EL BLOG

Hasta en los matrimonios arreglados hay amor

¿Será que Occidente ha glorificado tanto el amor romántico que desprecia las formas de romance de otras partes del mundo?

12/06/2017 9:06 AM CDT | Actualizado 12/06/2017 1:29 PM CDT
ImagesBazaar via Getty Images

El verano ya está cerca, lo que significa que en todo el mundo se están trazando cartas astrales y abunda el tráfico de datos biográficos con la esperanza de obtener las codiciadas rishtas (arreglos de matrimonio) y fiestas extravagantes de una semana de duración para sus niños solterones. Las bodas desi (esas coloridas y exóticas bodas sudasiáticas) siempre me han encantado y en algunas de mis noches más memorables he utilizado una lehenga choli (falda de pliegues bordada) y participado en fiestas tradicionales como la mendhi (ocasión de los famosos tatuajes con henna) o bodas sangeet (en donde todos los invitados cantan y bailan).

via GIPHY

Sin embargo, cada vez que toco el tema con mis amigos occidentales, me enfrento a la brecha cultural que nos separa. Así como a mi precaria forma de equilibrar mi vida entre dos países sin en realidad pertenecer a uno u otro.

Cuando le cuento a mis amigos estadounidenses sobre las dos bodas a las que asistiré en agosto en la India, sus caras se iluminan y me bombardean con muchas preguntas como: ¿Cómo se conocieron los novios? ¿Por cuánto tiempo salieron? ¿Cómo fue la propuesta? Es inevitable que siempre esperen que les dé respuestas que suenen como a una novela de Nicholas Sparks, pero sé que los decepcionaré en cada ocasión. "Se trata de un matrimonio arreglado", les digo.

Lee: Por qué las mujeres no proponen matrimonio

Los matrimonios arreglados siempre han supuesto un problema para mí. Mis padres se casaron en un matrimonio de este tipo, así como casi todos los adultos que conozco. La omnipresencia de matrimonios arreglados me hace pensar que así es como deben ser las cosas. Sin embargo, al haber crecido en EU, el énfasis en valores como el individualismo y la libertad también me hacen pensar que el matrimonio debería basarse en el amor y la elección personal.

De hecho, las opiniones de mis amigos en EU han forjado la mía y sus ideas sobre las citas, el romance y el matrimonio me hacen pensar de un casorio arreglado como "algo menor" a otros casamientos.

via GIPHY

Pero entonces pienso en mis padres y todo lo que veo es un matrimonio lleno de amor, placentero y exitoso. Luego de casi tres décadas juntos, mis padres comparten una comodidad mutua difícil de definir, el tipo de relación que solamente puede provenir de la construcción de una vida juntos. De sí mismos, ellos conocen todas sus debilidades, idiosincrasias, sueños, temores y cada pequeña particularidad.

Siempre me emociona cuando me cuentan anécdotas de sus primeros años juntos. Siempre que me quejo del curry que mamá preparó para cenar, mi papá me recuerda que él tuvo que comer arroz al limón por un año porque era lo único que mamá sabía preparar. Él no la quería presionar o exigir nada más, puesto que él mismo era "inútil" en la cocina. Por lo que él se resignó a comer arroz al limón cada día hasta que mamá pudiera preparar algo diferente.

Las opiniones de mis amigos en EU han forjado la mía y sus ideas sobre las citas, el romance y el matrimonio me hacen pensar de un casorio arreglado como "algo menor" a otros casamientos.

Me encanta mirar videos caseros de cintas viejas digitalizadas en las que mi papá grabó en secreto a mi mamá cantando en voz alta y desafinada canciones como Lag Jaa Gale (algo así como Abrázame), sonriendo y luego gritando a la cámara al sentirse descubierta. El matrimonio siempre ha estado lleno de recuerdos de mi papá gastando bromas a mamá, o de sus viajes por el mundo, de mamá consintiendo el gusto de papá por el cine, escuchando cómo cuenta con entusiasmo el argumento de un horrible clásico de Bollywood de los 70.

Su matrimonio está lleno de aventuras emocionantes y risas, de amistad genuina y gozo, y no creo que nadie podría adivinar que aceptaron casarse la primera vez que se conocieron.

Jihan Abdalla

Parar ser justos, los matrimonios arreglados tienen sus fallas. Hay niñas muy jóvenes, apenas mayores de 12 años, a quienes se les obliga a casarse. Y hay mujeres a las que atacan con ácido o las matan quemándolas, puesto que sus dotes no eran muy buenas. Hay víctimas de violencia doméstica que no pueden salir de casa porque la violación marital es legal y el divorcio es un estigma social. Para mí, esos problemas tienen que ver más con la misoginia y la propia naturaleza imperfecta del matrimonio como institución, que con la propia naturaleza de un matrimonio arreglado en sí, el cual no es sino una práctica que involucra a los padres y las familias en el proceso de buscar una pareja para sus hijos.

Lee: Dos románticas "princesas" se casaron al estilo de Disney

Se suele pensar en los matrimonios arreglados como en una situación en la que no hay elección, pero es que mis padres decidieron desposarsepor su voluntad a sabiendas de que podían no aceptarlo y buscarse a alguien más. "Enamorarse es una opción", ha dicho mi papá. Y quizá tenga razón. Quizá deberíamos pensar en el amor como en un adverbio más que en un sustantivo; como en algo que hacemos con intención más que en ese misterioso fenómeno al cual nos sentamos a esperar.

Mis padres podrán estar o no enamorados, pero ciertamente se aman uno al otro. Algunas veces me pregunto si Occidente ha glorificado tanto el amor romántico que se soslayan otras formas de romance en otras partes del mundo. No sé cómo definir lo que mis padres comparten, pero puedo afirmar que le añade algo incomparable a sus vidas. Y quizá eso es todo lo que necesitamos saber. Quizá el poder sobrehumano de mi papá para tolerar el arroz al limón por un año y el hobby que mi mamá descubrió de poder cantar Lag Jaa Gale de vez en cuando, nos dicen más sobre el amor real y auténtico que los actos convencionales del romance que ya conocemos.

La relación que mis padres comparten no es algo que se pueda extraer de una novela de Nora Roberts o que puedas ver en un canal de películas románticas. Es algo hermoso y lleno de significados. Es amor.

Este artículo fue publicado en HuffPost. Luego fue traducido y editado para su mejor comprensión.

*Este contenido representa la opinión del autor y no necesariamente la de HuffPost México.

También te puede interesar:

- Para ser femenina no tengo que hacer esto...

- Esta es la mejor edad para el orgasmo

- Una novia abuela buscó consejo en Facebook para elegir un vestido