ENTRETENIMIENTO
06/02/2018 1:17 PM CST | Actualizado 06/02/2018 5:21 PM CST

Jugadores de las Águilas de Filadelfia dejarán plantado a Donald Trump

Chris Wattie / Reuters

Es el segundo día después de que las Águilas de Fidadelfia ganaron su primer Super Bowl y no podemos dejar de hablar de ellos.

Esta ocasión se debe a que al menos tres de los jugadores campeones no cumplirán con la tradición de asistir a la Casa Blanca después de haberse coronado como los máximos ganadores de la NFL.

Malcom Jenkins declaró en entrevista con CNN que está por crear un cambio positivo en la comunidades en las que ha estado.

"Quiero ver un cambio en nuestro sistema de justicia penal, quiero presionar por avances económicos y educativos en comunidades de color y de bajos recursos".

Chris Long manifestó a través del podcast "Pardon My Take" que por segunda vez consecutiva no visitará al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. El año pasado que Long fue campeón con los Patriotas de Nueva Inglaterra, Trump había asumido su cargo tan solo unos días antes, así que el linebacker declinó la invitación.

Torrey Smith, el receptor abierto de Filadelfia, explicó que las protestas no son contra el Himno Nacional.

"Estamos muy informados sobre qué está pasando y tratamos de seguir educándonos. Las llaman protestas del himno, no estamos protestando al himno. Es una protesta durante el himno" dijo Smith a NJ.com una semana antes del SB.

Sobre la visita del resto del equipo, la fecha aún no está programada.

La polémica

Todo comenzó cuando Colin Kaepernick, exmariscal de campo que llevó a los 49´s de San Francisco al Super Bowl del 2012 (que perdieron contra los Cuervos de Baltimore), decidió hacer una protesta pública por la situación racial que persiste en Estados Unidos. Particularmente después del asesinato de un joven de raza negra en Ferguson, Misuri.

Kirby Lee-USA TODAY Sports/Reuters

En su momento, distintos medios consideraron que la única consecuencia que estos actos tendrían sería la marginación deportiva del joven QB dentro de la NFL. No obstante, en el transcurso de la campaña del 2017-2018, que coincidió con el primer año de mandato de Trump, surgió una ola de protestas en la que decenas de jugadores de distintos equipos se arrodilaron en el inicio de cada partido durante la entonación del himno estadounidense.

Dallas Cowboys

El empresario y ahora presidente reaccionó y condenó las reivindicaciones de carácter racial en más de una ocasión.

Trump llegó a declarar en un evento en Alabama que sería adorable que los dueños de uno de estos (equipos) de la NFL dijera: "Saquen a ese hijo de p... de la cancha ahora mismo: está despedidos", al ver que algún jugador 'faltara al respeto' a la bandera.