EL BLOG

México y el TLCAN 2.0: lo bueno, lo malo y lo inesperado

01/09/2017 5:02 AM CDT | Actualizado 01/09/2017 12:41 PM CDT

REUTERS/Alan Ortega
"Para México hay varias áreas de oportunidad en la renegociación del TLCAN 2.0".

Como nuestro equipo en Toronto resaltó hace un par de semanas, aunque el proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte podrá parecer en ocasiones turbulento, nuestro escenario base es que el resultado final será positivo.

Lo bueno

Desde Scotiabank pensamos que el desenlace de las negociaciones será positivo porque existen numerosas áreas de interés común entre los tres países miembros del tratado. Entre estos puntos comunes se encuentran la mejora de las normas regulatorias y el cumplimiento de la lucha contra la corrupción; la simplificación de los procedimientos aduaneros; la mejora de las normas laborales y medioambientales; o el establecimiento de protocolos para tratar las prácticas anticompetitivas en el sector de las PYMES.

Para México hay varias áreas de oportunidad en la renegociación del TLCAN 2.0 que pueden ser muy positivas para la economía del país:

  1. La primera de ellas es conseguir una mayor eficiencia y una mayor cantidad de inversiones en el sector energético; asimismo, la lucha contra la corrupción sería favorecida, siendo uno de los principales obstáculos para el desarrollo del país.

  1. También podría ayudar a aumentar la productividad en la economía mexicana, con la incorporación de las PYMES a las cadenas de suministro regionales. Del mismo modo, se beneficiaría el acceso a financiamiento por parte de las pequeñas empresas.

  1. La simplificación de los procesos aduaneros. El objetivo de esto es ayudar a las pequeñas empresas a integrarse en las cadenas de suministro globales y a mejorar sus exportaciones.

  1. Otro asunto clave que cabe destacar, y que explica la producción deficiente de la rezagada mitad de las empresas mexicanas, es el acceso limitado al financiamiento. En México se aprecia que el acceso a crédito por parte del sector privado es muy bajo y caro, cosa que se explica por un sistema judicial deficiente, que aumenta el riesgo en los préstamos. Y por la existencia de un amplio sector de la economía, que es informal, y que, per se, reduce el acceso a crédito formal.

Lo malo

Una gran parte del desempeño total deficiente de la economía mexicana —pese a todas sus reformas— se debe a la excesiva dualidad de la economía del país. La gran mayoría de trabajadores mexicanos sigue laborando en empresas del sector informal, especialmente compañías cuyos empleados no tienen contratos con salarios, y cuya productividad es una fracción del nivel de productividad de empresas grandes y modernas que se han integrado a la economía mundial.

Esta dualidad es una de las razones por las cuales el nivel de productividad de México en su sector manufacturero alcanza alrededor de una cuarta parte del de Estados Unidos, aun cuando la productividad de las principales empresas de México sobrepasa el promedio estadounidense.

De este modo, la reducción de la economía informal por medio del TLCAN es un área que sería positiva para México, pero donde no vemos avances por el momento. La renegociación del acuerdo podría ser una gran oportunidad para reducir el problema de la dualidad económica de México. Consideramos que hay dos formas en las que el TLCAN 2.0 puede ayudar a la reducción de la economía informal: facilitando la integración de las pequeñas empresas en las cadenas de suministro regional y combatiendo la corrupción a la vez que se fortalece a las instituciones.

Lo inesperado

Sectores importantes de la clase dirigente de Estados Unidos —no solo empresariales, sino también políticos— han hecho declaraciones en defensa del acuerdo y del libre comercio en Norteamérica. Entre estos personajes se encuentran senadores y representantes republicanos, gobernadores de estados y directores generales de importantes empresas estadounidenses.

En resumidas cuentas, con los pros y los contras que presenta la situación de México, vemos que hay muchos intereses en común entre Estados Unidos, México y Canadá que pueden favorecer una renegociación efectiva del acuerdo, y, a pesar de la volatilidad y de la atención mediática que generen estas negociaciones, creemos que el resultado final de las mismas será inofensivo.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- Acuerdo de confidencialidad de TLCAN no limitará a México: SE

- Estos son los riesgos que corremos con un TLCAN exprés

- Los 6 temas clave que se discuten en el TLCAN