UN MUNDO MEJOR
14/01/2018 5:00 AM CST

Tamara de Anda: "Las feministas francesas que firmaron el manifiesto no ven más allá de sus narices"

La columnista le recuerda a las firmantes que el movimiento #MeToo habla de hombres que se aprovechan de su posición para acosar y violentar mujeres, no de galantería.

Cortesía

Feministas francesas publicaron un manifiesto en el que discrepan con el movimiento #MeToo. Lo acusan de haber desencadenado una campaña de acusaciones públicas contra quienes no tienen la oportunidad de contestar o de defenderse. Quienes, además, dicen, ha sido puestos "al mismo nivel que los delincuentes sexuales".

"Defendemos la libertad de importunar, indispensable para la libertad sexual", escribieron. Entre las firmantes se encuentra la actriz Catherine Deneuve.

El documento hizo eco a nivel mundial. Frases como "Defendemos la libertad de importunar, indispensable a la libertad sexual" abrieron el debate: ¿Las francesas están aprobando el acoso?

Invitamos a diez mujeres mexicanas a compartir sus opiniones. Esta es la de Tamara de Anda.

¿Qué opinas del manifiesto firmado por la actriz Catherine Deneuve?

Qué ella y las firmantes no pueden ver más allá de sus narices.

El manifiesto señala que "mientras la violación es un delito", "la seducción insistente o torpe no es un delito" y que "la galantería no una agresión machista", ¿crees que se están confundiendo o manipulando o desvirtuando los conceptos "seducción" y "galantería"?

En efecto, la seducción y la galantería no son delitos, pero los movimientos que a ellas les parecen "exagerados" y "totalitarios" NO HABLAN DE ESO, hablan de cómo hombres se aprovechan de su posición de poder para acosar y violentar mujeres. Me impresiona que sean incapaces de distinguir una cosa de la otra, que no vean la diferencia entre ambientes donde el que tira la onda y la persona pretendida están en igualdad de condiciones y la segunda puede negarse sin problemas ni consecuencias, y situaciones donde la segunda está acorralada por una serie de circunstancias.

El manifiesto también explica que "la libertad de importunar es indispensable para la libertad sexual", ¿no es esta supuesta "libertad de importunar" más bien acoso?

Lo mismo, o sea qué pedo, ¿estas mujeres nunca han ligado? Haces tu luchita, le mides el agua a los tamales, vas leyendo la situación para ver si es prudente avanzar, y si no pues ya te retiras con la frente en alto (jaja).

Los hombres con poder (valga el pleonasmo) se siguen aventando como el Borras (por cierto, ¡¿quién es el Borras y por qué se avienta?!) porque PUEDEN, aunque las señales de reciprocidad sean nulas o incluso si hay un rechazo explícito, y ahí ya están importunando, lo cual NO ES UNA LIBERTAD, no mamen.

La carta firmada por cien francesas, actrices, psicólogas e intelectuales asegura que una campaña como #MeToo conlleva riesgos puritanos, y que más que lejos de ayudar a las mujeres a ser autónomas, puede servir a los intereses de los extremistas religiosos, ¿crees que la manera en que se ha gestado el movimiento #MeToo da pie a un nuevo "semáforo feminista", que además de exhibir el acoso, limita las expresiones naturales entre los seres humanos?

Ah, porque la "libertad sexual" es tener que aguantarte lo que un tipo quiera hacer y decir no es exagerar. Claro, se va a acabar deja tú el romance, LA RAZA HUMANA, porque nuuuuuunca hemos visto una relación que haya nacido del consentimiento, imposible, es ciencia ficción.

Nos han enseñado que la imposición sexual de unos es una "expresión natural", pero es maravilloso que estemos desaprendiéndolo. Que ellas no quieran es muy triste. Está culero que, además, le estén haciendo el juego a los machitos violentos del mundo, que claro, con ellas no se meten porque tienen poder, y pues qué hueva asomarse a cómo se la pasan las mujeres en el resto del mundo, o simplemente en el barrio de junto. Es un gran #amigadatecuenta.