EL BLOG

Cómo pedir vino en un restaurante

10/03/2017 5:57 AM CST | Actualizado 23/03/2017 4:42 PM CST
EXTREME-PHOTOGRAPHER via Getty Images
Aprende a pedir un vino en un restaurante.

Llegas el viernes a comer con tu date al restaurante que te recomendaron todos, pero al que nunca habías ido. El lugar está lleno de gente, claro es el nuevo restaurante de moda, pero tú tienes reserva (obviamente lo tienes todo planeado). El mesero ofrece algo de tomar y sabes que a tu pareja le gusta el vino, así que de inmediato pides la carta de bebidas. Tienes frente a ti una lista de vinos interminable y no tienes ni la más mínima idea de cuál pedir. ¡El plan perfecto está en riesgo!

Ordenar un vino parece una tarea sumamente complicada, pero en realidad no lo es tanto, solamente hay que tener algunas ideas y procedimientos muy claros. Aquí te doy algunos consejos de cómo ordenar la botella perfecta.

El riesgo

La primera regla que debes de aprender es que comprar un vino tiene un riesgo implícito. Es como una inversión que no tienes la seguridad que vaya a ser rentable, es decir, que vaya a cumplir las expectativas que tienes respecto al dinero invertido.

Estos tips harán que tu riesgo sea el mínimo y tus probabilidades de "ganar" sean mucho mayores.

Pixabay

El mesero enemigo

En primer lugar, debo decirte que algunos meseros aprovecharan la oportunidad para venderte la botella que a ellos les conviene, ya que algunos reciben comisión por venta. Cuidado, si te empiezan a recomendar vinos sin siquiera haber expresado el tipo de vino que buscas, tu mesero no servirá para recomendar.

Si llega el mesero a recomendarte etiquetas de la nada, mejor dile que tú lo elegirás.

Pixabay

La cantidad a consumir

Deberás de calcular cuánto vino se consumirá de acuerdo a la cantidad de gente en la mesa y a la "sed" que tengan, ten en cuenta que son seis copas por botella. Esto te ayudará en el siguiente paso, tipo de vino, ya que podrás elegir más de un tipo si consumen más de una botella. Si no estás muy seguro, calcula solamente una botella. Siempre puedes pedir más después.

El tipo de vino

Una vez definido el consumo aproximado deberás de elegir qué tipo de vino tomar, es decir, si tinto, blanco, rosado, espumoso, etc. Este punto es clave ya que muchas veces uno se rompe la cabeza intentando hacer un maridaje cuando alguien comerá un rib eye a las brasas y el otro un ceviche de robalo. Si esa es tu situación, la cual es muy común, te recomiendo elijas de acuerdo a tu gusto y el feeling del día, no es lo mismo disfrutar un vino rosado en una terraza soleada que en un salón tipo inglés con una chimenea a un lado.

No siempre busques el maridaje. Resulta imposible cuando se piden diferentes platillos.

Pixabay

El precio

Parte fundamental de la elección. ¿Cuánto dinero quieres invertir? Hay ocasiones que queremos abrir la cartera y darnos algunos lujos, pero muchas otras solamente queremos pasar una buena tarde sin que nos sintamos desvalijados después. Fija tu rango de precio con una holgura de cien pesos y ubica las botellas del tipo de vino que elegiste de acuerdo a esto. Por ejemplo, los vinos tintos de $300 a $400.

La decisión

Con estos filtros tus opciones se habrán reducido bastante, por lo que habrá que tomar la decisión. Si de esos vinos conoces alguno que te guste puede ser el elegido. Si por el contrario no conoces o quisieras probar otro te recomiendo que te fijes en la región y tipo de uva, si recuerdas algún vino que te haya gustado de la misma región y tipo de uva ese es tu gallo.

Algunas regiones y sus uvas que casi siempre son garantía:

Tintos:

  • Valle de Guadalupe – Nebbiolo
  • Rioja - Tempranillo
  • Mendoza – Malbec
  • Napa Valley – Cabernet Sauvignon

Blancos:

  • Valle de Guadalupe – Sauvignon Blanc
  • Rías Baixas – Alvariño
  • Salta – Torrontés
  • Chile – Chardonnay

El sommelier

Recuerda que algunos restaurantes tienen sommelier, el cual puede ser de gran ayuda siempre y cuando te pregunte tus gustos; si no lo hace, olvídate de él. Además, si es un buen sommelier, te preguntará el rango de precio. Si no quieres que los demás en la mesa escuchen tu respuesta, abre la carta y señala un vino del tipo que quieres y con un precio similar, así no quedará duda.

Nunca jamás pidas una botella sin saber el precio, te puedes llevar una sorpresa muy desagradable cuando llegue la cuenta.

Con estos consejos tendrás muchas más posibilidades de que tu vino sea un "ganador". Lo importante es que disfrutes tu experiencia al máximo y consientas a tus sentidos.

Vino del día

Vino: 2V 2015

Bodega: Casa Madero

Uvas: 50% Chardonnay y 50% Chenin Blanc

Vino blanco con notas de frutas cítricas y tropicales. Muy fresco debido a su buena acidez. Agradable para una tarde cálida acompañada de un aguachile o unos tacos de pescado al pastor.

Precio: $219

Casa Madero

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.

También te puede interesar:

- Una típica cerveza alemana, pero hecha en México

- 5 excelentes tintos para la cuesta de enero (y febrero, y marzo, y...)

- Prepara tu Gin Tonic como un profesional