eso que Trump es su amigo.

28/02/2017 7:00 AM CST | Actualizado 28/02/2017 7:52 AM CST

WireImage for Niche Media, LLC
Jorge Perez and Donald J. Trump during 2006 Los Angeles Film Festival - 'Ira & Abby' Premiere Afterparty at The Viceroy Hotel in Santa Monica, California, United States. (Photo by Arun Nevader/WireImage for Niche Media, LLC)

Cada vez que aquí en México alguien habla de que un cubano apoyó a Trump o votó por él, muchos me miran como buscando alguna respuesta. Yo pongo cara de circunstancia y levanto los hombros como diciendo "no soy responsable de las decisiones de mis paisanos". Otras veces escondo la cara entre las manos en un claro gesto de sentido del humor.

La verdad es que yo tampoco entiendo esas filias de los cubanos en Estados Unidos, especialmente en el sur de la Florida, por este republicano. Es algo que me parece incongruente tomando en cuenta que muchos salieron de Cuba por otro hombre que incitó por años a la violencia y tuvo formas autoritarias y mesiánicas. Y además por el ya sabido mensaje racista y xenófobo de Trump.

Por eso sentí alivio y hasta cierto orgullo cuando hace unas semanas Jorge Pérez, un multimillonario cubanoamericano le respondió a Trump que no contara con él para la construcción del dichoso muro fronterizo entre EU y México, y que tampoco trabajaría en su gabinete. Al fin alguien de esa fama, poder económico y de 67 años (un grupo de edad donde los personas de origen cubano en Estados Unidos suelen ser casi soldados republicanos) le ponía un alto en su cancha al actual presidente estadunidense

Esta respuesta es muy importante, tomando en cuenta que el actual presidente de EUA y este empresario son amigos y han hecho negocios juntos. Además, ¡Trump le hizo esa oferta sabiendo que Pérez es demócrata, amigo de Bill Clinton (de hecho aportó dinero a la campaña presidencial de Hillary Clinton) y que fue anfitrión en 2004 en un evento de recaudación de fondos a beneficio de Barack Obama!

Gustavo Caballero/Getty Images
El 30 de marzo de 2007, Donald Trump y Jorge Pérez posaron en un evento de presentación del proyecto de la torre Trump en la ciudad de Hollywood, en Florida.

Patrick McMullan via Getty Images
Jorge Pérez, junto a Donald y Melania Trump, en una fiesta con motivo del lanzamiento en Nueva York de la Torre Trump Palm Beach, el 11 de abril de 2007.

Gustavo Caballero/Getty Images
Jorge Pérez y Donald Trump Jr al interior de la torre Trump Hollywood, el 21 de agosto de 2009, en Hollywood, Florida.

Carlos Barria / Reuters
Barack Obama conversa con Jorge Pérez durante una reunión con empresarios, como parte de las actividades de sus tres días de visita presidencial a Cuba, el 21 de marzo de 2016.

Jorge Pérez —CEO y fundador de The Related Group, la desarrolladora inmobiliaria número uno en Estados Unidos, y con casi 40 años de experiencia profesional— construyó varios edificios de Trump en el sur del estado de la Florida, e incluso este último escribió el prólogo de un libro de Pérez. Pero ni todo eso fue suficiente para que el empresario de origen hispano (quien figura en el puesto 26 entre los inmigrantes más ricos de la lista Forbes 400, con una fortuna estimada en 2,800 millones de dólares) pusiera a su amigo antes que a México.

"El muro es la estupidez más grande que he visto u oído en mi vida", dijo Pérez, quien además argumentó que esta estructura no frenaría a la gente con hambre. Para él, la clave que evitará esta migración está en fomentar el crecimiento económico y la igualdad en nuestro país. Ha ido más allá al aclarar que si su actual presidente sigue por el mismo camino se encontraría con el impeachment (juicio político).

Rodrigo Terreros / Excelsior RSVP
Jorge Pérez, de visita en nuestro país.

Todo apunta a que el apoyo de este empresario a nuestro país principalmente se deba, además de por un sentido común que se agradece, a una razón económica: cada vez son más los mexicanos que invierten en departamentos de lujo en Miami. Y nadie quiere perderse esa tajada del pastel (además de cuidar a los mexicanos que ya tengan inversión en sus condominios). Además, Jorge Pérez ha estado varias veces en estos últimos meses en nuestro país para presentar SLS Reserve, proyecto inmobiliario en Zihuatanejo; SLS Cancún Hotel & Residences además de tener en la mira otros desarrollos más en la Ciudad de México, todo con una inversión de alrededor de 2.000 millones de dólares. De hecho ya tiene una casa en Punta Garrobo, Zihuatanejo.

Para aquellos que piensen que todo el mundo se guía por el dinero, pudieran estar en lo correcto pero solo de forma parcial en este caso. Hay otras razones que pudieron haber influido en la decisión: Jorge Pérez no es el típico cubanoamericano. Es hijo de papás cubanos, pero nació en Argentina y allí estuvo hasta los 9 años de edad. Posteriormente vivió brevemente en Cuba (de donde salió cuando Fidel Castro comenzó a confiscar propiedades) y luego estudió la prepa en Colombia. Finalmente se estableció en Estados Unidos. Es decir, ha vivido en diferentes partes de América Latina, viaja por nuestro continente y conoce —y valora— otras realidades.

De aquí seguramente se deriva su visión diferente en comparación a la de algunos otros ubanos en la Florida que no se ven a sí mismos como latinos. Jorge Pérez es además un hombre sensible, coleccionista de arte latinoamericano que para la creación del Pérez Art Museum, en Miami, donó 40 millones de dólares en arte y en dinero en efectivo. Cuando visité este lugar, a mediados de 2014 vi dos exposiciones —Caribe: encrucijada del mundo y Edouard Duval-Carrié: paisajes imaginados— que me hicieron reflexionar sobre mi país de origen, mi mezcla de nacionalidades y la suma de "latinoaméricas" que viven en muchos de los que hemos tenido que migrar. Como en el caso de él

A Trump y a Pérez se le puede ver como muy similares por lo más evidente: ambos son destacados empresarios de la construcción, ricos, divorciados y vueltos a casar, con varios hijos. Pero en lo trascendental y más profundo —las ideas, las emociones y el sentido de negocio— este "argentinocubanoamericano" se lleva de cabeza al estadunidense. Jorge Pérez sabe que con México como aliado siempre se gana más.

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.

También te puede interesar:

- Una batalla de la que Fidel huyó

- Yo sí fui a la Cuba de Fidel

- La Cuba de a de veras