INTERNACIONAL
19/01/2018 9:36 AM CST | Actualizado 19/01/2018 11:45 AM CST

Papa Francisco casó de improvisto a dos sobrecargos a bordo de un avión

Los empleados de la aerolínea recibieron un trato de primera clase.

POOL New / Reuters

Dos sobrecargos a bordo del avión en el que viajaba el papa Francisco recibieron un trato de primera clase el jueves cuando el pontífice los ayudó a darse el sí oficialmente.

Francisco espontáneamente solicitó la boda de Paula Podest y Carlos Ciufardi, sobrecargos de la aerolínea insignia de Chile, LATAM. Fue la primera boda papal en el aire, informó The Associated Press.

El Papa estaba en camino desde Santiago hasta la ciudad de Iquique, en el norte de Chile, cuando conoció a la pareja, que lleva más de 10 años unida y casada civilmente, informó Crux.

Mientras posaban para tomarse fotos con otros miembros de la tripulación, Francisco les preguntó si la pareja estaba casada por la iglesia. Cuando dijeron que no, Francisco, conocido por sus discursos y acciones inesperadas, respondió: "Bueno, entonces los caso".

VINCENZO PINTO via Getty Images

Pidió conducir la ceremonia en ese mismo momento, y la sorprendida pareja estuvo de acuerdo. Al parecer, había un cardenal a bordo del avión que preparaba una licencia de matrimonio para certificar que éste se realizara correctamente.

"Él tomó nuestras manos, bendijo los anillos, y nos casó en el nombre de Dios", dijo Ciufardi a Crux.

Licencia de matrimonio de la primera boda que un papa ha celebrado a bordo de un avión.

Podest y Ciufardi dijeron a los periodistas a bordo del avión papal que se conocieron mientras trabajaban para LATAM y se casaron por lo civil en 2010. Tenían planeado casarse por la iglesia, pero un terremoto aparentemente destruyó el edificio.

"Lo que él nos dijo es muy importante: 'Este es el sacramento que el mundo necesita, el sacramento del matrimonio. Con suerte, esto motivará a las parejas de todo el mundo a casarse '", dijo Ciufardi.

El reverendo James Martin, editor general de la revista católica América, le dijo al HuffPost que la boda improvisada es un recordatorio de la preocupación pastoral de Francisco por su rebaño.

"¿Qué mensaje estaba enviando el papa? No creo que sea un mensaje tanto como un recordatorio de que el papa Francisco es, en el fondo, un sacerdote ", escribió Martin en un correo electrónico. "Y un sacerdote que está dispuesto a llevar a las personas a donde están, y cuando estén listos".

La alegre boda fue algo así como un respiro para el papa, cuyo viaje de una semana a Chile y Perú estuvo lleno de tensión. Su tiempo en Chile se vio afectado por las protestas y el incendio en casi una docena de iglesias, ya que las personas expresaron su frustración con el manejo de la iglesia del escándalo de abuso sexual en el país. Francisco se reunió y lloró con sobrevivientes de abuso sexual el miércoles, y se disculpó por el daño causado por la iglesia, informa la AP.

Después de otra emotiva reunión con los mapuches indígenas de Chile, quienes luchan por el reconocimiento de sus tierras y tradiciones, Francisco se dirigió a Iquique, una ciudad que alberga a una creciente población migrante.

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost.