INTERNACIONAL
22/01/2018 12:13 PM CST | Actualizado 22/01/2018 12:21 PM CST

Demócratas acceden a reabrir gobierno sin protección para 'dreamers'

La Cámara de Representantes aún deberá votar.

Joshua Roberts / Reuters

WASHINGTON ― El senado de Estados Unido llegó a un acuerdo el lunes para financiar al gobierno y potencialmente proporcionar un camino para un acuerdo de inmigración más amplio. Los senadores aprobarán una medida de financiamiento de tres semanas.

Los demócratas insistieron en que no estaban cediendo, aunque no obtuvieron lo que querían: una votación inmediata sobre la protección de los jóvenes indocumentados, mejor conocidos como dreamers. Pero les dio una salida a lo que podría haber sido un cierre políticamente dañino. Y la promesa, aunque podría ser renegada, es algo que no tenían antes. Es la primera vez que los demócratas reciben una fecha límite firme para votar sobre una ley de inmigración.

El gobierno federal entró en cierre el sábado a medianoche cuando el senado no aprobó un acuerdo sobre el proyecto de ley de gastos de cuatro semanas, necesario para mantenerlo abierto.

Cuarenta y cuatro demócratas y cuatro republicanos votaron en contra de ese proyecto de ley, y muchos dijeron que no apoyarían nada que no ayudara a los 700,000 jóvenes indocumentados que Donald Trump puso en riesgo de perder las protecciones de deportación si finalizaba el programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia). Otros legisladores que votaron "no" dijeron que las leyes de gastos a corto plazo son una mala forma de que opere el gobierno.

Grupos defensores de los derechos de los inmigrantes han estado exhortando a los demócratas a exigir el apoyo a los dreamers como parte de los proyectos de ley de gastos obligatorios desde que Trump rescindió el DACA. Su lógica, basada en años de experiencia, es que un proyecto de ley independiente para ayudar a dreamers languidecerá si no está vinculado a otra medida, porque los líderes republicanos no le darán un voto, incluso si cuenta con el respaldo para ser aprobada.

La promesa del senador republicano Mitch McConnel, quien dijo que podría votar un proyecto de ley de inmigración si las dos partes no lograban acordar uno para el 8 de febrero, siempre y cuando el gobierno permaneciera abierto, convenció a algunos demócratas a cambiar su voto.

Alex Wong via Getty Images
El líder de la minoría del Senado Chuck Schumer (demócrata por Nueva York) y la mayoría de los demás demócratas, junto con cuatro republicanos, votaron en contra de un proyecto de ley de gastos de cuatro semanas el viernes, que condujo a un cierre del gobierno.

Trump también podría desordenar todo el trato. El viernes, el presidente rechazó una oferta del líder de la minoría del senado, el demócrata Chuck Schumer, para financiar un muro fronterizo —algo que los demócratas han dicho que no aceptarían— a cambio de protecciones para los dreamers. Desde el cierre, los funcionarios de la Casa Blanca han dicho que no negociarían sobre asuntos de inmigración.

En un discurso ante el Senado anunciando que su comité votaría para seguir adelante, Schumer dijo que no había hablado con Trump desde su reunión del viernes en la Casa Blanca, antes de que el gobierno cerrara. "El gran presidente negociador se mantuvo al margen", dijo.

Los activistas y dreamers pidieron a los demócratas el lunes no conformarse con la promesa de McConnell de celebrar una votación. Si pierden la protección DACA —como se estima que lo hacen 122 dreamers cada día— perderán permisos de trabajo y podrían ser deportados.

"Las promesas no protegerán a nadie de la deportación porque la demora significa deportaciones para nosotros", dijo Greisa Martínez Rosas, directora de defensa del grupo dirigido por los dreamers, United We Dream, en una llamada con periodistas antes de la votación.

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost.