EL BLOG

AMLO, Ciro Gómez Leyva y Loret de Mola necesitándose entre ellos

15/05/2017 6:00 AM CDT | Actualizado 15/05/2017 10:33 AM CDT
Daniel Becerril / Reuters
Andrés Manuel López Obrador, durante un evento en Monterrey, el 25 de febrero de 2017.

Siempre que un personaje público acude a una entrevista en algún medio audiovisual, no solo el entrevistado se somete a evaluación por parte de la audiencia, sino también el entrevistador, ya que de esa figura depende también el que tanta información se pueda obtener de un suceso específico.

Ante el juicio del público han sido sometidos un sinfín de entrevistados y entrevistadores, aunque en fechas recientes dos casos para México han sido comentados por la población. Esos dos casos son el de Carlos Loret de Mola y Ciro Gómez Leyva entrevistando a Andrés Manuel López Obrador en sus respectivos espacios televisivos.

En ese par de entrevistas la conclusión a la cual llegó buena parte de la audiencia fue la de un Andrés Manuel que no luce mal, a la par que sus respuestas han estado por encima de los entrevistadores, al grado que Carlos Loret de Mola y Ciro Gómez Leyva fueron doblegados por el tabasqueño.

No importa cuál sea la pregunta hecha por el entrevistador, el presidente de MORENA siempre termina por llevar sus respuestas al mismo punto

Cuando uno revisa a detalle la visita de López Obrador a Televisa e Imagen Televisión, es fácil percatarse de que estamos frente a un personaje unidimensional en sus respuestas; un personaje que no saldrá del guión que ya tiene establecido, el cual está sustentado únicamente en cancelar el proyecto del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México e iniciar una campaña de honestidad que bastará para reformar a todo el Estado y sus instituciones.

No importa cuál sea la pregunta hecha por el entrevistador, el presidente de MORENA siempre termina por llevar sus respuestas al mismo punto, haciendo parecer que su simple figura basta para resolver todos los males que aquejan a México.

A pesar de que varios de los señalamientos que hace López Obrador al sistema político son ciertos, resulta indispensable para los electores el conocer a profundidad un plan de trabajo para 2018 por parte de su equipo de colaboradores, pues un proyecto de nación no es un documento que se construye de un día a otro y hoy varios medios de comunicación no están enfocados en ello.

Carlos Loret y Ciro Gómez Leyva han dejado de lado la oportunidad de cuestionar al tabasqueño sobre temas de interés en puntos concretos de la vida nacional, lo cual hubiera resultado por demás interesante en varios grupos de la sociedad.

Si en las entrevistas que concede Andrés Manuel se le cuestiona sobre su relación con los líderes sindicales del país, estaríamos en mejores condiciones de entender qué ocurrirá con el empleo informal.

Entre esos puntos clave está cuestionarlo sobre qué hará con el Banco de México. El vago proyecto económico que él expone conlleva un giro en la política monetaria para alcanzar el éxito, por lo que es importante saber qué hará los primeros tres años con el gobernador del Banco Central que herede de la administración de Enrique Peña y quién será su banquero los últimos tres años de su gobierno.

Otro tema fundamental es el referente a la relación con Estados Unidos, por lo que conocer quién será su embajador en aquel país es necesario, eso nos daría un panorama sobre qué rumbo político y económico tendría México en la zona norte de América.

Desconocemos hasta el momento quién será su secretario de Educación, ya que esa persona será la encargada de poner fin al modelo educativo planteado por la actual administración y presentar un nuevo plan de ruta en la materia.

Al final, López Obrador parece haber vencido a sus entrevistadores, pero la realidad es que no fue así, ya que ambas partes se necesita.

Si en las entrevistas que concede Andrés Manuel se le cuestiona sobre su relación con los líderes sindicales del país, estaríamos en mejores condiciones de entender qué ocurrirá con el empleo informal y qué rumbo tendría la reforma laboral aprobada hace ya algunos años.

Los temas que se han planteado aquí en párrafos anteriores son tan solo algunos de la totalidad que Andrés Manuel y el resto de aspirantes a la presidencia en 2018 deben responder.

El problema radica en que los medios de comunicación no se están enfocando en ellos, pues parece están más interesados en mantener niveles de audiencia elevados con personajes como Andrés Manuel, quien hasta hoy no ha dejado de polarizar a los electores en dos grupos, quienes son sus fieles seguidores y quienes no lo toleran, lo cual significa rating favorable.

Al final, López Obrador parece haber vencido a sus entrevistadores, pero la realidad es que no fue así, ya que ambas partes se necesitan; una parte para mantenerse visible con un discurso fijo rumbo a 2018 y la otra para ganar audiencia, dejando a la mitad a los electores, quienes no terminan de escuchar respuestas que de verdad generen un debate en torno al México de los años que están por venir.

Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- En frases, lo que opina AMLO sobre las elecciones, Peña Nieto y 2018

- La trampa de las encuestas en México y sus consecuencias

- Los hechos nos dan igual cuando contradicen nuestra identidad