MÉXICO
30/01/2018 6:57 PM CST | Actualizado 30/01/2018 7:51 PM CST

Villas de Salvárcar: 8 años de dolor

Sigue la deuda pendiente con las familias de las víctimas.

Cortesía: Gabriel Cardona/El Diario de Juárez

El 30 de septiembre de 2010 se vivió uno de los momentos más dolorosos durante la llamada 'Guerra contra el narcotráfico', emprendida por el entonces presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa. Un tiroteo en una fiesta de jóvenes de preparatoria terminó en una gran tragedia para muchas familias en Ciudad Juárez.

Cortesía: Gabriel Cardona/El Diario de Juárez

Los estudiantes de la preparatoria CBTis 128 de Ciudad Juárez, tenían una reunión de compañeros de escuela, y todo cambió cuando un grupo armado entró y abrió fuego contra ellos.

Han pasado ya 8 años y los padres aun no encuentran justicia, de todos los compromisos oficiales por parte de las autoridades de los tres niveles de gobierno solo el memorial que se levantó en Villa del Portal 1310 de la colonia Villas de Salvárcar al suroriente de la ciudad fronteriza.

Cortesía: Gabriel Cardona/El Diario de Juárez

Aún están pendientes la indemnización a las 24 familias afectadas –14 son familiares de víctimas mortales asesinatos y 10 por lesiones con armas de fuego– la pesquisa del resto de los sospechosos relacionados con la masacre, que se estima son otros 15 sujetos.

Ahora la casa fue derribada y se construyó un memorial por las víctimas fatales. Además, en la zona se creó una unidad deportiva donde se conmemora a los 14 fallecidos en Villas de Salvárcar.

"Porque recuerda uno a ver la casa toda destruida, y daba miedo a veces parsar por ahí. (El memorial) es algo más bonito", declaró Manuel Hernández, quien perdió a su padre en ese evento, publicó El Diario.

Luz María Dávila fue el emblema de esta tragedia, ella perdió a sus dos hijos en este amargo episodio, y su voz enrabietada encarando al presidente de la República le dio la vuelta al mundo.

La empleada de maquiladora habló para El Diario de como este memorial le ha removido emociones desde aquel fatídico 30 de enero de 2010.

"Eso es lo que he estado haciendo: una recopilación de imágenes, por ejemplo, cómo era antes la casa, cómo fue después de lo que pasó, cómo quedó, cómo se siguió la casa en ocho años a cuando la tiraron. Y ahora digo: mire muy grande, muy bonito, pero no deja uno de sentir algo ahí. Tener sentimientos ahí, encontrados".

Gabriel Cardona/El Diario de Juárez

Dávila trabaja de 6 de la mañana a 2 de la tarde en una empresa manufacturera de esa zona de la ciudad, por las tardes se dedica a crear artesanías en forma de flores, toma esta actividad con filosofía y dice tener inspiración gracias a sus dos hijos.