EL BLOG

Lo importante vs lo urgente

18/04/2017 7:00 AM CDT | Actualizado 18/04/2017 7:00 AM CDT

Alex Blăjan para Stock Snap
Meditar le hace bien a la mente, al alma ¡y al cuerpo! Científicamente comprobado.

Conocer lugares como Project ( ) Meditation Studio me da clarividencia...

El primero en esclarecer qué cosas eran importantes, y como casi siempre las dejamos al final con tal de atender las urgentes, fue Stephen Covey en su libro Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva.

Años más tarde, en una clase de Kabbalah, el maestro David Benzaquen me puso a temblar con sus teorías sobre el futuro. ¿El café que tomo todas las mañanas? ¿La gasolina que cargo una vez a la semana? ¿El masaje que me gusta regalarme cada 15 días? "Todos esos servicios, dentro de unos años, serán proporcionados por robots, no personas", dijo Benza.

Lo más aterrador: los robots del futuro podrán cocinar, bailar, crear y tocar música, dibujar y escribir como si fueran humanos (si no es que mejor). "¿Qué vamos a hacer nosotros?", pensé de inmediato, un poco apanicada (OK, un mucho aterrada). "No se preocupen", dijo el maestro. "Quitarnos de encima las cosas urgentes hará que podamos centrarnos en las importantes". Nuevamente esa idea en mi vida.

Recientemente fui al cine a ver Talentos ocultos. Me llamó la atención cómo cuando el jefe de la NASA –interpretado por Kevin Costner– pide una computadora, ¡¡llega una mujer!! Katherine G. Johnson para ser exactos. ¡Ah, caray! Yo pensaba que iba a salir un 'ordenador' viejito, pero actual. Y no... En los 60, ¡¡las personas eran las computadoras!! Hasta que nació IBM.

Por su parte, Dorothy Vaughan, con una visión admirable, decide aprender –y enseñarles a sus compañeras– cómo manejar la computadora, en lugar de preocuparse y/o ponerse a llorar porque con la llegada de la nueva máquina, tanto ella como su equipo serían reemplazadas por obsoletas e innecesarias. ¡Y sorpresa! En lugar de despedirla, ¡la ascienden!

Lo que es más: el tiempo "de sobra" que tuvo a partir de entonces ese equipo de personas brillantes no fue desperdiciado en chismes de lavadero o grillas entre compañeros. ¿Cómo lo sé? Porque Estados Unidos llegó a la luna en menos tiempo del planeado. Se centraron en lo importante, no en lo urgente. Lograron que la computadora trabajara a su favor, no en su contra. Lo mismo puede suceder en este siglo.

MEDITATION IS THE MEDICATION

Esta reflexión, más allá de buscar que leas a Stephen Covey, tomes clases de Kabbalah o veas la película Talentos ocultos (todas buenas opciones, no lo negaré, pero no va por ahí), es aplaudir el esfuerzo de Marisa, Cristina, Susana y Lizette: Project ( ) Meditation Studio.

Bianca Pescador
En el lugar se ofrecen meditaciones guiadas, aptas para principiantes y avanzados. Su misión es conectar con el 'yo' espiritual, libre del toque religioso.

Creo fielmente que este estudio de meditación –ubicado en la Condesa– nace de la necesidad del ser humano de conectarse para trascender. Para que el único y más importante objetivo de nuestras vidas deje de ser "perseguir la chuleta" y "hacerme famoso para cobrar por todo". Y sea más bien ayudarnos entre todos a vivir en un lugar mejor, con más paz, salud, armonía, solidaridad, abundancia, amor y consciencia.

Si meditar es nuevo para ti, date la oportunidad. Si es un hábito 100% integrado a tu vida, este lugar será como un regalo del universo para tu alma. Sí, la decoración está lindísima, las frases inspiran y el té que ofrecen es delicioso. Pero el objetivo de este centro, más allá de socializar, es saciar la curiosidad de aquellos que buscan, ansían, intuyen, que saben que "hay más" de lo que ven los ojos. Que saben que el poder de la intención es ultra fuerte.

Cuando tienes una intención súper clara, el universo conspira para que la logres. Decrétala, vívela. Siente como cada una de tus células vibra en sintonía con tu propósito. Inhala certeza, exhala miedo.

Perdamos el miedo a escucharnos, a quedarnos en silencio para observar los diálogos que ocurren en nuestra mente, y ver las luces y sombras que nos habitan. Porque solo así podremos potenciar las primeras y trabajar las segundas. Perdamos el miedo a conectar con el Amor, con Dios o aquella entidad que tú consideres Divina. Perdamos el miedo a profundizar. Porque si bien hemos experimentado la tristeza, el enojo y la desesperanza, la realidad es que somos capaces de dar y experimentar toda la paz, la salud, la alegría y el amor posibles. Eso es importante... y a mí, hoy por hoy, me parece también urgente.

Digámosles adiós a las ideas religiosas que nos enseñaron que este es un valle de lágrimas a donde venimos a sufrir sin merecernos nada. Venimos a trabajar, de eso no hay duda, pero si logramos conectarnos con Dios y con nuestra esencia –teniendo clara nuestra intención–, el camino puede estar lleno de luz, certeza y abundancia, aún en la carencia, el sufrimiento y la soledad.

Project ( ) Meditation Studio es un lugar que te ayudará a conectar con tu lado más puro, limpio y verdadero. La pregunta es: ¿estás listo?

Bianca Pescador
Antes de entrar al salón, escribes tu intención con el fin de lograr más enfoque y claridad.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.

También te puede interesar:

- Cambiando el gym por la barra

- Cuando quise ser escritora

- Dominar ese miedo paralizante e inexplicable es posible