INTERNACIONAL
31/01/2018 12:31 PM CST | Actualizado 31/01/2018 5:12 PM CST

Alemania teme el resurgimiento de organizaciones antisemitas

Desde hace meses, la comunidad judía alemana advierte contra el resurgimiento del antisemitismo.

Reuters

Las autoridades alemanas están alarmadas por el resurgimiento del antisemitismo, 73 años después del fin del Holocausto, en un momento en que la extrema derecha ha cobrado fuerza y en que miles de refugiados, provenientes de países enemigos de Israel, han llegado a Alemania.

"Es inconcebible y es una vergüenza ver que ningún establecimiento judío pueda existir sin protección policial", dijo la canciller Angela Merkel el 27 de enero, al conmemorar el 73 aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz en el parlamento el miércoles.

Anita Lasker-Wallfisch, sobreviviente de Auschwitz, también tomó el micrófono durante la ceremonia e hizo un llamado al Parlamento a no tolerar el negacionismo del Holocausto y no permitir nuevas formas de antisemitismo.

"Juré no volver a poner un pie en suelo alemán. Mi odio a lo que era Alemania no tenía límites. Pero, como ven, entré en razón ya hace muchos años. Y no me arrepiento. El odio es simplemente un veneno y al final acaba envenenando a uno mismo", dijo.

La canciller Angela Merkel fue la primera jefa de Estado alemana en pronunciar un discurso en la Knesset, el parlamento israelí, hace diez años, se comprometió a crear un puesto de comisionado para el antisemitismo en el próximo gobierno, que espera formar en marzo.

Merkel lanzó esa idea después de la quema en Berlín de banderas israelíes durante una manifestación de protesta contra la decisión de Estados Unidos de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

AFP/Getty Images
Los llamados 'stolpersteine' (piedras en el camino) muestran el nombre de víctimas del Holocausto en las calles de la capital alemana.

Desde hace meses, la comunidad judía alemana advierte contra el resurgimiento del antisemitismo.

Los berlineses se vieron conmocionados también por el robo de 16 adoquines de metal instalados en las veredas para honrar a las víctimas del genocidio judío.

El robo fue un mensaje antisemita ya que se produjo en la víspera de la conmemoración de la Noche de los Cristales Rotos, el pogromo contra los judíos llevado a cabo por los nazis en la noche del 9 al 10 de noviembre de 1938.

Asimismo, Sawsan Chebli, secretaria de estado del gobierno regional de Berlín, propuso en un periódico alemán que los inmigrantes que llegan a Alemania deberían de tener que hacer una visita obligada a los campos de concentración "para ayudarlos a integrarse". La política de origen palestino argumentó que dicha visita ayudaría a mejorar las relaciones entre comunidades.

La espectacular entrada de la extrema derecha en la cámara de diputados tras las elecciones de septiembre agravó la situación.

Uno de los dirigentes de la extrema derecha calificó de "memorial de la vergüenza" el monumento de Berlín que recuerda el Holocausto.

La bancada de la extrema derecha cuenta entre sus miembros conocidos antisemitas.

Con información de AFP.