EL BLOG

Los abusos de las aerolíneas mexicanas podrían acabarse con esta ley

14/04/2017 7:00 AM CDT
Pixabay

En los últimos días fueron difundidos varios videos grabados por pasajeros de un vuelo de United Airlines, en los que se observa a un hombre de 69 años de edad siendo sometido violentamente y sacado a rastras del lugar por el que había pagado, porque la aerolínea sobrevendió el vuelo en el que debía viajar.

Eso sucedió en Estados Unidos donde –en teoría– la ley garantiza ciertos derechos para los viajeros.

En México, si bien no tenemos registro videográfico de alguna bronca de esta magnitud, lo cierto es que, en este tema, lo que se dice derechos, derechos, tenemos muy poquitos.

Hasta hoy, las compañías aéreas tienen todo el derecho a cancelar un vuelo sin mayores consecuencias.

"La Ley de Aviación Civil habla más a favor de las maletas que de los pasajeros", dijo recientemente en una entrevista radiofónica el diputado panista Alfredo Rodríguez Dávila. Esto es verdad. Hace algunas semanas el Senado aprobó una modificación a la ley que obliga a las aerolíneas a pagar hasta 5 mil 600 pesos por pérdida o daño de equipaje, reforma que debe ser aprobada por la cámara baja. Sin embargo, hasta hoy, las compañías aéreas tienen todo el derecho a cancelar un vuelo sin mayores consecuencias.

Muchos de nosotros hemos sido víctimas de las empresas de aviación, que son capaces de hacernos esperar durante horas por la partida de un vuelo, sin algo más que una mecánica disculpa del piloto o un "comprendo su molestia" del personal de tierra. No importa si son de bajo costo o no.

Las leyes mexicanas que regulan a las aerolíneas permiten claramente el overbooking sin explicar las obligaciones que las empresas tienen con los usuarios. En Estados Unidos, el pasajero en cuestión -que fue tratado de una forma brutal- se negó a recibir la compensación que le correspondía por ley a cambio de ceder su lugar. En México no tenemos ni siquiera derecho a eso.

Esto podría cambiar en el mediano plazo, pues en San Lázaro hay un amplio consenso para aprobar una reforma a la Ley de Aviación Civil que contempla un capítulo completo sobre los derechos de los usuarios. Estas reformas incluyen, además de una regulación de la sobreventa con preferencia para niños, mujeres embarazadas y adultos mayores, compensaciones de hasta 25 por ciento por demoras que van de una a más de cuatro horas, siempre y cuando sea por causas imputables a la empresa. Si el vuelo se demora más de cuatro horas, además de la compensación, la aerolínea deberá devolver el monto por el precio del boleto, pues se considerará cancelado, aunque el pasajero podrá esperar a que el vuelo salga.

Con la cancelación del vuelo, la aerolínea deberá reintegrar el precio del boleto con su correspondiente indemnización de 25 por ciento; ofrecer transporte en el primer vuelo disponible y proporcionar acceso a llamadas telefónicas y envío de correos electrónicos.

De aprobarse esta ley, tampoco podrán cobrarte por la primera maleta documentada. Y la propuesta va más allá. ¿Has visto las ridículas dimensiones para el equipaje a bordo que tienen algunas aerolíneas? Pues la iniciativa contempla medidas estándar en las que caben, según el diputado Rodríguez Dávila, hasta 90 por ciento de las maletas de mano.

Incluso, los consumidores podrán cancelar su boleto y exigir la devolución de su dinero hasta 24 horas después de comprarlo.

Estas nuevas disposiciones impedirán, por ejemplo, que un boleto de avión cueste mucho más de lo que promete inicialmente una aerolínea por cargos tan absurdos como el pago con una u otra modalidad o costos de expedición.

Tampoco podrán cobrar la documentación de carriolas o la 'expedición de boletos' de menores de dos años que, por ley, viajen gratis acompañados de sus padres.

La Cámara de Diputados debía votar estas reformas en la sesión del pasado cuatro de abril. Sin embargo, la discusión de una ley contra los delfinarios impulsada por el Partido Verde terminó abruptamente con la sesión y, cabe recordar, a nuestros legisladores, siempre tan laicos y soberanos, en Semana Santa les llega como por arte de magia un profundo celo religioso, por lo que decidieron citar a sesión hasta el próximo 18 de abril. Será entonces cuando, en teoría, esta ley suba al pleno.

Insisto: el consenso en amplio y su aprobación no debería tener problemas, aunque tampoco podemos cantar victoria, pues la ley deberá ser ratificada por la Cámara de Senadores.

Mientras tanto, maletas y aerolíneas primero.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de The Huffington Post México.

También te puede interesar:

- Para que no te pase lo de United, estos son tus derechos como pasajero

- 13 razones que te enamorarán de Mazatlán

- Tacvbos: no me agrada que estén cerca de los políticos