INTERNACIONAL
03/02/2018 9:29 AM CST

Los ya amenazados osos polares enfrentan una crisis de escasez de alimentos en medio del cambio climático

El acelerado deshielo ártico provocado por el calentamiento global amenaza la vida de estos animales.

La situación se vuelve cada vez más sombría para el oso polar.

Una nueva investigación publicada en la revista Science descubrió el jueves que los osos polares tienen tasas metabólicas un 60% más altas de lo que los científicos pensaban anteriormente, lo que significa que los animales requieren más alimento para sobrevivir en su duro ambiente ártico que lo que se conocía anteriormente.

Los osos polares ya enfrentan desafíos debido a los efectos del cambio climático en los hábitats naturales, y la nueva información significa que su capacidad para adaptarse al retroceso del hielo marino será aún más difícil.

La dieta del oso polar es alta en grasa, provista en gran parte por la cacería de focas, pero con menos hielo ártico, los científicos temen que los osos tengan que caminar o nadar distancias cada vez mayores para obtener alimento cada año que pasa.

Los investigadores usaron collares radiales para rastrear nueve osos polares femeninos cerca del mar de Beaufort. Usando muestras de sangre recolectadas, los científicos encontraron que cinco de los osos perdieron masa corporal debido a la desnutrición. Cuatro de los osos perdieron 10% de peso corporal en solo un periodo de 10 días.

Olaf Kruger

En 2017, los océanos del mundo alcanzaron sus temperaturas más altas registradas. Y desde 2010, la Tierra ha experimentado los cinco años más cálidos jamás registrados.

Casi 200 mil kilómetros cuadrados de hielo marino invernal han desaparecido en los últimos 40 años, según The Guardian.

"Ese proceso los lleva (a los osos polares) cada vez más lejos de la tierra, y es probable que exista un límite sobre la distancia que pueden tolerar", dijo Andrew Shepherd, profesor de observación de la Tierra de la Universidad de Leeds, a The Guardian el año pasado.

Josef Friedhuber via Getty Images

El autor principal del nuevo estudio, el biólogo de investigación de vida silvestre Anthony Pagano, dijo que los nuevos hallazgos requieren mayor estudio. "El siguiente paso es utilizar esta información para comenzar realmente a cuantificar cómo los cambios en los patrones de movimiento podrían estar afectando las demandas de energía de estos osos".

Desafortunadamente, si las temperaturas globales continúan aumentando debido al cambio climático, el impacto en el ecosistema ártico probablemente continuará empeorando las cosas para los osos polares.

Este texto se publicó originalmente en HuffPost.

Also on HuffPost