EL BLOG

El cinismo de la clase política mexicana frente al ejército

13/12/2016 8:27 AM CST | Actualizado 13/12/2016 8:28 AM CST
PILAR AGUILAR /CUARTOSCURO.COM
Parte del operativo “Rastrillo”, realizado por elementos de la policía federal, policías ministeriales y elementos del Ejercito Mexicano en las principales vialidades de los municipios de Toluca y Metepec, con el propósito de encontrar automóviles robados.

El pasado viernes 9 de diciembre el Presidente y Secretario de la Defensa de México, en conferencia de prensa conjunta, hablaban sobre la labor del ejército en las calles resolviendo problemas de seguridad a lo largo del país.

El ministro de Defensa en su discurso mostraba hartazgo por el desgaste que ha tenido la imagen de los militares en las calles, que en buena medida es generado por una mala toma de decisiones de los civiles, así como por la falta de un marco legal que les facilite su labor en las calles.

En primer lugar, el modelo de rotación del personal militar que los mantiene en diferentes ciudades en lapsos cortos de tiempo, sigue obedeciendo al manual creado por Plutarco Elías Calles, pensando en no crear caciques regionales en la figura de generales de alto rango. Con lo cual le daba cierto grado de toma de decisiones políticas y económicas a los gobernadores en el primer tercio del siglo XX mexicano.

Desde que el ejército está en la calle, muchos de los gobernadores han descuidado la labor fundamental de crear un cuerpo de policías lejano a la corrupción y eficiente.

En la actualidad los militares ya no tienen la tentación de convertirse en gobernadores como hace 100 años, por lo que no tiene sentido el modelo de rotación, el cual no permite que se generen vínculos entre la sociedad y la tropa que sirva para reconstruir el tejido social, y de paso evitar el desgaste en la imagen.

En lo que se refiere a la creación de un marco legal, es justo ahí donde se puede generar un mayor conflicto entre ejército y civiles, ya que el Congreso en México (Cámara de Diputados y Senadores) no está capacitado para legislar en torno al tema, debido al desconocimiento en temas castrenses y de seguridad nacional.

Sin un marco legal o con uno mal elaborado, los militares seguirán sufriendo al momento de realizar tareas de policía, debido a que no tendrán la certeza de qué acciones pueden tomar y cuáles no. Por lo que el descontento militar seguirá siendo la constante a lo largo del tiempo.

Sumado a la incapacidad legislativa, es necesario agregar el factor que tienen buena parte de los gobernadores en México, ya que desde que el ejército está en la calle, muchos de ellos han descuidado la labor fundamental de crear un cuerpo de policías lejano a la corrupción y eficiente en temas como prevención, investigación y detención de criminales.

Hoy no existe una fecha meta en que cada estado de México deba contar con una policía civil eficiente.

Hoy es normal observar a gobernadores de los tres principales partidos políticos (PRI, PAN, PRD) que al terminar su periodo de mando en sus estados, se vean envueltos en temas de desvío de recursos o se les vincule a grupos criminales. Ninguno de ellos hasta el día de hoy está en la cárcel o en los tribunales siendo juzgado.

Es razonable pensar que cuando existen fuertes desvíos de dinero o se está vinculado al crimen organizado, uno de los departamentos más perjudicados en cuanto a la asignación de recursos y capacitación de su personal sea la policía.

Ese problema creado por civiles lo está padeciendo el ejército mexicano, ya que son ellos quienes tienen que resolver problemas de seguridad que ellos no crearon.

Hoy no existe una fecha clara en torno a cuándo los militares volverán a los cuarteles. Pero más grave aún, no existe una fecha meta en que cada estado de México deba contar con una policía civil eficiente. Por lo que mientras no exista ese plan, los militares seguirán con su justificada molestia y los civiles culpando al ejército por problemas que no fueron creados por ellos.

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.

También te puede interesar:

- Soy el primero en levantar las dos manos para regresar a los cuarteles, dice titular de Sedena

- Antes de Navidad, el Senado va por ley sobre actuación del Ejército en combate al narco

- La paradoja del salario mínimo en México