EL BLOG

El Movimiento Feminista no existe: existen los feminismos

05/05/2017 9:01 AM CDT | Actualizado 05/05/2017 3:29 PM CDT

DragonImages via Getty Images
"Quitemos la palabra "feminazi" de nuestro vocabulario. Perdámosle el miedo al plural de feminismos en lugar de feminismo".

Una serie de sucesos han llevado a las mujeres a unirnos en un hashtag que nos enchinó la piel a muchas. El cuerpo de una mujer fue hallado en la UNAM, amarrado a un cable de teléfono público y diferentes medios y las autoridades de la Ciudad de México empezaron a hablar sobre datos irrelevantes sobre la víctima.

Un supuesto novio dijo que ella no estudiaba y era alcohólica. Esto causó que la tuitera @majos_eh comenzara a relatar historias de cómo si la mataran, no quería que los medios se fijaran en estos datos irrelevantes. Rápidamente se hizo un trending topic con diferentes quejas, miles de mujeres unidas, bajo un mismo hashtag: #SiMeMatan. No importaba de dónde viniéramos ni quiénes éramos, estuvimos unidas por el reclamo de estar hartas de que en los medios se culpe a la víctima. Pero aunque por un día nos unimos en un hashtag, muchas otras veces pensamos muy distinto.

Entre personas que no se sienten parte de los feminismos, existe una percepción de que hay algo que se llama El Movimiento Feminista. Como si todas las mujeres feministas pensáramos de igual manera. Como si tuviéramos una estructura como otros movimientos. Equiparan la organización de la lucha feminista con la lucha de los trabajadores del campo, la de los maestros, la de los doctores.

Pensar que todas estaríamos unidas bajo un mismo movimiento es restarle la diversidad mágica que está en los feminismos.

Hoy quiero romperles la burbuja y decirles que no existe El Movimiento Feminista.

Una no saca su tarjetón ni su número de adepta. No nos vestimos de uniforme ni tenemos camiones que nos llevan a las marchas. No tenemos una lideresa a la cual rendirle cuentas ni cuotas que pagarle. No tenemos un himno.

Lo que existen son los feminismos. No somos un movimiento homogéneo, como muchas personas suelen pensar. Somos miles de mujeres que primero encontraron los feminismos de forma individual, en su casa, en sus estudios, en internet y somos algunas que posteriormente lo llevamos a lo colectivo. Para ser feminista no hace falta estar en un grupo organizado. Se es feminista desde que se llevan los feminismos y la perspectiva de género como punto de partida en cada acción que se hace.

Somos muchas y somos muy diversas. Nos organizamos como individuos o como colectivas. Están las radicales, las trans, las lesbianas, las madres, las trabajadoras sexuales, las indígenas, las afrolatinas, las familiares de las víctimas de los feminicidios, las que bailan reguetón, las que no bailan, las gordiamorosas y las poliamorosas. Hay una plétora de feminismos tan diversa como las diferentes configuraciones de mujeres que existimos. Pensar que todas estaríamos unidas bajo un mismo movimiento es restarle la diversidad mágica que está en los feminismos.

Recientemente me preguntaron en una plataforma de preguntas anónimas que algunes tuiteres usamos, curiouscat, que qué pensaría si alguna mujer feminista resultara ser una vendida, si dejaría de creer en la persona o si dudaría de El Movimiento Feminista. Como ya establecimos que no existe un movimiento feminista homogéneo, la opinión o acciones de una sola mujer que se asuma feminista no puede alterar o dañar la imagen de dicho movimiento no existente. Juzgar a todos los feminismos por la experiencia que se tenga con una feminista en particular sería tan absurdo como juzgar a todos los hombres chaparros por aquel novio chaparro que tuviste una vez y te trató mal.

Existen mujeres que le hacen el trabajo sucio al patriarcado. Mujeres que usan los feminismos para, a final de cuentas, favorecer al machismo de una forma u otra. Todas lo hemos hecho en alguna medida y es algo completamente natural: venimos de un sistema de opresión patriarcal que nos enseña a servirle. Nos toca ser sororarias con nuestras hermanas feministas y comprender por qué hacen lo que hacen. Nos toca intentar hacerles ver lo que hacen.

Dejemos de ver a los feminismos como todos esos prejuicios que existen en los medios. Quitemos la palabra "feminazi" de nuestro vocabulario. Perdámosle el miedo al plural de feminismos en lugar de feminismo. Declarémonos feministas, en toda nuestra diversidad. Recordemos que sí hay algo que atraviesa a todos los feminismos y esto es que tenemos una urgente necesidad de terminar con la violencia de género, porque sí nos están matando.

El mundo reacciona a la violencia de género

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- Dime las cosas que hayas hecho o dejado de hacer por miedo a los hombres

- Puebla: cuando importa más figurar que un balazo en el corazón de un bebé

- ¡Chingue a su madre el Día de las Madres!