INTERNACIONAL
26/01/2018 5:15 PM CST | Actualizado 26/01/2018 5:23 PM CST

Hillary Clinton se negó a despedir a su asesor de campaña acusado de acoso

La demócrata únicamente solicitó que Burns Strider fuera sometido a terapia y que se le descontaran varias semanas de sueldo, según NYT.

Jonathan Ernst / Reuters

Hillary Clinton se negó a despedir a uno de sus asesores de campaña presidencial de 2008, pese a que en repetidas ocasiones fue acusado de acoso sexual.

The New York Times reveló este viernes que tras las denuncias de una empleada de campaña, Clinton únicamente solicitó que Burns Strider fuera sometido a terapia y que se le descontaran varias semanas de sueldo.

La mujer de 30 años que denunció a Strider y que se ha negado a hablar públicamente, compartía oficina con él. Ella confesó a uno de los funcionarios de campaña que el protegido de Clinton había sobado sus hombros de manera inapropiada, le había besado la frente sin su consentimiento y le había enviado una serie de correos sugerentes, de acuerdo a los testimonios de tres exempleados.

El diario estadounidense agrega que aunque Patti Solis Doyle, dirigente de campaña solicitó que Strider fuera despedido, Clinton se negó a hacerlo.

¿Y cómo llegó a la campaña?

Strider, asesor en materia de fe y religión para Clinton, le envió escrituras bíblicas cada día durante los meses en campaña. Cinco años después, fue contratado para encabezar Correct the Record, un grupo independiente creado en respaldo de la candidatura en 2006.

Sin embargo, fue despedido. También fue acusado de haber acosado a una joven asistente.

NYT buscó a Strider, pero este no ha respondido, mientras que el equipo de Clinton emitió una declaración a nombre de la firma legal que representó la campaña en 2008 y que ha estado involucrada en temas de acoso sexual.

"Para asegurar un ambiente laboral seguro, la campaña tuvo un proceso para responder a las quejas de mala conducta o de acoso. Cuando surgieron temas afines fueron revisados de acuerdo con esas políticas y se tomaron las acciones apropiadas".

El diario recordó que tras el escándalo de acoso sexual en el que se implicó al productor de cine, Harvey Weinstein, Clinton dijo sentirse "conmocionada y horrorizada por lo revelado".