EL BLOG

El día que inició la resistencia

23/01/2017 7:43 AM CST | Actualizado 23/01/2017 9:46 AM CST

Instagram: victoria147org
Carla Fernández, Denise Dresser, Ana Victoria García y Sarah Aguilar, entre otras participantes, antes de empezar la Marcha de las mujeres.

"¡Los derechos de las mujeres son derechos humanos!" se proclamaba por las calles de DC.

Sábado 21 de enero. Amanecía Washington siendo testigo de un suceso histórico, más de 500 mil mujeres, hombres y niños se movilizaban para llegar al punto de reunión de la marcha que hacía resistencia a las injustas, peligrosas y amenazantes palabras del nuevo presidente de los Estados Unidos.

Como activista y promotora de mujeres en México decidí participar y unir no solo mi voz sino la voz de las mujeres que represento en Victoria147, mujeres emprendedoras y trabajadoras que no están dispuestas a dar un paso atrás.

Eran las 7:30 a.m y estábamos ya reunidas las mujeres que íbamos a marchar juntas con la voz de mexicanas como bandera. Nos habíamos organizado porque juntas sabíamos que lograríamos más. Nos distinguían unos trajes que la diseñadora Carla Fernández creó para la ocasión y que invitaban a romper el hielo, a generar reacciones y sobretodo a sostener nuestra postura: "Todas somos mexicanas hoy".

#womensmarch #modaenresistencia #femalegaze #latingaze #iDLatam #iDMexico

A photo posted by i-D Mx (@id_mexico) on

Quizá lo que más me dejó haber asistido al Women's March en D.C. fue que me di cuenta de que hay esperanza.

Al fundirnos en la marcha me sorprendió darme cuenta de la gran convocatoria y la fuerza de solidaridad de las mujeres. La protesta englobaba cientos de peticiones y discursos distintos, desde no al abuso sexual hasta el rechazo al muro de Trump. Lo cierto es que todos los que ahí estábamos buscábamos que algo cambiara. El no a la normalización de conductas misóginas y xenofóbicas era un clamor generalizado. Era un sí al progreso y al diálogo y a una democracia mejor entendida.

#VictoriaParaLasMujeres en #WomensMarch Foto vía @id_mexico

A photo posted by Victoria147 (@victoria147org) on

Marchando ahora en Washington D.C.

A photo posted by Carla Fernández (@carlafernandezmx) on

Quizá lo que más me dejó haber asistido al Women's March en D.C. fue que me di cuenta de que hay esperanza. Que vale la pena luchar por un mundo mejor, que no se vale darse por vencidas o aceptar el status quo porque "ya ni modo..." Las mujeres tenemos la fuerza, la convocatoria y la claridad de lo que queremos, para nosotras y para nuestros hijos. Que igual como pasó en Washington, las mujeres en México debemos aglutinarnos y generar un movimiento de cambio. Una resistencia ante las circunstancias, ante los gobiernos corruptos, la violencia, la impunidad, las injusticias de género, el desgano y sobre todo ante la indiferencia.

¿Por qué marchar? ¿Por qué es importante? ¿Por qué es histórico? Muchos dirán que tras una protesta como esta nada cambia... yo difiero y por eso vine, sin pensarlo mucho y quizá de forma intempestiva. Pero sentí que había que movilizarnos.

Igual como pasó en Washington, las mujeres en México debemos aglutinarnos y generar un movimiento de cambio.

Con Victoria147 tengo años trabajando en empoderar a mujeres emprendedoras y ejecutivas. Años buscando que en México rompamos todos los techos de cristal. Años diciendo que si logramos la inclusión plena, justa, bien remunerada de las mujeres en el ámbito laboral, la economía podría crecer un 20%. Yo pregunto... ¿Cuál es el estimado del crecimiento de la economía mexicana para el 2017? Cuando murió la gallina de los huevos de oro, cuando el TLC está riesgo, cuando el peso está por el suelo.

¿Qué activos nos quedan? ¡Uno de ellos es el talento femenino! El 52% de los que se gradúan de una licenciatura de universidad somos mujeres ¡¿Por qué solo representamos el 38% de la población económicamente activa?! Todo ese talento, toda esa fuerza y esa convocatoria es un activo de cambio que favorece a todo el país, hombres y mujeres nos beneficiamos con este crecimiento. Démonos el valor que tenemos y que esta #victoriaparalasmujeres sea una victoria para todos los mexicanos!

Nada es peor que quejarse sin proponer, sin actuar. Señalar sin asumir responsabilidad. Las grandes causas necesitan ejecutores; llegó el momento de movilizarnos. Por mi parte he decidido actuar a través de seguir empoderando a emprendedoras, certificar empresas por la equidad de género y seguir contando historias de éxito que inspiren a más niñas y mujeres en México.

¿Cómo es que generarás el cambio tú?

Sigue a Ana Victoria García en @V147_org y en Victoria 147.

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.

También te puede interesar:

- 6 cosas que aprendí cuando dejé la seguridad de la quincena para emprender

- El vagón de mujeres: nos "cuidan" de las bestias

- Gasolinazo, corrupción y depreciación del peso: oportunidades para emprendedores mexicanos