UN MUNDO MEJOR

Este londinense vende juguetes de género neutro para hablar de placer sexual libre de prejuicios

Su misión es cambiar la percepción que tiene la gente sobre los juguetes sexuales.

26/01/2018 6:00 AM CST | Actualizado 26/01/2018 6:00 AM CST

George Jeffery es un emprendedor con base en Londres que ha lanzado una compañía de juguetes sexuales de género neutro llamada Hicurious, su objetivo es el de cambiar la conversación en torno al placer sexual y ayudar a que los juguetes sexuales sean accesibles y placenteros para todos.

"La idea de Hicurious surgió a partir de dos cosas. En primer lugar, porque cuando intentaba comprar juguetes para mí me daba cuenta de que se ofrecían de un modo en que te quitaban las ganas. Como si fuera algo sórdido o impersonal. Lo cual no reflejaba lo que yo siento, y que espero que mucha gente sienta, sobre el placer sexual", dijo George al HuffPost UK.

En segundo lugar, porque me di cuenta de que en la práctica, vender y etiquetar juguetes sexuales por género, era contraproducente.

"Me gusta pensar que la excitación es una experiencia creativa. Y cuando se le dice a la gente que 'eso no es para ti', la industria está limitando la creatividad", explica George, quien se identifica como cisgénero y prefiere no hablar de etiquetas sexuales.

"Tampoco toman en cuenta las experiencias de los trans, ni de los no binarios, que tienen tanto derecho al placer como el resto de nosotros".

Supplied
George Jeffery

George admite que ha dejado de comprar juguetes por culpa de la mercadotecnia basada en el género; lo cual es triste porque los juguetes tienen un impacto muy positivo en su vida sexual, explicó.

"Soy dueño de algunos (juguetes sexuales) y uso algunos, y los encuentro increíbles", contó. "Es maravilloso encontrar productos que realmente incrementen el placer y que, en ocasiones, lo hagan de formas inesperadas"

Hicurious tiene el objetivo de vender "tantos juguetes sexuales como sea posible". George ha invertido mucho tiempo en buscar juguetes innovadores que puedan cambiar la reglas del juego en la habitación, y más allá.

"Hay muchos nuevos fabricantes que están lanzando al mercado cosas muy interesantes, y que están orientando la forma de entender el sexo hacia nuevas direcciones", explicó. "Así es que trataremos de darles la mayor difusión posible".

Sus productos no se comercializan como 'juguetes para hombres' o 'juguetes para mujeres', más bien se dividen en categorías que definen la parte del cuerpo en la cual pueden ser usados, y orientan acerca de su uso.

Los precios de sus juguetes oscilan entre 30 a 200 libras esterlinas, y se distribuyen en Reino Unido.

Como sea, George planea expandir su marca internacionalmente en el futuro.

Hicurious
A range of sex toys which will be sold by Hicurious.

Sobre los planes que tiene para Hicurious, George explica que su primera gran meta es cambiar la conversación en torno al placer, y hacer que los juguetes sexuales sean accesibles para todos.

"Nos encantaría que más personas que se identifican como hombres compraran nuestro juguetes y experimentaran con ellos", dijo. "Nos gustaría invitar a la comunidad trans y a los no binarios a entrar en nuestra conversación, y convertirnos en un espacio en donde se sientan cómodos".

"Pero más que nada, nos gustaría acabar con la vergüenza que produce comprar o tener juguetes sexuales".

Un vocero de la asociación Relate dijo que la inclusión es importante cuando se habla de juguetes sexuales. La terapeuta sexual y directora de servicio de calidad y práctica clínica en Relate, Amanda Major, le dijo al HuffPost UK: "Para mucha gente, la satisfacción sexual es importante para su bienestar y los juguetes sexuales pueden ayudar a mejorar la calidad del placer sexual y la intimidad".

"Es algo bueno que el mercado de juguetes sexuales se vuelva más inclusivo y deje de etiquetar los productos como para mujeres o para hombres".

"La funcionalidad también es importante. Lo que sirve para algunos puede no servir para otros. Así que es bueno tener una gran variedad de opciones de género neutral disponibles".

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost UK.