EL BLOG

El día que tomé el mejor cognac del mundo

03/02/2017 6:30 AM CST | Actualizado 09/08/2017 10:52 AM CDT

LOUIS XIII

Imagina que el día de hoy decides empezar a construir la casa de tus sueños. Cuando se termine de construir esa casa tú ya no estarás vivo, por lo que no podrás hacer uso de ella. Tus hijos deberán seguir con la construcción, sin embargo, tampoco estarán vivos para utilizarla. Tus nietos dedicarán gran parte de su vida en terminarla y serán ellos quienes podrán disfrutar de esa casa de tus sueños, al igual que tus bisnietos. Así sucede con la elaboración del cognac LOUIS XIII.

Este cognac empezó a elaborarse hace más de cien años. Sí, muchas de las uvas con las que está elaborado fueron cosechadas antes de la Primera Guerra Mundial. Tuvieron que trabajar cuatro generaciones de maestros de bodega para poder confeccionar este maravilloso elixir.

¿Qué es lo único que el dinero no puede comprar? El tiempo. Eso es LOUIS XIII. Rodolphe de Lapeyrouse, director de la marca en México

Rodolphe de Lapeyrouse, director de LOUIS XIII, nos invitó a probar una copa con un siglo de historia y créeme que es una copa que nunca olvidaré. Aquí te cuento la experiencia.

Sentados en la terraza de la Buena Barra de Polanco, en una tarde espectacular, comiendo un rib eye a la sal del Himalaya y acompañado de un excelente vino mexicano, llega a la mesa una caja roja grabada con la Flor de Lis en color dorado. Rodolphe me dice: "ha llegado a ti LOUIS XIII". Había llegado el rey a acompañarnos a la mesa.

Alfredo Manzo
Caja de LOUIS XIII

Mientras terminamos de comer Rodolphe nos cuenta acerca de LOUIS XIII

Este es el cognac de reyes y el rey de los cognacs. Las uvas provienen exclusivamente de Grande Champagne, donde crece lo mejor de la zona de Cognac. La mezcla final contiene 1,200 euax-de-vie (destilados de uva), con un añejamiento que va desde los 40 hasta los 100 años.

Paul-Emile Remy Martin creó esta mezcla centenaria y, en honor al Rey que impulsó la producción y comercialización de destilados en la zona de Cognac, lo nombró LOUIS XIII.

Rodolphe abre la caja y devela así una magnífica botella

La botella es fabricada por la prestigiada casa de cristal francesa: Baccarat. Cada botella es única y está numerada en su base y en su tapón con forma de Flor de Lis (escudo de la casa real de Borbón, a la que perteneció el rey). La combinación de botella y tapón embonan a la perfección, no es posible cerrar herméticamente una botella sino coincide con su tapón único. Además, el cuello de la botella está cubierto por una lámina de oro en donde se encuentra grabado su nombre.

Alfredo Manzo
Botella de LOUIS XIII de cristal de Baccarat

Rodolphe sirve las copas y nos cuenta acerca de ellas

Las copas de LOUIS XIII están diseñadas exclusivamente para disfrutar al máximo este cognac. No son las clásicas copas globo, estas son de tallo largo y con un cáliz que se asemeja más a una copa de vino blanco. Al igual que la botella, las copas son de cristal de Baccarat, y al momento de brindar, el sonido que emiten al chocar es único.

Alfredo Manzo
Copas de LOUIS XIII

Después del brindis llega el momento de probarlo

A la vista, LOUIS XIII tiene un color madera de cerezo con destellos dorados. Es sumamente brillante, por lo que engañaría a cualquiera el hecho de que tiene cien años de añejamiento. En nariz, su gama de aromas va desde las flores como las acacias hasta frutas como el maracuyá. Tiene además, notas especiadas de canela y recuerdos de avellanas. En boca tiene un cuerpo sedoso con un ataque muy intenso, llenando el paladar de sabores que confirman su compleja nariz.

La experiencia de poder probar una bebida que lleva cien años de elaboración es sentir que uno está bebiendo historia, algo que definitivamente no tiene precio.

Desde su concepción a la fecha han pasado acontecimientos históricos como las dos guerras mundiales, la revolución mexicana y la caída del muro de Berlín. Después de cien años de elaboración, ahora se encuentra en mi boca para poder disfrutarlo plenamente.

Alfredo Manzo
Rodolphe de Lapeyrouse y Alfredo Manzo

El final es eterno

Me despedí de Rodolphe agradeciéndole tan maravillosa experiencia y conduzco rumbo a casa. Ha pasado más de una hora de haber tomado esa copa y todavía siento el sabor intenso de este cognac en mi boca. En definitiva, una copa que nunca olvidaré.

Vino del día

Nombre: Primavera 2015

Tipo: Rosado tranquilo

Bodega: LA Cetto

Uva: Cabernet Sauvignon

Un rosado con un color muy intenso. Aromas a fresa y grosellas. En boca es seco y de buena potencia. Muy agradable para una tarde calurosa. Excelente para maridar un carpaccio de atún o unos panuchos de cochinita pibil.

Precio: $99 (La Europea)

LA Cetto

*Este texto representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.

También te puede interesar:

- Prepara tu Gin Tonic como un profesional

- 5 excelentes tintos para la cuesta de enero (y febrero, y marzo, y...)

- Si el dólar está tan caro, toma más vino (mexicano)