EL BLOG

#EstamosContigo (seas madre soltera, gay, transexual, indígena o afromexicano...)

Seas quien seas y estés donde estés.

19/12/2016 10:43 PM CST | Actualizado 19/12/2016 10:43 PM CST
JASON REDMOND / Reuters
Luego de conocerse el triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de EU, el 9 de noviembre miles de personas marcharon en diferentes ciudades de Estados Unidos a manera de protesta contra el republicano.

El inminente inicio de una nueva administración en los Estados Unidos y sus eventuales implicaciones en materia de política de seguridad y migratoria para los millones de mexicanos que viven en este país ha sido motivo de innumerables análisis y continuos debates, a uno y otro lado de la frontera.

Hemos escuchado, leído y recibido distintos juicios de valor y opiniones, que estriban de lo más alarmista a lo prudentemente alentador. Muchas predicciones que tratan de adivinar lo que el gobierno habrá de emprender en un ámbito de tanta relevancia para la relación bilateral toda vez que asuma funciones el próximo veinte de enero.

Predicciones que no terminan de responder una pregunta al tiempo que despiertan muchas más. Predicciones, también, que han generado incontables noches de insomnio, miedo, ansiedad y angustias a un número importante de paisanos que se encuentran en este país sin documentos que acrediten su residencia "legal", incluso entre aquellos que sí tienen manera de comprobarla.

El silencio dejó de ser una opción hace mucho.

Ante esta avalancha de incertidumbres, la red consular de México en los Estados Unidos, que incluye al Consulado General de Nueva York, ha implementado a lo largo del último mes una concienzuda campaña de información y acercamiento a esos millones de mexicanos, compuesta de once acciones concretas y denominada #EstamosContigo. Sobre dicha campaña, coyuntural y de grandes alcances, hemos escuchado en distintos medios y a través de muchos interlocutores; siempre haciendo énfasis en las herramientas que se ponen a la mano por su conducto a los paisanos.

John Moore/Getty Images
En Holtville, California, un supervisor descansa durante una jornada de trabajo en un campo de coles junto a trabajadores mexicanos, el pasado 27 de septiembre. Miles de mexicanos se encuentran legalmente en esta zona y provienen de lugares como Mexicali para laborar en los campos de Imperial Valley, en California, una de las zonas más productivas de Estados Unidos.

Lo que quizá no hemos escuchado con atención, quizá porque no se ha dicho con suficiente convicción, es que esa campaña tiene como objetivo primordial enfocarse en los mexicanos más vulnerables dentro de los vulnerables.

Todos aquellos cuya condición de indocumentados es la menor de muchas otras que hacen de su realidad una batalla constante, a este y a aquel lado de la frontera. Las madres solteras, las mujeres víctimas de violencia sexual o doméstica, los indígenas, los afromexicanos, los homosexuales y todas las minorías sexuales, las personas con discapacidades físicas, aquellos con necesidad de asistencia emocional o psiquiátrica, los niños y los menores de edad, los ancianos, los analfabetas y los indigentes.

A todos ellos, a los más vulnerables de entre los vulnerables, es a quienes hoy, más que nunca y con mayor fuerza que antes, les decimos claro y al oído: #estamoscontigo. Porque resulta oportuno, necesario e indispensable que sepan y sepamos que como mexicanos son objeto de derechos, en los Estados Unidos y en cualquier país del mundo, con o sin documentos. Que ninguna condición, religiosa, étnica, lingüística o de preferencia sexual, les hace menos proclives a esa garantía. Porque el contexto, no solo en los Estados Unidos, sino también en México, lo demanda. Porque el silencio dejó de ser una opción hace mucho.

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.

También te puede interesar:

- Gracias Sr. Trump

- Bad hombres vs Hola compadres

- 5 violaciones de derechos humanos que sucederán en 2017... y cómo evitarlas