EL BLOG

'The Terms of My Surrender', un provocador monólogo de Michael Moore en Broadway

08/09/2017 4:10 AM CDT | Actualizado 08/09/2017 7:10 AM CDT

Shannon Stapleton / Reuters
Michael Moore en el Teatro Belasco, en Manhattan, el 17 de agosto de 2017

Hace unas semanas inició en el escenario del emblemático teatro Belasco de la calle 44, en pleno corazón de Broadway, la temporada ("por tiempo estrictamente limitado") del monólogo The Terms of My Surrender (Los términos de mi rendición) y que tiene como protagonista al activista-actor-director más conocido, y quizá también más polémico, de los Estados Unidos: Michael Moore.

A lo largo de casi dos horas, el famoso cineasta deleita con el puntiagudo humor que le caracteriza, en ocasiones demasiado politizado, el actual escenario en este nuestro país vecino. Sin medias tintas y con un declarado proselitismo a favor del ala más a la izquierda del partido demócrata, Moore entretiene a su variopinta audiencia con un recuento minucioso del último año en los Estados Unidos. Explica de forma estridente, pero clara, los motivos que dieron el triunfo en las elecciones presidenciales de noviembre pasado a Donald Trump, los muchos —aunque no infranqueables retos— que enfrenta el sistema electoral americano y los distintos escenarios para el mediano y largo plazo.

En la puesta en escena, Moore narra de una manera personal cómo inicio su carrera en el activismo social desde la adolescencia en su natal ciudad de Flint, en el estado de Michigan. Pasión que a la par del cine documental se han convertido en su más notoria carta de presentación. Echando mano de un guión que hace de la obra un ejercicio interactivo, Moore arranca aplausos ininterrumpidos de un auditorio, en su mayoría neoyorquino, liberal y proclive a coincidir con sus posturas políticas y sociales.

Para Moore, el propósito es crear conciencia en una sociedad que siente adormecida por el flujo imparable de información, por la desidia y la procrastinación.

Más allá de la presencia de Moore, en sí un acontecimiento para la cartelera de Broadway, lo más sorprendente e interesante en The Terms of My Surrender es la sencillez con la cual su creador dibuja una holgada reelección para el presidente Trump en el año 2020 y un país aún más dividido y polarizado del que resultó del ejercicio en las urnas el año pasado.

"Tienen que levantarse y actuar" insiste Moore repetidamente a lo largo del espectáculo, al dirigirse al público presente y reprocharle su falta de compromiso con una causa que para él representa lo más importante en este momento: el futuro de los Estados Unidos. Para Moore, el propósito es crear conciencia en una sociedad que siente adormecida por el flujo imparable de información, por la desidia y la procrastinación.

Risas, aplausos y gritos de apoyo se escuchan con mayor o menor medida ante cada uno de las intervenciones de Moore en este sentido. Un ejercicio interesante el suyo, necesario quizá, ante un género humano demasiado cómodo con el statu quo, por más que este cambie constantemente. Una obra oportuna aunque impertinente, que revoluciona sin crear revolucionarios, sintomática del cambiante mundo que gesta desde hace años el siglo XXI.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.