POLÍTICA
05/02/2018 2:21 PM CST | Actualizado 05/02/2018 2:21 PM CST

Nuevas acusaciones de corrupción contra Ricardo Anaya; él acusa al PRI de guerra sucia

Un reportaje de Proceso revela que Anaya creó una fundación para hacer un millonario negocio inmobiliario con constructores amigos.

Christian Serna/Cuartoscuro

El precandidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, se defendió de las acusaciones en su contra por una supuesta triangulación de recursos mediante una fundación que él mismo creó para hacer un millonario negocio inmobiliario.

El expresidente del PAN difundió un comunicado en redes sociales, en el que acusa al PRI de iniciar una guerra sucia en su contra. "La fundación que presidí jamás recibió recursos públicos y yo no obtuve ningún beneficio personal", dijo Anaya.

El semanario Proceso reveló que en 2009, cuando Anaya renunció a la secretaría particular del gobernador panista de Querétaro, Francisco Garrido Patrón, creó la Fundación por más Humanismo A.C. para favorecer a algunos empresarios cercanos al panismo queretano.

De acuerdo ​​con información oficial y financiera en poder de Proceso, Ricardo Anaya recibió en 2010 en la cuenta bancaria de la fundación un depósito de un millón 650 mil pesos del empresario Abraham Jaik Villarreal, dueño de la empresa JV Construcciones Civiles. Con esa cantidad, refiere el semanario, el precandidato presidencial adquirió un terreno donde construyó un edificio que en 2016 vendió en 7 millones 854 mil pesos a la empresa Agacel Agregados y Asfaltos, de la que Lorena Jiménez Salcedo, presidenta de la Coparmex en Querétaro y exsecretaria particular del gobernador panista Francisco Domínguez Servién, es copropietaria.

"De los 7.8 millones de la venta del edificio, construido en terrenos de alta plusvalía que fueron expropiados a instancias del gobierno de Garrido Patrón, Anaya le pagó el millón 650 mil pesos a Jaik Villarreal –12 mil más de lo que costó el terreno que inició el negocio–, pero también le transfirió 4 millones 909 mil pesos a la empresa de éste, JV Construcciones Civiles", asegura Proceso en su edición de esta semana.

Anaya se defiende

En el comunicado difundido, Anaya aclaró que la fundación "actuó siempre apegada a derecho y sin fines de lucro" y negó que el terreno fuera apropiado a instancias del gobierno panista de 2003-2009, si no que el terreno que compró la fundación se adquirió de un particular, que a su vez lo había comprado a un ejidatario.

Anaya dijo que se dio fin a la fundación porque había cumplido con el objetivo principal para lo cual fue creada, que era la necesidad de que el Comité del PAN tuviera una sede propia. "Es por ello que se procedió a vender el único activo de la fundación (el inmueble inconcluso), y se pagaron todos los pasivos (deudas derivadas de la compra del terreno y la construcción)", aclaró Anaya.

Panistas atacan a Anaya

El expresidente Felipe Calderón Hinojosa, esposo de la candidata independiente Margarita Zavala, respondió al comunicado de Anaya, diciendo que el tema no era de recursos públicos o privados, sino de simular actos jurídicos con fines de lucro.

Por si no bastaba, el panista Ernesto Cordero, quien actualmente preside la Mesa Directiva del Senado, dijo en su cuenta de Twitter que los señalamientos son muy graves.

El presidente del PRI, Enrique Ochoa, también aprovechó para decirle a Anaya que no había un complot en su contra, si no que su vida pública estaba "marcada por la corrupción".