MÉXICO
18/01/2018 10:10 AM CST | Actualizado 18/01/2018 11:33 AM CST

¿El PRI dio un "pitazo" a César Duarte o lo entregará a Corral? Las preguntas que dejó el anuncio de la PGR

Tras el anuncio de que la PGR solicitará la extradición del exgobernador de Chihuahua, el hecho desató lecturas encontradas en la prensa nacional. ¿Entrega pactada para no tocar a Luis Videgaray?

Cuartoscuro

¿El gobierno federal está dispuesto a entregar la cabeza de César Duarte a cambio de no tocar a Luis Videgaray en el caso Chihuahua? ¿O será acaso que la PGR dio un "pitazo" a Duarte para darse a la fuga? Son las preguntas que rondan la agenda política luego de que la Procuraduría General de la República informó que solicitará la extradición de Duarte tras la guerra política que desató el gobernador Javier Corral.

El pasado miércoles 17 de enero, Alberto Elías Beltrán, encargado de despacho de la PGR, informó que presentará esta misma semana tres solicitudes formales de extradición a México al exgobernador chihuahuense a fin de que enfrente a la justicia.

"En el transcurso del año pasado, la Procuraduría General de la República recibió 10 causas penales por diversos delitos del fuero común en materia de corrupción, por parte de la Fiscalía General del estado de Chihuahua, y una orden federal, esta última por un delito electoral", dijo Elías Beltrán.

Tras meses de nulos avances por parte del gobierno federal en el caso Chihuahua, la postura de la PGR cambió radicalmente luego de que las acusaciones del gobernador chihuahuense, Javier Corral, exhibieran la manera en que el caso de corrupción que involucra a Duarte y altos funcionarios del PRI se convirtió en una guerra política en pleno año electoral.

De ahí el hecho que, tras el anuncio de la PGR de que irían tras Duarte, quien se encuentra viviendo en Estados Unidos, desató una serie de sospechas entre algunos analistas.

"El procedimiento normal, sobre todo en casos de alto perfil político, como el del exmandatario chihuahuense, es que la PGR maneje las solicitudes de extradición con sigilo y cuando informa a los medios es porque la orden ya está presentada y el presunto delincuente ubicado y vigilado en el país donde se encuentre. Si Duarte no se encuentra ya ubicado y vigilado por el gobierno estadounidense, a petición previa del gobierno mexicano, entonces lo que hizo ayer el subprocurador Elías Beltrán fue advertirle al acusado y prófugo, a quien le dio, literalmente un pitazo desde la PGR", señaló el columnista Salvador García Soto.

De hecho, el Código Nacional de Procedimientos Penales, en su artículo 143 señala que el proceso de petición y otorgamiento de una orden de aprehensión con fines de extradición debe realizarse en total secrecía y en un plazo de 24 horas siguientes a la solicitud".Salvador García Soto, periodista

Por otro lado, la periodista Martha Anaya considera que la manera en que el gobierno federal ha manejado el caso da la impresión de que el presidente Enrique Peña Nieto entregará la cabeza de César Duarte a Corral, a cambio de proteger a Videgaray en la trama de corrupción.

El gobierno federal, apunta Anaya, "guardó silencio por lo que toca a la exigencia de pedir la extradición de Duarte y en cambio salió a defender a capa y espada –enredando y tergiversando la demanda de Corral- las decisiones de los funcionarios de Hacienda (procurando evitar que se golpeara particularmente al exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray)".

El alineamiento pinta para dejar correr las causas penales contra el exgobernador y algunos funcionarios priistas, regalándole a Corral (y al PAN) algunas cabezas tricolores de adversarios a conveniencia. Pero por lo que toca a Hacienda y a la sola mención de Videgaray, ¡inamovibles! Siguen incluso tratando de enredar la historia. ¿Hubo ya acuerdo pactado con la dirigencia del blanquiazul? Así parece. Y va en camino".Martha Anaya, periodista

Mientras tanto, Javier Corral celebró el anuncio de la PGR, pero dijo tener una suspicacia ya que en un acto inusual, se anunció lo que se pretende hacer y existe riesgo de que el exgobernador evada la acción de la justicia.

"Espero que realmente sea el inicio de un proceso en donde se soliciten todas (las causas penales) para llegar hasta las últimas consecuencias, porque nosotros no permitiremos que el caso de Duarte el de Chihuahua quede encapsulado como quedó el caso de Duarte, el de Veracruz, o el de Borge de Quintana Roo", señaló el mandatario panista.

"Pero reconozco el paso que se ha dado. Espero que sea un signo real de reconducción de toda la problemática que estamos enfrentando", concluyó Corral.

::.