INTERNACIONAL
14/01/2018 4:11 PM CST | Actualizado 14/01/2018 4:11 PM CST

Para Trump, el DACA está probablemente muerto porque los demócratas no lo quieren

El presidente estadounidense quiere que la gente que llega a Estados Unidos sea por mérito.

Joshua Roberts/Reuters

Cuatro días después de que un juez bloqueó la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de terminar el programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), el mandatario escribió en Twitter que el DACA "está probablemente muerto porque los demócratas realmente no lo quieren".

"DACA está probablemente muerto porque los demócratas realmente no lo quieren, ellos sólo quiere hablar y tomar dinero que necesitan desesperadamente nuestros militares".

El mensaje llega después de que el jueves, durante una reunión bipartidista para resolver el problema de los "dreamers" y mientras negociaban el estatus de las visas a personas de Haití, El Salvador y varias naciones africanas que se encuentran en EU en estado de protección temporal, Trump se refirió a estas naciones como "países de mierda".

Las palabras de Trump fueron muy criticadas por legisladores demócratas y algunos republicanos, como la legisladora haitiano-estadounidense Mia Love, quien dijo que no podía "defender lo indefendible". "Sigo pensando que debería disculparse", dijo Love a CNN, y agregó que "hay gente que está esperando una disculpa" y que eso "podría mostrarlo como un verdadero líder".

Con la expulsión de 'dreamers' los estadounidenses salen perdiendo (dinero)

Después de que se diera a conocer, Trump negó haber usado ese lenguaje durante la reunión, sin embargo, sí dijo que el lenguaje que utilizó fue "duro".

En medio del debate sobre una reforma migratoria en Estados Unidos, Trump dijo que él quiere que la gente que llegue a Estados Unidos sea por "mérito".

"Como presidente, quiero que llegue gente a nuestro país que nos ayude a hacernos fuertes y grandes de nuevo, gente que llegue mediante un sistema basado en MÉRITO. ¡No más loterías! ¡Estados Unidos primero!".

El llamado DACA, implementado en 2012 por su antecesor Barack Obama, protege de la deportación a los inmigrantes que llegaron ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños, a cambio de darse a conocer ante el gobierno, pagar una cuota y soportar una revisión de antecedentes antes de recibir un permiso de dos años para trabajar que los prevenía de la deportación, además de permitirles estudiar y participar en el programa de seguridad social.

El martes 3 de octubre de 2017, el presidente estadounidense anunció el fin del programa en un periodo de seis meses, pero el juez de distrito, William Alsup, bloqueó la decisión de Trump el miércoles pasado y ordenó que el gobierno federal renueve a las personas que habían sido cubiertas anteriormente por el programa, aunque no lo obliga a procesar solicitudes nuevas de personas que no han recibido protección bajo el DACA.

Con información de AFP.