UN MUNDO MEJOR
14/02/2018 9:55 AM CST | Actualizado 14/02/2018 9:58 AM CST

Escuchar los boleros de las hermanas García es lo único que necesitas en este mes del amor

Laura y Celia García son dos hermanas apasionadas por la música, tratando de contagiar al mundo con el bolero de la Costa Chica.

Cortesía

Interpretar no es una cosa sencilla.

José José lo hizo en la OTI cuando cantó "El triste", aunque no se llevó el primer lugar, todo el mundo reconoce su fuerza al interpretar ese tema. Lo reconocemos desbaratándose en el escenario. Juan Gabriel lo hizo también, lo hacía cada que se presentaba en vivo, cantando desde "Se me olvidó otra vez" hasta "Ya lo sé que tú te vas":

Ya lo sé que tú te vas, que quizás no volverás, que muy tristes hoy serán mis mañanas si te vas. Hasta cuándo volverás a mis brazos, no lo sé. Será una eternidad. Creo que te voy a perder.

No cualquiera tiene la fortaleza de espíritu para ser un gran intérprete. Aunque uno podría relacionar la interpretación con la sutileza de sentir, con haber sufrido algún desamor, con tener el corazón a mil por hora por un amor, aparentemente esta no es una regla.

La referencia directa son las hermanas Laura y Celia García, dos adolescentes que han sorprendido a su casa productora Discos Corason al conseguir un millón 297 mil 447 reproducciones en Spotify. Con una sola canción.

"Que sepan todos" de Indalecio Ramírez Rodríguez es la canción que las catapultó. El tema, coincidentemente, fue escrito por un compositor y músico empírico que se instaló en la Costa Chica de Guerrero, de donde las hermanas García son originarias, nacieron en Ometepec.

Pero las hermanas García no han logrado este éxito solas. Su padre, Mariano García, es la cabeza detrás de lo que escuchamos cada que interpretan una nota. Y es quien las acompaña en "Sabor a mí", cantada en amuzgo, idioma de los 33 mil 294 hablantes que habitan en Oaxaca y Guerrero.

Amuzgo' significa "lugar donde hay librerías o bibliotecas".

Este clásico bolero de Álvaro Carrillo se ha traducido a 26 idiomas, pero nunca antes al amuzgo, la lengua nativa de la Costa Chica de Guerrero, lengua materna del mismo Mariano.

Esta versión nueva de 'Sabor a mi', (Tsiom' tseixma en amuzgo) mostrará cómo somos de amorosos en Guerrero.Laura García.

Cortesía

Su interés por los boleros es una herencia de su padre, que tenía un dueto en el que cantaban boleros. Fue él quien las enseñó a cantar. Y ha sido él quien las ha guiado en el aprendizaje musical: "Desde los nueve años nuestro papá nos ha pasado a cada una, una canción, la escuchamos, lo platicamos y Laura siempre ha sido muy inteligente para acomodar la segunda voz", dijo Celia García en entrevista vía correo electrónico.

Se puede decir que escuchamos boleros desde antes de nacer porque mi papá llevaba serenatas a mi madre cuando ella estaba embarazada y él siempre ha preferido los boleros.Celia García.

"Mi papá es un apasionado del bolero. Casi no hay un momento en el día cuando no está tocando y cantando boleros", dijo la joven.

Laura García (17 años) empezó a cantar en público a los 9 años, un video en donde interpreta 'Luz de Luna' lo confirma. Celia (16 años) empezó a los 8 años, cuando su madrina le pidió cantar '20 años', había escuchado este bolero en la voz de una niña "y dijo que yo lo cantaría mejor".

Su trabajo autodidacta les ha permitido no sólo "leer algo de música" sino identificar cómo les gustaría que sonaran sus voces en cada parte de la canción, lo hicieron desde los nueve años.

Cortesía

Les encanta cantar boleros. Este año lo harán para grandes públicos en varias ocasiones: En marzo participarán en Cumbre Tajín, en abril estarían en un festival en Guerrero y en mayo en otro festival de Taxco. También esperan viajar a Londres este año. Y les gustaría presentarse en Morelos y Ciudad de México.

Sobre su interpretación de "Sabor a mí" en amuzgo enfatizaron la importancia de que se valore más esta lengua, "que no se pierda y que la gente no se avergüence de sus raíces", señaló Celia.

Las hermanas García esperan lanzar su próximo CD en noviembre, en él están trabajando con música de diferentes raíces; "es un reto grande y todavía estamos en eso", finalizó Celia.