UN MUNDO MEJOR
07/02/2018 7:57 PM CST | Actualizado 08/02/2018 9:38 AM CST

Josh se tatuó en 2016 la cicatriz de su hijo, con cáncer cerebral, y ahora anuncia su muerte

El padre escribió un mensaje de despedida en el que describió los últimos días del pequeño de ocho años.

Facebook Josh Marshall

Gabriel Marshall, "ganó sus alas". El menor que desde 2015 luchaba contra un extraño tumor en el cerebro, murió el pasado jueves realizando "el mejor viaje de su vida", anunció su padre Josh, en su cuenta de Facebook.

Josh Marshall, quien destacara en 2016 por haberse tatuado la cicatriz de su hijo, describió en un emotivo mensaje de despedida los últimos días del pequeño de ocho años, originario de Kansas, Estados Unidos.

Tengo el corazón roto. No solo estoy perdiendo a mi hijo, estoy perdiendo a mi mejor amigo.

Añadió que su hijo sentía fuertes dolores en la espalda y cuello, y que incluso perdió la movilidad de su lado izquierdo, por lo que tuvo que ser llevado a urgencias.

Describe que un día, el pequeño se levantó sin ganas, pero el encuentro con un amigo de camino al médico lo hizo animarse, correr y hasta pedir que lo llevaran a una juguetería.

Gabe me dijo que era su mejor viaje a Wichita que había realizado.

Al salir de la tienda de juguetes, el pequeño comenzó a notarse extraño. "Estoy cansado", dijo a Josh, quien al llegar a casa quiso despertar a Gabriel, pero ya no abrió los ojos.

Gracias, Gabriel por darme un último regalo... ¡Ese increíble día que vivirá en mi memoria para siempre! ¡Te amo! ¡Mi hermoso bebé!.

Josh dijo al medio local KWCH12 haberse tatuado igual que su hijo, porque necesitaba que recuperara la confianza.

"No me gustaba que se llamara a sí mismo un monstruo, porque para mí es hermoso", declaró en 2016.