EL BLOG

5 claves para convertirte en una mujer CEO

01/08/2017 4:00 AM CDT | Actualizado 01/08/2017 8:15 AM CDT

franckreporter
"Para poder subir en la escalera corporativa es muy importante tener una lista puntual de objetivos realistas".

Para todas las mujeres que aspiran a ser CEOS, o a ocupar cargos de dirección y toma de decisiones dentro de las empresas, estos son algunos tips que no pueden dejar pasar.

  1. Enfócate en los resultados

He notado que muchas personas con las que he interactuado en temas profesionales se enfocan demasiado en horarios de trabajo y en actividades generales, pero no siempre se concentran en objetivos concisos y en estrategias claras para alcanzar métricas preestablecidas.

Para poder subir en la escalera corporativa es muy importante tener una lista puntual de objetivos REALISTAS a alcanzar para trabajar de manera más estratégica. Le doy más crédito a una persona que no va todos los días a su oficina, pero que logra objetivos de manera sostenida, que a una persona que llegó puntual y estuvo todos los días en su escritorio y que constantemente se queda corta en alcanzar las metas. Por supuesto que uno no siempre logra alcanzar las métricas (a veces por causas que no están en nuestro control), sin embargo, aquí lo importante es tener siempre la mentalidad y la actitud enfocadas en el logro de objetivos y en dar resultados.

  1. No te tomes las cosas de manera personal

Es muy importante que aprendas a separar el trabajo de las relaciones personales ya que no son la misma cosa. Como mujeres se nos complica más este tema pero es crucial aprender a separar los dos ámbitos. Por poner un ejemplo, a veces nos "sentimos" porque algún colega en nuestro trabajo no nos saludó o porque está de mal humor y pensamos que es porque tiene algo en contra nuestra. En realidad muchas veces las personas no saludan en la oficina porque tienen la cabeza en otro lado y están irritados, no porque les caigamos mal, sino porque hay momentos de estrés laboral que están completamente desvinculados a temas personales.

Otro ejemplo es cuando recibimos crítica constructiva por nuestro trabajo y en lugar de tomarlo como retroalimentación, para ser una mejor profesionista, nos lo tomamos de manera personal y pensamos que aquel o aquella que nos dio esa retroalimentación es porque no le caemos en gracia. Debemos siempre agradecer a todas las personas que tienen la valentía para darnos esa retroalimentación que nos hace conscientes de nuestros "puntos ciegos" y nos prepara para poder crecer profesionalmente.

  1. Busca tus fortalezas y explótalas

Por supuesto que todas tenemos nuestras fortalezas y nuestras debilidades. En la escuela nos enseñaron que lo más importante es trabajar con ahínco para compensar esas debilidades y ser una persona más equilibrada. En realidad lo que más funciona profesionalmente es que en lugar de buscar neutralizar tus debilidades, enfoques tu tiempo a seguir potencializando tus fortalezas, al grado de que ya no solo sean un activo sino que brillen tan fuerte que opaquen todo lo demás. Cuando formes un equipo de trabajo hazlo con aquellas personas cuyas fortalezas sean tus debilidades, y de esta forma los proyectos se hacen mucho más trascendentes que cuando son conformados por personas "medio buenas en todo".

Debemos siempre agradecer a todas las personas que tienen la valentía para darnos esa retroalimentación que nos hace conscientes de nuestros "puntos ciegos'.

  1. Abre tu mente

En el mundo de hoy se le dará una mayor importancia a la diversidad en toda la expresión de la palabra. Esto no solo por un tema de inclusión, sino también porque está comprobado que con estas prácticas se generan mayores retornos en las empresas. Si buscas subir la escalera corporativa necesitas tener una apertura de mente que te permita ser tolerante con diferentes ideologías y puntos de vista. De la misma forma, tienes que aceptar a las personas de la comunidad LGBT y a los de otras razas, colores, religiones, edades, partidos políticos...

Parte de esta apertura de mente también significa que tu pareja va a tener que interactuar con otras mujeres en el plano profesional y que a la vez tú también deberás hacer lo mismo constantemente con hombres como parte de tu trabajo. Tienes que aceptar eso como algo normal y aprender a separar tu vida personal de la profesional. No debes de juzgar a una mujer porque está en un restaurante o en un café con un hombre, ya que esto es lo más común del mundo cuando una mujer ocupa cargos de liderazgo y toma de decisiones ya que la mayoría de estos puestos están ocupados por hombres.

Es una desgracia que a estas alturas sigan existiendo mujeres que juzgan a otras mujeres de ser "de moral relajada" porque están en un lugar público hablando de temas de negocio con un hombre. No se juzga cuando dos hombres o dos mujeres están en un restaurante hablando de negocios, pero si ves un hombre y una mujer LO JUZGAN TERRIBLEMENTE. Derrumbar esta barrera es absolutamente necesario para que más mujeres puedan ocupar cargos de dirección en las empresas.

Getty Images
"Las interacciones entre hombres y mujeres también pueden Y DEBEN ser de índole profesional e intelectual".

  1. Cultiva tus redes verticales

Es muy normal que las mujeres tengamos redes horizontales, es decir, redes de amigas y colegas del mismo nivel profesional que nosotros. Esto es muy positivo ya que se fomenta espíritu de apoyo y de colaboración. No obstante, lo que nos cuesta trabajo a las mujeres es crear esas redes con personas que ocupan cargos más altos y más bajos que nosotras en la escalera corporativa.

La razón por la que no buscamos esas redes verticales es, primero que nada, porque nos da miedo a que nos rechacen. Debemos de vencer este miedo al fracaso y buscar la mentoría y los consejos de personas que han llegado más lejos que nosotras en la arena profesional. Por otro lado, la gran mayoría de las personas en cargos de liderazgo son hombres (por lo general arriba de los 50 años) y al buscar su consejo y asesoría muchas veces se tiende a malinterpretar por diferentes personas e inmediatamente lo asocian con un tema sexual.

Es importantísimo quitarse ese tipo de prejuicios de la cabeza y buscar no solo la asesoría y consejo de mujeres que están arriba de nosotros profesionalmente, sino también de hombres que han llegado más lejos en este ámbito. Las interacciones entre hombres y mujeres también pueden Y DEBEN ser de índole profesional e intelectual. Asimismo, es importante que cuando personas que están arriba que tú en la escalera corporativa te den la mano para crecer profesionalmente, tú también tienes la obligación de hacer lo mismo por otras personas que tienen puestos de trabajo por debajo del tuyo y ayudarlas a crecer.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- El liderazgo de la sumisión

- 13 aspectos que los hombres no saben de las mujeres

- VIDEO: Las mujeres gobiernan 'Game of Thrones', ¿alguien duda de ello?

voces