EL BLOG

La ONU combate el acoso a la comunidad LGBTQ con una emotiva campaña

El mensaje que Naciones Unidas promueve no es nuevo para los padres de todo el mundo: los niños observan.

08/03/2017 4:29 PM CST | Actualizado 08/03/2017 5:20 PM CST
United Nations Free & Equal
La última campaña es parte de un impulso global de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU para promover la igualdad de derechos y trato justo para las personas lesbianas, gays, bi, trans e intersexuales en todo el mundo.

Una nueva campaña de la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas hace un llamado a los padres, maestros, directores de escuelas y gobiernos de todo el mundo para que hagan su parte en la lucha contra "un flagelo global del acoso" que afecta a millones de lesbianas, gays, bi, trans, intersexuales y queer.

La intimidación no es nueva, pero ahora hay un creciente reconocimiento de sus costos, y no solo en los países desarrollados. Un informe reciente de la UNESCO encontró que los niños y los jóvenes en todas las partes del mundo corren un mayor riesgo de sufrir abusos verbales y físicos frecuentes si no se consideran adecuados a estereotipos rígidos de género.

Los jóvenes lesbianas, gays, bi, trans e intersexuales (LGBTI) -y otros percibidos como inconformes de género- figuran entre los que más probabilidades tienen de ser burlados y agredidos en la escuela, en casa y en las redes sociales. Un cuarto de los niños en Estados Unidos se ven afectados por el acoso, y ese porcentaje se triplica para los jóvenes LGBT. Los datos de otros países cuentan una historia similar: en Tailandia, más de la mitad de los estudiantes identificados como LGBT fueron intimidados durante el último mes. En Serbia, el 60% de los estudiantes de secundaria encuestados pensaron que la violencia contra los estudiantes gay estaba "justificada" y el 13% admitió haber golpeado a alguien que ellos consideraban gay.

Sea verbal o físico, en contexto o fuera de, tal abuso causa daño duradero a los individuos, sus familias y comunidades enteras. Estudios han demostrado que la intimidación y la sensación de aislamiento que genera son una de las principales causas de depresión y abandono escolar entre las personas LGBTI y los jóvenes queer, enviando a muchos a una espiral que puede terminar en automutilación o incluso suicidio.

La UNESCO cita estudios realizados en Bélgica, Holanda, Polonia, Estados Unidos, Tailandia y México que sugieren que los estudiantes LGBT y otros estudiantes no conformes con el género son dos o cinco veces más propensos a contemplar o intentar suicidarse en comparación con sus compañeros.

Para ayudar a aumentar la conciencia de su nueva campaña, la Oficina de Derechos Humanos de la ONU se dirigió a Daniel Errico (autor de El viaje del noble gnarbley El caballero más valiente que jamás vivió) y la casa de animación Kavaleer Productions, con sede en Dublín. El resultado es The Lesson - una película animada de dos minutos y agridulce que cuenta la historia de un niño cuya amistad con una chica se vuelve problemática cuando su madre la ve besar a otra chica.

El mensaje que promueve la ONU está familiarizado con los padres de todo el mundo: los niños están mirando. Desde una edad temprana, los niños toman sus señales, para bien o para mal, de los adultos que les rodean. Esto es especialmente cierto cuando se trata de actitudes hacia la diversidad y las diferencias. Parafraseando a Nelson Mandela, los niños no nacen odiándose unos a otros: ellos aprenden a odiar. Y si pueden aprender a odiar, entonces se les puede enseñar a amar.

Con este fin, el video va acompañado de una hoja informativa y una página que ofrece mensajes para padres, compañeros, maestros y (porque es la ONU...) los gobiernos. Hay muchas maneras de crear un cambio: desde enseñar empatía hasta modelar el respeto en clase y en casa, iniciar un grupo de apoyo, defender a los que te rodean y promover mejores materiales de capacitación y aprendizaje en las escuelas. Pero, padres, amigos y maestros no pueden resolver estos problemas por sí solos. Los directores escolares y los ministerios de educación deben apoyar estos esfuerzos proporcionando capacitación efectiva a los maestros, revisando los planes de estudio y trabajando con la policía para mejorar la seguridad de los estudiantes.

El consenso mundial puede ser difícil de conseguir en el campo de los derechos humanos, pero la ONU está ofreciendo una meta que todos deben ser capaces de apoyar: asegurar que cada niño -gay o heterosexual, trans o no- pueda crecer, vivir y aprender sin la amenaza de intimidación y violencia.

Para obtener más información, puede ver el video a continuación o visitar www.unfe.org/end-bullying

Este artículo fue publicado originalmente en The Huffington Post y posteriormente fue traducido y editado para su mejor comprensión.

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México

También te puede interesar:

-¡Disney lo hizo! La diversidad ha llegado a sus producciones

-Historias LGBT que han estado en la mira de la Academia

-Parejas LGBT que han ayudado a visibilizar otras formas de amar