EL BLOG

Guía esencial de supervivencia para un paladar mexicano ¡en Londres!

07/03/2017 7:00 AM CST | Actualizado 07/03/2017 4:06 PM CST

Instagram: piastrokitchen
Bueno sí, a veces se tienen que comer beigels.

Mi marido cree que dirijo una banda de contrabando. No es raro que reciba llamadas de mis compinches preguntándome por "la lista, "las marcas" o que me llamen para asegurarse de cómo empaquetar ciertos productos y confirmar el punto de entrega. Como se podrán imaginar, los "productos" en su mayoría son tamarindos, mangos enchiladas y huitlacoche. Pero últimamente mi red se ha expandido e incluye miel maple y harina de hot cakes traída directamente de Chicago, así como té chai de Bangladesh.

Pudiera parecer ilógico que viviendo en Londres tenga que recurrir a mis amigos viajeros para conseguir las delicias nacionales, pues el rumor dice que, en Londres, la capital cosmopolita del mundo se consigue todo. No, no es cierto. No se consigue todo, ni siquiera se pueden nixtamalizar tortillas porque el agua que queda se considera desecho tóxico. Así que nada, uno tiene que recurrir a sus contactos si quiere mantener la alacena mexicana bien surtida y la cartera medianamente llena.

Tengo que aceptar que en mis primeros años fuera de México exageré. Me traía absolutamente todo y como si tuviera una familia de seis adictos a los pulparindos. Poco a poco me fui moderando y aprendiendo no solo qué sí se puede conseguir aquí y dónde, sino también qué se puede sustituir y en algunos casos las ausencias que sí puedo manejar.

El rumor dice que, en Londres, la capital cosmopolita del mundo se consigue todo. No, no es cierto.

Así que ahí les van mis recomendaciones sobre qué sí vale la pena traerse (no solo a Londres), qué se puede hacer en casa y qué se puede conseguir aquí:

a) Chiles secos. Si eres un adicto a las salsas no te vendrá mal traerte una que otra bolsita de tu chile favorito, pero toma en cuenta que no es buena idea guardarlos más de un año, sobre todo en un clima tan húmedo como el de Londres. Chipotle, pasilla, guajillo y ancho se pueden conseguir en el Borough Market y en tiendas en línea. Por supuesto, el precio es cuatro veces más alto que en México y en algunas ocasiones tendrás que pagar gastos de envío. Por otra parte, si eres un especialista en distinguir chiles secos, no dejes de visitar tiendas indias, en las que vas a encontrar una gran variedad de estos, solo que con otros nombres.

Chicken with pasilla chili sauce and red rice ... Mexican night

A post shared by Claudia (@piastrokitchen) on

b) Mole. Sí, tráetelo, sobre todo si lo compraste en tu último viaje a Oaxaca. Si no eres un gourmet del mole entonces encontrarás algunas (contadas) opciones por aquí.

Mole con pollo ( chicken with mole)

A post shared by Claudia (@piastrokitchen) on

c) Flor de calabaza, chile poblano, tomates y huitlacoche. Tráete tus latitas. La flor de calabaza, los tomates y los chiles poblanos solo se consigue en verano y caros es poco. El huitlacoche es totalmente desconocido y solo una o dos páginas en línea venden las latas.

Caldo tlalpeño! Perfect for a rainy day

A post shared by Claudia (@piastrokitchen) on

d) Dulces. Tráetelos pero no exageres. Miguelitos solo en bote y aun así tienes que recordar que la humedad es tal que no te durarán mucho (no me toquen el tema de las picafresas porque lloro) .

e) Cajeta. Pesa mucho. No lo hagas. Hacer cajeta no es fácil (créanme, lo sé por experiencia) pero puedes hervir una lata de leche condensada y conseguirás algo muy muy parecido (dulce de leche). Puedes ver los videos en YouTube.

f) Hot cakes. No, tampoco los traigas a menos que te sobre espacio. Es solo cosa de añadir bicarbonato de sodio, azúcar y polvo para hornear la harina normal y así conseguir el mismo efecto. Lo mismo, la receta la encuentras en YouTube, solo checa que no sea inglesa (porque creen que las crepas son hotcakes).

g) Maseca. No te la traigas. La puedes comprar en Borough Market, algunos restaurantes, en linea y en Whole Foods. No solo no te la traigas, solo compra la cantidad que vas a usar: la humedad y el maíz no son buenos amigos y no quieres llevarte sorpresas desagradables. Eso sí, invierte en la máquina manual para hacer tortillas, a menos que tengas ganas de experimentar con dos libros muy pesados... suerte.

shutterstock
El mercado Borough, cerca del Puente de Londres. Este es uno de los mercados más grandes y viejos de este Londres.

h) Cubitos de consomé, sobre todo de jitomate. Los de aquí no saben a absolutamente nada. Pero a nada, ni los orgánicos, ni los elegantes nada. ¿Se te acabaron? Las tiendas turcas, españolas, italianas o polacas traen cubitos de sus tierras donde sí saben usar la sal. Son tu mejor aliado

i) Axiote. Tráetelo en su versión líquida. No demasiado, acéptalo, no vas a hacer cochinita una vez por semana.

j) Algunos tips: no, no necesitas la Maseca para hacer tamales. La Maseca normal sirve igual. ¿Te gustan los chayotes, qué tal las guayabas? Date una vuelta por Brixton o Seven Sisters Road esquina con Holloway Road y los encontrarás, igual que hojas de sábila para tu gastritis y caña de azúcar para el ponche.

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.

También te puede interesar:

- No solo de tacos vive el mexicano

- México en el mundo: el 'boom' de la comida mexicana

- Hojas de parra con una pizca de racismo