INTERNACIONAL
27/01/2018 9:18 AM CST | Actualizado 27/01/2018 9:48 AM CST

Otro atentado en Kabul: una ambulancia con explosivos provoca 95 muertos

Los talibanes reivindicaron el atentado en donde más de 150 salieron heridos.

Mohammad Ismail/Reuters

La explosión de una bomba oculta en una ambulancia causó el sábado la muerte de al menos 95 personas e hirió a otras 158 en Kabul, la capital de Afganistán, en una zona cercana a embajadas extranjeras y edificios de Gobierno.

Los talibanes reivindicaron la explosión, que ocurre una semana después de un ataque al Hotel Intercontinental en Kabul en el que murieron más de 20 personas, catorce de ellos extranjeros, que fueron seleccionados "cuidadosamente" por ser de países "invasores", según dijeron los talibanes en un comunicado.

Un vocero del Ministerio de Salud dijo que probablemente el total de víctimas del ataque de este sábado será mayor a medida que se recopilen más cifras de los hospitales.

Tras el ataque, los equipos médicos se esforzaban por atender a las víctimas que llegaban, algunos de los heridos estaban al aire libre con goteos intravenosos instalados a su lado en los jardines del hospital.

"Es una masacre", dijo Dejan Panic, coordinador en Afganistán del grupo italiano de ayuda Emergency, que gestiona un hospital de urgencias cercano.

El sábado es un día de trabajo en Afganistán y las calles estaban llenas al momento de la explosión, cerca de la hora del almuerzo en una concurrida parte de la ciudad donde hay embajadas extranjeras y edificios gubernamentales.

El lunes 21 de agosto de 2017, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció un cambio de estrategia en Afganistán, sin precisar cuántos soldados enviará a esa nación que lleva ya casi 16 años en guerra. "No vamos a hablar de números de tropas ni sobre nuestros planes de actividades militares", dijo Trump.

Tres meses antes del anuncio de Trump, el miércoles 31 de mayo, un camión cargado de explosivos voló por los aires en el barrio diplomático de Kabul, dejando 150 muertos y decenas de heridos. La principal agencia de inteligencia afgana, el Directorio Nacional de Seguridad (NDS), responsabilizó del mismo a la red Haqqani, ligada a los talibanes.

Con información de Reuters.