MÉXICO
04/02/2018 6:00 AM CST

Se suponía que el gas doméstico iba a bajar... otro mito genial de la reforma energética

Pocos ductos, falta de competitividad y envases asiáticos, culpables del gasazo.

Cuartoscuro

Los primeros días de enero de 2016 vieron las calles encenderse con protestas e incluso saqueos debido al incremento de la gasolina, pero al mismo tiempo el gas licuado de petróleo (gas LP) consumido en buena parte de los hogares del país y en industrias como la de la tortilla quedó liberado. Entre diciembre de 2016 y diciembre de 2017 su precio despachado por kilos en tanques portátiles se incrementó en44.4% mientras que el gas entregado en tanques estacionarios y comercializado por litro se elevó en ese mismo período un 43.4%, muy por encima de la inflación general, calculada por el INEGI en el mismo período en 6.77%.

Leo Peralta

Esta disparidad es más patente a nivel regional. Datos registrados por la Secretaría de Energía muestran que entidades como Baja California Sur tuvieron incrementos de más del 62% mientras que en otras como Tabasco ascendieron a poco más del 29%.

Leo Peralta

No extraña pues que la población mostrase su inconformidad en redes sociales.

Al liberar los precios del sas LP en enero de 2016, su precio quedó expuesto a nuevos factores a decir de Susana Cazorla, titular de la unidad de gas LP en la Comisión Reguladora de Energía (CRE), "tradicionalmente el único oferente de gas LP en el país era Pemex, pero la reforma energética abrió el mercado en dos fases: en 2016 se permitió adquirirlo de otros oferentes y para 2017 el precio al consumidor dejó de estar admjnistrado por el gobierno".

El primer efecto fue un rápido crecimiento en la importación del gas LP al punto que más de una tercera parte del gas consumido en México proviene de los Estados Unidos, quien lo vende a precios que varían diariamente por factores como el clima en Norteamérica o la demanda de gas en otras partes del mundo.

El gas LP proviene del gas propano usado para otros procesos industriales, "productos como el polipropileno empleado en envases para comida tiene como materia prima el propano", lo que genera un elemento adicional en la variación de su precio. De acuerdo con la funcionaria pese a que Estados Unidos ha incrementado su producción por métodos de extracción como el fracking, la demanda en Asia se ha incrementado sustancialmente, "hasta en un 800% se ha incrementado la demanda en países como India y China en los últimos meses", señaló.

También existen factores mexicanos como la falta de infraestructura para el transporte y distribución del gas LP a decir de Fernada Ballesteros, coordinadora del programa de regulación y competencia económica para México Evalúa, "dependiendo de la lejanía de terminales de distribución y gasoductos los costos de distribucioń tienen una variación que oscila entre el 15% y el 50%". No extraña que las entidades que registraron un mayor incremento fueron Baja California Sur, Sonora y Sinaloa, entidades alejadas de la infraestructura de distribución existente.

Leo Peralta

El otro gran problema radica en la falta de competencia. Dentro del primer reporte trimestral del Banco de México para 2017, dedicó un apartado a la situación del mercado del gas LP, donde señaló que las regiones con menor cantidad de oferentes de gas registraron los precios más altos.

Leo Peralta

De hecho, al analizar la cantidad de empresas oferentes de gas LP respecto de los incrementos en el precio existe una relación entre las entidades con menor cantidad de oferentes y un mayor incremento en el precio.

Leo Peralta

Bajo la estas condiciones cuando el precio de referencia del gas que compran los distribuidores mexicanos, conocido como Mont Belvieu desciende no se refleja en los tanques de gas nacionales, "así como se traspasan los incrementos al consumidor final, deberían pasar los decrementos, pero esto no está sucediendo", señaló la investigadora de México Evalúa. La Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas LP (Amexgas) no respondió solicitudes del Huffpost México para dar su punto de vista sobre el tema.

Todo indica que pasará por lo menos un par de años para que el precio del gas LP se estabilice. Los proyectos en infraestructura de almacenamiento y transporte apenas comienzan a aparecer como el pasado diciembre cuando la empresa Cydsa informó el uso de una caverna en las cercanías de Coatzacoalcos para el almacenamiento de hasta 1.8 millones de barriles de gas.

Respecto a la posibilidad de incrementar la producción nacional del energético, que Pemex ha dejado caer 17.4% desde enero de 2016, todo dependerá del éxito en la nueva oleada de pozos licitados tras la reforma energética y que se espera comiencen a entregar petróleo y gas en no menos de dos años. Entretanto se están habilitanto soluciones como usar gasolinerías como puntos de llenado de tanques portátiles e incrementar el traslado de gas por ferrocarril según Susana Cazorla.

De momento la mejor noticia sobre el gas LP es que a medida que el invierno ceda paso a la primavera, las temperaturas en el ambiente subirán y los precios de gas LP en Estados Unidos bajarán.

¿Pasará lo mismo en los tanques de México?