EL BLOG

6 cosas que aprendí cuando dejé la seguridad de la quincena para emprender

02/12/2016 10:08 AM CST | Actualizado 02/12/2016 10:10 AM CST
shutterstock

Parece que fue hace siglos, pero algún día trabajé para alguien más. Inicié mi carrera en una aceleradora de negocios y conocí a muchos emprendedores, vi cómo disfrutaban el éxito cuando algo salía bien e igual observé a distancia lo que sufrían en momentos complicados. Pero todo eso es muy diferente cuando lo ves de fuera; cuando pase lo que pase, tú no pagas nóminas, ni aguinaldos, ni proveedores. Tú, tranquila, la próxima semana recibes tu sueldo y pagas la renta.

Sí, disfrutaba de esa tranquilidad, pero también sabía que algo me faltaba, quería hacer algo más por mí, por México. Me torturaba el pensar en aquella frase, aunque ya un cliché, que dice "si no trabajas por tus sueños alguien más te contratará para trabajar por los suyos". Efectivamente, estaba trabajando por los sueños de alguien más, pero, ¿dónde quedaban los míos?

Gracias a que trabajé ahí detecté que había un hueco en el mercado, de las 88 empresas que teníamos en la aceleradora solo 3 eran de mujeres. Pensé, ¿cómo es posible?, ¿por qué nadie está apoyando a las mujeres emprendedoras? Tuve mi momento eureka y me di cuenta que había encontrado lo que me apasionaba y el motor que me dejaría soltar la seguridad del sueldo fijo. Estaba la primera semilla para Victoria147.

Emprender es una decisión que involucra sacrificios, existe el costo de oportunidad y agrega estrés adicional en nuestras vidas, pero si tienes el ADN del emprendedor lo anterior no será un impedimento para que lo hagas.

Yo entiendo que dar un salto al vacío es aterrador. Lo viví, y a lo largo de mi carrera he visto a cientos de mujeres pasar por ese momento. En ese entonces, cuando inicié mi negocio, había llenado un cuaderno con notas, tomado varios cafés con amigos y expertos que respetaba y agotado mis círculos de amigos con pruebas piloto. Nada de eso me preparó para lo que vendría después.

Emprender es una decisión que involucra sacrificios, existe el costo de oportunidad y agrega estrés adicional en nuestras vidas, pero si tienes el ADN del emprendedor lo anterior no será un impedimento para que lo hagas. Si algo me ha dado la experiencia es saber que si te preparas, esa ansiedad al iniciar tu proyecto disminuye considerablemente. Por eso ofrezco 6 puntos que a mi parecer son infaltables para alguien que hoy recibe una quincena, pero que quiere dejar la seguridad por emprender. Si los tienes, no lo pienses y únete al movimiento emprendedor.

1. Pasión

Lo más importante cuando emprendes es que ames lo que haces. De nada sirve destinar tantas horas en algo que no disfrutas. No solo por salud mental, sino porque la pasión se verá reflejada en tu proyecto, hará que puedas vender aire, que es lo que vende al comienzo cualquier emprendedor. Es el ingrediente que inspirará a tu equipo para unirse y a tus potenciales clientes. Al inicio muchas puertas se cerrarán, no pierdas perseverancia, confía en tu instinto y motívate con tu pasión para continuar.

2. Idea sólida

Tienes que enfocarte en que la idea de tu negocio realmente resuelva una necesidad existente, verifica que tengas un mercado que esté dispuesto a pagar por tu producto o servicio y, por último, tu idea debe tener un diferenciador claro ante la competencia.

3. Visión

El insomnio te va a costar lo mismo pensando en chico que en grande, no tengas miedo de pensar en grande. La visión es trascendental en el emprendimiento. Las decisiones que tomarás serán distintas y más ambiciosas si tienes tu visión clara y con un objetivo en grande.

4. Modelo de negocio sostenible

La ejecución de tu idea es básica y tener un plan al iniciar te guiará sobre las actividades que deberás implementar para conseguir tus metas. El modelo de tu proyecto debe contener los objetivos que quieres alcanzar a mediano y largo plazo, debe explicar tu propuesta de valor, plantear la forma en la que generarás ingresos y en consecuencia la manera en la que tu inversión y gastos se realizarán mes con mes. El modelo de negocio te servirá para iniciar tu plan de acción en tu emprendimiento, así como explicar a posibles inversionistas sobre el potencial de tu idea.

5. Un buen pitch

El pitch es la introducción a tu emprendimiento. Debe ser concreto, claro y tiene como objetivo lograr interés en la contraparte para lograr lo que tengas como propósito de la reunión.

Debes modificar tu pitch de acuerdo a la persona a la que se lo presentes, ya que tendrá distintos objetivos. Como en cualquier venta, debes conocer a tu contraparte para saber cómo lograr su interés y qué temas serán más sensibles y crearán conexión. Sobre todo debes tener claro el objetivo que deseas obtener de cada encuentro. De esta manera harás un cierre exitoso a través de tu pitch.

6. Proyecciones financieras y recursos para iniciar

Cada emprendimiento es diferente, existen proyectos que requieren mayores y menores montos de inversión. ¿Sabes cuánto necesitas para iniciar tu proyecto?

Comienza con hacer proyecciones financieras de la mano de tu modelo de negocio. De acuerdo a tus objetivos define qué monto requieres para operar el primer año, pregúntate hasta qué fecha generarás ingresos y haz un ejercicio simple que incluya todos los gastos en los que incurrirás, así como inversiones y todo lo necesario que necesitarás para que tu plan de acción se cumpla. Si no sabes hacerlo, acércate a una incubadora que te puede apoyar en el diseño de dichas proyecciones.

Emprender es un camino solitario en el que pones todos los días en juego tu patrimonio. Además de verificar que cuentes con los ingredientes que mencioné, considera unirte a una comunidad de emprendedores ya que te servirá para rebotar tus decisiones con similares, así como crear alianzas o sumar clientes a tu proyecto.

Nunca sabrás si tu idea puede ser exitosa o no hasta que la pruebes, así que una vez que tengas los ingredientes necesarios, ¡lánzate al agua! Te aseguro que ahí sabrás cómo nadar.

También te puede interesar:

- Apoyar a emprendedores mexicanos me apasiona

- ¿Te preparas para levantar capital? Leer esto te conviene

- 5 consejos para inversionistas ángel

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.