EL BLOG

Innovación en los tiempos de México

06/04/2017 10:00 AM CDT | Actualizado 06/04/2017 3:21 PM CDT
Guido Mieth
Muchas veces los mexicanos no nos damos cuenta de que México es una gran incubadora de innovación.

Jueves 6 am. Antes de comenzar a correr los 15 km de hoy, doy un vistazo a mi teléfono: Twitter, Facebook, LinkedIn, Reddit, blogs, periódicos, todos están hablando de lo mismo: ¡Que ahora el señor quiere hacer deportaciones masivas de inmigrantes mexicanos... y no mexicanos!

¿Dijeron mexicanos y no mexicanos?

En los últimos meses, pero con mayor fuerza en las últimas semanas, México se volvió a convertir en trending topic. Pero esta vez no es el túnel del Chapo o nuestras tristes historias de inseguridad. Hoy el mundo habla de los mexicanos como el objetivo de las acciones del señor de la oficina oval.

Que si Canadá nos dejó solos, que si Francia, Chile y Holanda nos apoyan. Los medios hablan de las reacciones de nuestro secretario de Relaciones Exteriores y las reacciones del gobierno mexicano.

Como sea, hoy se habla de los inmigrantes mexicanos con la novedad de que al resto de los inmigrantes hoy los llamaron inmigrantes "no mexicanos". Hoy son los tiempos de México.

Kilómetro 1. Yo soy una inmigrante en México, el país donde crecí profesional y emocionalmente, el lugar donde más he llorado, y sin duda en el que más he reído a carcajadas, donde he corrido muchos kilómetros, donde conocí a la persona con la que quiero pasar el resto de mis días, pero sobre todo, el país que me permitió el gran honor de convertirme en mexicana.

Una de las imágenes que tiene el resto del mundo de nosotros, los mexicanos, es que le sabemos dar la vuelta a las cosas. Nos reímos de la muerte, hacemos chistes de las grandes tragedias. Antes de la era de los memes, nosotros ya teníamos las máscaras de presidentes a la venta en las esquinas.

Kilómetro 5. ¿Y ahora, cómo le vamos a dar la vuelta a esto? Al menos serán 4 años.

El mood de mis amigos ha cambiado en estas últimas semanas: de la sorpresa al enojo, del enojo a los memes, de los memes al enojo otra vez y de ahí a un sentimiento silencioso de preocupación que termina por liberarse un poco con una risa con el meme del día. Dándole la vuelta.

Aquí el optimismo nunca desaparece por completo. Todos tienen una teoría, un plan, una ruta para continuar con sus proyectos y darle la vuelta a la preocupación.

Pero, ¿qué puedo hacer yo desde mi trinchera?

Kilómetro 10. ¡Innovación!

Finalmente a eso le he dedicado los últimos años de mi vida profesional.

Muchas veces los mexicanos no nos damos cuenta de que México es una gran incubadora de innovación, no solo en las "startups" o en grandes corporativos. En las calles se vive, se respira, se come la innovación. Aquí inventamos desde la torta de chilaquil, el refresco en bolsa con popote, hasta la TV a color o nuevos deportes como Pádel.

Estos son los tiempos de México, es el momento en el que la innovación que tenemos en nuestro ADN nos mueva a generar nuevas oportunidades, buscar nuevos y mejores horizontes, a ser un mejor país.

Kilómetro 12. Lo recuerdo perfecto; hace algunos años en mi organización tuvimos la necesidad de generar oportunidades de trabajo para satisfacer las necesidades de nuestros clientes a lo largo y ancho del país. Nada fuera de lo normal en ese momento.

Solo éramos un pequeño grupo de personas (3 para ser exactos) que buscábamos la mejor forma de hacer las cosas. Hoy sabemos que seríamos lo que se conoce como intrapreneurs, pero lo más satisfactorio es que, apalancados en tecnología, hoy le damos trabajo a más de 3,000 mexicanos y juntos logramos tener clientes satisfechos, empresas mexicanas que continúan innovando sin distraer su atención en las operaciones de campo.

Kilómetro 15. Debería estar cansada, pero tengo muchas ganas de llegar a la oficina y compartir mis reflexiones con el equipo. Es el momento de innovar, de encontrar nuevas formas de vivir la vida personal y profesionalmente, de encontrar la forma de hacer las cosas diferentes, desde la forma en que nos comunicamos hasta la forma de hacer negocios y contagiar a todos los mexicanos. En fin, innovar en los tiempos de México.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.

También te puede interesar:

- Gasolinazo, corrupción y depreciación del peso: oportunidades para emprendedores mexicanos

- Pese a Trump, México le vende más a EU y también le compra menos

- Este chaleco hará que dejes de tener (tanto) miedo de usar la bicicleta en la CDMX