EL BLOG

Cinco años impulsando a las mujeres que trabajan

28/09/2017 6:00 AM CDT | Actualizado 28/09/2017 8:48 AM CDT
Getty Images

En 2012 fundé Victoria147 con la misión de redefinir el concepto de la mujer actual. ¿Cómo? Empoderándolas para que sean factor de cambio en la sociedad y economía de nuestro país.

En mi paso por una aceleradora de negocios me enamoré del mundo del emprendimiento. Fueron siete años de conocer infinidad de historias e ideas, de acompañar e impulsar a decenas de emprendedores, de estar en el centro de un movimiento con un impacto directo en la economía de nuestro país.

Fueron también años de constatar una triste realidad: las mujeres no tenían suficiente cabida en el mundo de negocios. De un portafolio de 88 emprendedores solo 3 eran mujeres, y en los consejos consultivos en los que participaba solía ser la única sentada en la mesa. Así fue como me propuse trabajar para que más mujeres sean parte de este increíble mundo que es el emprendimiento.

Iniciaba el año 2012 y mi segundo turno arrancaba apenas cruzaba la puerta del departamento en la Colonia Condesa que entonces habitaba. Tapizaba el piso de mi sala con hojas de papel y me ponía a trazar los cimientos de mi propio emprendimiento: Victoria147.

Fue así como nació la primera plataforma de aceleración, empoderamiento y vinculación experta de ideas y negocios de alto impacto de mujeres en México. Somos un espacio en el que las mujeres pueden formarse y desarrollar habilidades de negocio, empoderarse para tomar mejores decisiones, convertirse en role models, y conectarse con otras mujeres que enfrentan los mismos desafíos en su día a día.

En México, el potencial que tenemos las mujeres para emprender es enorme. Las condiciones del mercado y la disponibilidad de talento lo confirman: somos más mujeres que hombres graduándonos de la universidad, pero solo 19% de los emprendimientos formales que existen en el país están liderados por nosotras.

Hemos tenido un éxito rotundo. En estos cinco años más de 1,200 emprendedoras han pasado por nuestro modelo y más de 900 de ellas continúan activas en nuestra comunidad. Hemos conformado una red única de más de 300 fellows —socios, dueños o directivos de empresas de alto nivel en México, Estados Unidos y Colombia, entre otros países— que donan su tiempo para asesorar a las mujeres de nuestra red.

Nuestro campo de acción no se limita al mundo del emprendimiento. A los dos años de haber iniciado operaciones, detectamos que las mujeres que trabajan en empresas también necesitan acceso a servicios de formación, a espacios de networking y a la asesoría de quienes ya recorrieron el camino. Por eso, creamos un área dedicada a impulsar la equidad de género en las empresas y ofrecer a las ejecutivas programas de formación para fortalecer habilidades clave para su desarrollo profesional, así como herramientas con las que puedan conciliar mejor su vida laboral y personal.

Ya estamos presente en Ciudad de México, Monterrey y Mérida, y los planes para seguir creciendo están en marcha. A cinco años de haber arrancado esta aventura, cuando alguien me pregunta qué mueve nuestro trabajo, la respuesta sigue siendo la misma: no es filantropía, es el impacto económico que las mujeres con las que trabajamos tienen en la economía del país y la capacidad de inspirar a miles de mujeres más.

* Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.