INTERNACIONAL
30/01/2018 10:27 AM CST | Actualizado 30/01/2018 10:37 AM CST

Así fue como esta mujer acabó con 850 matrimonios infantiles en Malawi

"Les guste o no, estos matrimonios se tienen que acabar".

Una mujer estableció una nueva ley para prevenir el matrimonio infantil, y la está imponiendo con gusto.

Según Al Jazeera, Theresa Kachindamoto, jefa del distrito de Dedza en el centro de Malawi, estaba cansada de ver a niñas de 12 años caminando con bebés en sus caderas, así que decidió adoptar una postura e hizo que 50 de sus subjefes firmaran un acuerdo para terminar con el matrimonio infantil en su área de autoridad.

"Les dije: 'Te guste o no, quiero que terminen estos matrimonios'", dijo Kachindamoto al medio de noticias.

UN Women

Pero ella no se detuvo allí: hizo que los líderes anularan cualquier sindicato existente de menores de edad y envió de vuelta a la escuela a todos los niños involucrados, según el Nyasa Times.

Aunque casarse en Malawi antes de los 18 años ha sido ilegal desde principios de 2015, las niñas todavía pueden casarse bajo la llamada "ley consuetudinaria", es decir, con el consentimiento de los padres y supervisada por líderes tradicionales, según Al Jazeera.

Cuando cuatro jefes continuaron aprobando los matrimonios de menores de edad, Kachindamoto los suspendió como una advertencia a los demás, y solo los contrató una vez que confirmaron que habían anulado los sindicatos, según Al Jazeera.

"Al principio fue difícil, pero ahora las personas lo entienden", dijo al medio.

Para garantizar que a las niñas no las saquen de la escuela, Kachindamoto opera una red secreta de padres para vigilar a los demás. Y cuando los padres no pueden pagar las tarifas escolares, ella misma las paga o busca a alguien más que pueda pagarlas.

"No quiero matrimonios juveniles", dijo la jefe Kachindamoto a ONU Mujeres. "Deben ir a la escuela. Ninguna niña debería estar en casa o haciendo tareas domésticas durante el horario escolar ".

Solamente en junio anuló más de 300 matrimonios infantiles, de acuerdo con la organización. Y en los últimos tres años, la cifra alcanzó casi los 850.

Getty Images
Suzana Nabanda de 16 años camina junto a su hermana después de contraer matrimonio en una aldea pobre de Malawi.

Malawi tiene una de las tasas más altas de matrimonio infantil en el mundo, con cifras tan alarmantes como una de cada dos niñas casadas menores de 18 años, de acuerdo con Girls Not Brides. Casarse con menores de edad afecta negativamente el desarrollo de las niñas, interrumpiendo su educación y poniéndolas en mayor riesgo de violencia doméstica y embarazo precoz.

En regiones rurales pobres como el Distrito Dedza, las tasas de matrimonio infantil son particularmente altas, según Unicef, y puede ser difícil convencer a los padres de no casar a sus hijas a cambio de una dote.

Ahí es donde entra la jefe Kachindamoto. "Hablé con los padres", le dijo a ONU Mujeres el año pasado. "Les digo: si educas a tus chicas, tendrás todo en el futuro".

H/TAl Jazeera.

UN Women/Ryan Brown

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost.