MÉXICO
31/01/2018 5:00 AM CST | Actualizado 31/01/2018 7:53 AM CST

México empata con Liberia, Sierra Leona y Kenia entre países con peor Estado de derecho a nivel global

Un informe global del World Justice Project ubica a México en el lugar 92 de 113 países con los peores índices de respeto por la ley.

Getty Images/iStockphoto

La corrupción y su sistema de justicia ubican a México como uno de los países con los peores índices en materia de Estado de derecho, según el más reciente informe del World Justice Project (WJP).

De acuerdo con el World Justice Project Rule of Law Index 2017-2018 (Índice de Estado de derecho), México se ubica en la posición 92 de entre 113 países en términos de respeto a la ley y Estado de derecho, al obtener un puntaje de 0.45, el mismo de países como Liberia, Sierra Leona y Kenia.

México también presentó una caída de cuatro posiciones en el ranking global, respecto al año anterior, al salir entre los países peor evaluados en 6 de los 8 indicadores que conforman el estudio.

En términos de justicia penal, México obtuvo su peor calificación al ser ubicado en el lugar 105 de 113, por debajo de Uganda, Costa de Marfil y Zimbawe.

Dicho indicador mide un sistema de justicia penal eficaz, un aspecto clave del estado de derecho, ya que constituye el mecanismo convencional para reparar agravios y entablar acciones contra personas por delitos contra la sociedad. Considera la Policía, abogados, fiscales, jueces y el funcionamiento de las prisiones.

México no sólo bajó de lugar respecto a mediciones pasadas, sino que se ubica en los lugares más bajos a nivel mundial, regional y frente a sus pares económicos".Layda Negrete, investigadora del WJP

"Dentro de la justicia penal hay un avance sensible en términos del debido proceso. Quizá por la implementación del nuevo sistema de justicia penal, la población percibe reglas más justas para procesar penalmente. Sin embargo, la justicia penal sigue siendo el factor más bajo del Estado de derecho para México", agrega Negrete.

AMLO

Otro de los indicadores donde México sale peor posicionado es en corrupción, al ocupar el sitio 103, por debajo de Nigeria, Paquistán y Honduras.

En justicia civil, el país ocupó el lugar 100, el 99 en orden y seguridad, así como el 87 en cumplimiento normativo.

Los únicos dos índices en que México se ubicó en la parte alta de la tabla son gobierno abierto en el sitio 36, y respeto a los derechos fundamentales, en 72.

De ahí que las malas calificaciones y la debilidad del Estado de derecho que prevalece en México debería servir como una "llamada de atención" de cara a las elecciones de 2018.

"Creo que es una llamada de atención para quienes están contendiendo, pues el índice mide lo que las personas están percibiendo y se ve muy claramente dónde están los temas que deben ser atendidos", señaló Negrete al HuffPost.

Desde la publicación del último Índice de Estado de Derecho, en octubre de 2016, la mayoría de los países en el mundo vio un deterioro en las puntuaciones de temas de derechos humanos, límites al poder gubernamental, justicia civil, y justicia penal.

La mayor caída se observó en derechos fundamentales, donde 71 de 113 países empeoraron.

En América Latina y el Caribe, el país mejor calificado fue Uruguay, que ocupa el puesto 22 de 113 países, seguido por Costa Rica y Chile. Surinam fue el que experimentó el mayor cambio, pues cayó 10 lugares.

Los tres primeros lugares en el Índice de Estado de Derecho 2017-2018 son Dinamarca (1), Noruega (2) y Finlandia (3); los últimos tres son Afganistán (111), Camboya (112) y Venezuela (113). Los tres primeros lugares y los tres últimos no han cambiado desde la edición de 2016.

"La forma en que queremos avanzar en el Estado de derecho es teniendo información clara y objetiva sobre cómo la gente lo vive", aseguró Leslie Solís, encargada de programa del WJP.

El informe se basa en más de 110 mil encuestas en hogares (una muestra aleatoria y representativa de la población general) y 3 mil encuestas a expertos (en derecho penal, derecho civil, derecho laboral, y salud pública), realizadas en las tres principales ciudades de 113 países.

::.