EL BLOG

5 consejos para sobrevivir a diciembre sin tu aguinaldo

04/12/2017 5:32 AM CST | Actualizado 04/12/2017 8:52 AM CST
Despositphotos
Muchas veces creemos que el aguinaldo es dinero extra para gastar, comprar regalos navideños y detalles para los intercambios, sin embargo, gastar por gastar nunca es lo ideal, mucho menos a fin de año.

Al llegar a diciembre es inevitable pensar que, junto con la Navidad, se acerca el aguinaldo. Por derecho, ya que está establecido en la Ley de Federal del Trabajo específicamente en el artículo 87, todo trabajador que labore en una empresa tiene derecho a recibir una parte proporcional de su salario, según los días que haya laborado.

Muchas veces creemos que el aguinaldo es dinero extra para gastar, comprar regalos navideños y detalles para los intercambios. Sin embargo, gastar por gastar nunca es lo ideal, mucho menos a fin de año.

Cuando entré a mi primer trabajo tuve la típica fiebre de comprar cosas solo porque me gustaban, las necesitara o no, y cuando llegó mi primer aguinaldo, compré regalos sinfín. Sin embargo, mis amigos querían hacer un viaje de fin de año y no pude acompañarlos porque no tenía suficiente dinero. Medité que si hubiera ahorrado todo mi aguinaldo y solo hubiera comprado lo necesario con mi sueldo, habría realizado ese viaje sin problema alguno.

"Uno de los principales problemas, al querer administrar tu dinero, es tratar de organizar una cantidad sin antes tenerla. Muchas personas creen que llevar el control del dinero es solo cuestión de las personas ricas.Las creadoras del sitio y libro 'The Financial Diet'.

Después de unos años entendí que el aguinaldo no es dinero extra para despilfarrar, y que es mejor utilizar solo nuestro salario sin excedernos en los gastos; entre las cosas que me han funcionado para cuidar el dinero en diciembre están:

  • Divide el dinero en cuentas separadas. Si te depositan tu sueldo en una cuenta de nómina, lo ideal es que apertures otra cuenta de ahorro o débito, o si ya tienes una, separes tu quincena del aguinaldo en cada cuenta, así, podrás tener un mejor control de tus gastos y ajustarte solo al dinero de tu quincena.

  • Invierte tu aguinaldo. Si quieres hacer crecer tu aguinaldo de forma segura, puedes comprar cetes, ya que son una inversión segura y de la cual obtendrás dinero por los intereses generados. Para ello, deberás crear una cuenta en la página de Cetes Directo, recuerda que la cantidad mínima de cetes que debes comprar son 10, lo que equivale a una inversión de 100 pesos, y elige el plazo de inversión. No olvides que necesitas tener una cuenta de ahorro o débito para realizar el retiro del dinero así como el depósito del dinero que ganes.

  • Piensa que no tienes aguinaldo. Si te predispones a que solo tienes cierta cantidad de dinero, evitarás comprar o gastar de más, ya que ajustarás tus gastos a un presupuesto, evitando tocar el dinero de tu aguinaldo.

  • Separa tu dinero en sobres. Si recibes tu quincena y aguinaldo en efectivo, lo ideal es que separes tu dinero en varios sobres y los etiquetes con los pagos y gastos que tendrás. Utiliza uno exclusivo para tu aguinaldo, séllalo y guardalo en algún lugar aparte. Así ese dinero estará separado y al no verlo no tendrás la tentación de querer gastarlo.

  • Cambia tus vales de despensa. Si en tu trabajo parte de tu aguinaldo te lo dan en vales de despensa pero no los utilizarás, lo mejor es buscar que tus amigos o familiares te los cambien por dinero. Así, el dinero que tengas podrás depositarlo en una cuenta y no gastarlo. O bien, cambia la parte proporcional de tu quincena por los vales y utilízalos en todos los lugares que puedas, así el dinero de tu aguinaldo lo tendrás en la misma moneda y lo podrás ahorrar.

La idea es que te mentalices a solo gastar el dinero que recibes de tu quincena y no toques nada del aguinaldo, así, además de crear el hábito de ahorro, podrás utilizar ese dinero para alguna emergencia u otra meta que te hayas puesto. Aprende que gastar no es comprar todo lo que ves, sino aquello que realmente necesitas.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.