UN MUNDO MEJOR
13/01/2018 9:02 AM CST

Cientos de aves están muriendo en la península de Yucatán y ésta es la razón

Conacyt

El invierno está cobrando nuevas víctimas en las zonas urbanas de Quintana Roo: los trogones o coas cabeza negra, así como otras especies como los tucanes.

De acuerdo con un comunicado del Conacyt, se han encontrado en esta temporada cientos de estas aves en condiciones de fatiga, y en algunos casos, ya muertas.

¿La razón? Todo parece indicar que es un problema climático, pues ya se confirmó la ausencia de agentes patógenos.

La mayor incidencia de este fenómeno se registró en Cancún, Playa del Carmen, Tulum, Holbox, Mahahual, Bacalar, Puerto Morelos, Chetumal, Akumal, Cozumel e Isla Mujeres así como en algunas áreas de Yucatán y Campeche.

Los casos ascienden a 20 reportes diarios, con casos inusitados de hasta 200 ejemplares reportados en un mismo parque urbano.

Conacyt

La sequía extrema que afectó a las aves

Conacyt explica, con información de la Comisión Nacional del Agua, que se identificó una sequía extrema atípica en la península de Yucatán para el periodo 2016–2017.

Esto hace suponer que esto fue la principal causa de la migración inusual de trogones y otras aves a zonas urbanas, pues éstas buscaban la presencia de frutos en ciertas áreas.

El hecho de que el fenómeno de sequía extrema se haya dado mayoritariamente con una sola especie de ave, hace pensar que la sequía limitó la producción de un alimento requerido por los trogones en la temporada de invierno, muy probablemente un fruto", dice Conacyt.

Mientras tanto

El Comité Estatal de Vida Silvestre de Quintana Roo, conformado por el sector público, privado y social, así como la Secretaría de Medio Ambiente del Estado de Quintana Roo, las asociaciones civiles Amigos de Sian Ka'an y Reserva Ecológica El Edén, veterinarios y biólogos especializados y el grupo científico de monitoreo de aves de la península de Yucatán Green Jay Mayan Birding, ya están articulando esfuerzos para solucionar este problema.

Asimismo, se emprenderán investigaciones.

Mientras tanto, se alienta a la sociedad civil que habita en el sur del país, a seguir reportando aves afectadas.

Conacyt