EL BLOG

Once 'tips' que te convertirán en una mejor empresaria

08/01/2018 10:00 AM CST | Actualizado 08/01/2018 12:07 PM CST

PeopleImages via Getty Images
Tómate tiempo para pensar.

Hace poco tuve la oportunidad de asistir a una plática espectacular impartida Gina Diez Barroso –una de las mejores empresarias de México- en las instalaciones de Dalia Empower. Esa plática me hizo reflexionar y quedé muy agradecida por sus consejos ya que no es nada común que una empresaria triple A le dedique tantas horas a asesorar y a apoyar a mujeres de manera tan genuina.

Es una realidad que son muy pocas las mujeres en el mundo quienes, estando en la cima del éxito profesional, se esfuerzan por compartir sus experiencias y fracasos. De ahí que dedique este blog a compartir ese aprendizaje. El mejor consejo que puede recibir una mujer empresaria solo puede venir de otra mujer que ha recorrido el camino. Estos son los 11 tips que Gina compartió:

1. Quítate las culpas

Es normal que como mujeres estemos constantemente preocupadas por balancear nuestra vida personal con nuestra vida profesional. Para lograr ese anhelado equilibrio es importante dividir tu tiempo de manera ordenada y disciplinada. Si te organizas bien, efectivamente podrás balancear ambos aspectos de tu vida que son de gran relevancia. Tienes que hacer un esfuerzo constante para quitarte el sentimiento de culpa y asumirte tal cual eres.

2. Tómate tiempo para pensar

Analizar realmente lo que quieres hacer, así como reflexionar a profundidad para darte cuenta de tu verdadera vocación es fundamental. Si te mueres de ganas por casarte, formar una familia de manera tradicional y ser ama de casa resulta totalmente válido.

No obstante, si tu deseo es otro y lo que estás buscando es convertirte en una ejecutiva, empresaria, chef, doctora o cualquier otra profesión, la diferencia en tu decisión también debe de ser aceptada. Asimismo, en la parte personal es igual de válido decidir casarse o no u optar por tener o no tener hijos. Necesitamos abrirnos a vivir en una sociedad mucho más incluyente en donde lo primordial recaiga en escucharte a ti misma y darte cuenta lo que en verdad buscas de la vida.

3. Encuentra tu pasión

Hay pocas cosas tan relevantes como descubrir lo que realmente te hace sentir feliz y plena. Hay una frase de Mark Twain que me encanta: "Los dos días más importantes de tu vida son el día que naces y el día que descubres por qué". Esta claramente no es una tarea fácil y puede llevarte tiempo, pero una vez que descubres esa pasión lucha por ella y que nada te detenga para conseguir tus sueños.

4. Busca aliados que te ayuden

Siempre vas a encontrar personas que te digan que no se puede. No obstante, hay que hacer un esfuerzo para encontrar a aquellos que te digan cómo sí.

El día que Gina quiso emprender con la universidad Centro hace varios años todo se alineaba para que no se concretara. Cuando mandó hacer estudios de mercado estos apuntaban a que no se hiciera el proyecto porque supuestamente iba a ser un fracaso. Cuando ella pedía consejos le decían que ya no había necesidad de más universidades y mucho menos en el sector creativo.

Sin importarle todas las veces que le dijeron que su proyecto no iba despegar, ella siguió creyendo en la solidez y en la necesidad de su propuesta y se enfocó en encontrar a aquellas personas que también tuvieran fe y que se 'subieran al barco'. Hoy en día la universidad Centro es un gran ejemplo de un emprendimiento exitoso.

shutterstock
Siempre vas a encontrar personas que te digan que no se puede. No obstante, hay que hacer un esfuerzo para encontrar a aquellos que te digan cómo sí.

5. Si quieres tener una pareja busca a alguien que te sume y no que te reste

Más que enfocarlo como una pareja, hay que verlo como un partner in life (un compañero de vida), como una persona con la cual puedas compartir tus sueños y que te ayude a lograr aquello que te haga feliz y que saque la mejor versión de ti misma. Esta sin lugar a dudas será la decisión más importante de tu vida.

6. Fuera los estereotipos

Es común que nos dejemos llevar por moldes preestablecidos y por paradigmas de cómo debemos ser y comportarnos en nuestra vida. No debes de permitir que estos te afecten y, sobre todo, que marquen la persona en la que te debes de convertir. Solo a ti te corresponde decidir y planear el mapa de tu vida. Los estereotipos pueden abarcar desde cosas muy simples como, por ejemplo, que te debe de gustar el color rosa o jugar a las muñecas, a otras cosas como que no puedes estudiar actuaría o ingeniería civil por el simple hecho de ser mujer.

7. Cuidado con los socios

Tener un socio o una socia es como un segundo matrimonio ya que le dedicas mucho de tu tiempo a esa persona. Un mal socio es incluso peor que tener una mala pareja. Es crucial que si decides asociarte con alguien escojas a una persona que comparta tu misma escala de valores. Tampoco puedes desestimar el que comulguen en la cultura de trabajo y en que cuenten con fortalezas y habilidades complementarias.

8. Nunca te conviertas en víctima de tu género

Para muchas es fácil caer en el victimismo y en la fatalidad. Bajo esta mentalidad se asume que por ser mujeres no podrán llegar tan lejos como se lo propongan. En realidad, lo que debes de asumir es una actitud propositiva y en lugar de enfocarte en las desventajas de tu género, concentrarte en las fortalezas y aprovechar el ser mujer para lograr todo aquello que a los hombres se les complica más. Tampoco pierdas tu feminidad y trates de convertirte en aquello que no eres.

Lo que debes de asumir es una actitud propositiva y en lugar de enfocarte en las desventajas de tu género, concentrarte en las fortalezas.

Hay mucha fortaleza en las diferencias y tienes que aprender a no solo sentirte cómoda con tu género, sino a aprovecharlo y convertirlo en tu principal activo.

9. Apóyate en otras

En lugar de entrar en un ambiente de competencia con otras mujeres, debemos de crear y fomentar un ambiente de colaboración entre nosotras. Es importante compartir tus sueños con otras mujeres que tengan los mismos ideales y anhelos que tú tienes para fortalecer tus propósitos y ayudarte a no sentirte sola. Busca eco en redes, amistades, eventos de networking y demás actividades con las que te sientas relacionada.

10. No te olvides de las que no han llegado cuando hayas triunfado

Nada te dará más felicidad y satisfacción que ayudar a aquellas que lo necesitan. Todos nos hemos de alguna forma u otra beneficiado del apoyo y consejo de otros y cuando logramos nuestros objetivos estamos con la obligación de dar la mano. Adoptar una actitud de generosidad con tu tiempo y tus recursos no solo te traerá bienestar, sino que estarás sembrando un gran ejemplo tanto dentro de tu empresa como dentro de tu núcleo familiar.

11. Planea la vida y no la boda

Esta es una de las frases célebres de Gina y se refiere a que necesitamos 'des-aprincesarnos'. Muchas veces nos meten en la cabeza que como mujeres a lo que debemos aspirar es solo a casarnos y le dedicamos gran parte de nuestro tiempo a lograr este objetivo. Planeamos el vestido, la comida y la fiesta y se nos olvida pensar primero en nosotras.

Al preocuparnos primero por nuestro futuro y por lograr nuestra independencia emocional y económica podremos eventualmente concretar ese matrimonio, pero con la solidez y tranquilidad de que si algo no sale como esperabas podrás tener las herramientas para poder salir adelante por ti misma.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.