MÉXICO
11/01/2018 5:00 AM CST

Así es como buscan “meter en cintura” a ambulantes en el Centro

A partir del lunes tendrán un horario fijo, deberán de limpiar las calles y dar a conocer las cifras de agremiados.

Cuartoscuro.

Para quienes viven en Ciudad de México esta es una realidad de todos los días: el ambulantaje en las calles.

Con el propósito de que el ambulantaje no se descontrole más en el Centro Histórico de Ciudad de México, y dado que la venta en vía pública en los perímetros "A" y "B" ha sido imposible de erradicar, pese a diversas iniciativas en distintas administraciones --tanto del Departamento del Distrito Federal como del Gobierno del entonces DF y ahora el de Ciudad de México—, a partir del próximo lunes 15 de enero arrancará un nuevo esquema de trabajo para los ambulantes.

La estrategia, en la que participan el gobierno de la Ciudad de México, la delegación Cuauhtémoc y 13 organizaciones de líderes del perímetro B, contempla un horario permanente desde las 06:00 horas, para colocar los puestos, y el retiro diario de estos alrededor de la 19:00 horas.

Asimismo, se acordó que todos los martes no se realizará ninguna actividad comercial en vía pública.

También se establece que los agremiados o líderes deberán pintar la estructura tubular de los puestos semifijos de color blanco, así como colocar las lonas del mismo color, a fin de mejorar la imagen urbana de la zona.

El acuerdo implica el compromiso de los comerciantes para realizar una jornada integral de limpieza, una vez a la semana, con acciones diarias de recolección de basura, así como de residuos de aceites y grasas.

Los líderes, que representan a cerca de 4 mil comerciantes, se comprometieron a entregar el padrón de sus agremiados a más tardar el próximo 31 de enero, a fin de que estos se incluyan en el Sistema de Comercio en Vía Pública (SISCOVIP), el cual entró en vigor desde el 1 de febrero de 2017.

Con el SISCOVIP, el Gobierno de la Ciudad de México buscó reordenar el comercio en vía pública a través de la georeferenciación, capacitación de funcionarios, credencialización y la posibilidad de que las delegaciones actualicen sus registros desde sus propias sedes.

La estrategia, anunciada este 10 de enero, contempla realizar mesas de trabajo con la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, la Procuraduría General de Justicia, y la dirección general de Seguridad Pública de la delegación Cuauhtémoc.