EL BLOG

Manual de los bloggers educados Vol. 2

14/03/2017 6:15 AM CST | Actualizado 14/03/2017 10:27 AM CST

Matthew Kane para Stock Snap

Hace dos semanas te presenté el volumen 1 del Manual de los Bloggers Educados (o Bloggers bien, en honor a la legendaria niña bien de las Lomas, Guadalupe Loaeza). Si bien era una recopilación de los siete principales errores –y horrores– que he visto/vivido en el mundo editorial a lo largo de los años, una parte de mí no quería dejarlo en la mera anécdota u opinión.

Dada la importancia –y la carencia– de educación que veo entre bloggers y millennials (soné súper "mamá", pero es la verdad), me di a la tarea de buscar a una experta en etiqueta moderna y protocolo internacional para resolver algunas dudas.

Fue así como di con Lynda Rodríguez, una dominicana con mucha clase, estilo y educación.
Esto fue lo que platicamos:

Tarjetas de presentación, ¿se siguen usando, cuándo es prudente entregarlas?

Lynda: Se siguen usando, por supuesto. En una reunión de negocios se entregan al inicio, para que todos los presentes sepan con quién están. En un evento social se entregan al final, en caso de que se desee mantener el contacto con la persona que se acaba de conocer.

En cuanto al diseño, depende de la personalidad y la profesión. Los diseñadores gráficos, por ejemplo, pueden permitirse una propuesta creativa. En cambio los abogados deberán optar por algo más sobrio. Lo importante es sentirse cómodo al momento de entregarla.

via GIPHY

Negro, negro, negro. Hay bloggers que no visten de otro color sin importar el evento ni la hora del mismo. ¿Bien, mal, cada quién?

Lynda: Hay eventos para los que el negro no es lo ideal, aunque mucha gente lo piense o lo considere elegante. Para estar realmente apropiadas, de acuerdo con la etiqueta internacional, hay que tomar en cuenta el tipo de evento, la estación del año, la hora del día y el lugar. Esto con el fin de escoger los colores y las texturas idóneas. Un vestido negro, por ejemplo, no es apropiado para ir a un evento en una casa de campo, un rancho, una montaña –en horas de día–, por más formal que sea la invitación que recibamos.

Hubo una vez que cierto grupo de invitados se incomodó cuando una actriz repartió folletos de la obra de teatro en la que actuaba. ¿Estuvo mal que promocionara su trabajo?

Lynda: ¡Para nada! Los eventos sociales son ocasiones idóneas para darte a conocer y relacionarte de manera amena. Obviamente hay que hacerlo en el momento adecuado, de manera natural, sin ser pesada o aprovechada. Nunca sabes si lo que vendes, sea un producto o un servicio, puede serle útil a las personas que acabas de conocer, así que se vale arriesgarse un poco.

Entiendo que es una herramienta de trabajo, pero de repente siento que abusamos del celular y las redes sociales. ¿Cuándo 'reportear' nuestro día a día se vuelve un (incómodo) exceso?

Lynda: Cuando se interrumpe o se ignora a los interlocutores, es decir, conviene darnos un respiro cuando estemos en un desayuno, comida o cena a fin de "estar presentes" en el momento. Si tienes que subir alguna fotografía o video trata de hacerlo a la brevedad o déjalo al final. Sugiero también que, de ser posible, tengas los captions y hashtags preparados para no invertir mucho tiempo subiendo una imagen. Tenemos que "saber estar" con las personas físicamente hablando, no solo en el mundo virtual.

El contacto visual es básico para saberse escuchado y tomado en cuenta en una conversación. Así que deja el celular un momento y haz contacto visual con tu interlocutor.

Si quieres saber más, ¡¡te tengo buenas noticias!!Lynda dará dos talleres en nuestro país el próximo miércoles 29 de marzo y 5 de abril en la Hacienda de los Morales (CDMX). Para más información manda un correo a: mexico@lyndarodriguez.com

También te puede interesar:

- ¿Sabes para qué sirven las franjas que tiene tu celular en su armazón?

- Lo que te conviene saber antes de entrarle a lo 'swinger'

- Dime cómo lees y te diré cuánto ganarás en tu próximo empleo